FANDOM


Vieja cuenca no olvidada
Pertenece a: Trapezium
Género Acción, misterio
Estado Terminado
Ambientada en Los alrededores de Ponyville, catacumbas desconocidas
Personaje (s) Day Glow, Mystery Notes, Density Presence...
Cronología
Tierras de grís Vieja cuenca no olvidada Atacando desde adentro
"Vieja cuenca no olvidada" es el noveno capítulo de Digression.

Desesperadamente los habitantes de Ponyville no sometidos por los protestantes escaparon de ahí, y ahora, ayudados por algunos policías que pudieron salir del pueblo, van hacia el suroeste sin un verdadero rumbo, mientras Burning sigue moviéndose por el túnel con el cual se topó por completo accidente.

Relato

Se encontraba una multitud de ponis moviéndose rápidamente lejos de Ponyville, llegando a un puente sobre un río, por el que pasaba el tren.

  • Un poni cualquiera: (Hacia un policía) Oiga, ¿Es necesario que pasemos por ahí?
  • Policía: Mmm... todo indica que sí, pues no sabemos si los otros nos siguen persiguiendo.

[Llega una policía corriendo desde atrás de la multitud]

  • La policía: (Agitada) ¡Ponis! ¡Debemos movernos rápido! ¡Los otros parecen bestia y podrían seguir nuestro rastro! ¡Quieren tomar control de todo y todos! (Al policía) Vamos rápido.
  • El policía: ¿Alguna otra información, Safety?
  • Safety Guaranteed: ¿Además de que incluso tomaron control de la estación de Ponyville y el tren?
  • El policía: Sí, además de eso.
  • Safety Guaranteed: No, nada Risk.
  • Risk Taker: Entonces solo nos queda acelerar el paso.
  • Density Presence: (Pensando) Definitivamente en esos ponis había algo anormal, porque parecían bestias como dijo esa policía. (Mira a su familia) Bueno, al menos nadie de nosotros fue sometido, y con eso estoy feliz.

Cerca de donde estaba Density, se encontraba una yegua con la que parecía ser su hija, ambas con una expresión de miedo. Las dos no se dieron cuenta de que iban a chocar con Density hasta que lo hicieron.

  • La yegua: (Un poco sobresaltada) Oh... perdón (mira a Density por un momento).
  • Density Presence: Hey, creo que a usted la he visto en alguna parte.
  • La yegua: (Con un tono un tanto apagado) Pues, yo también estaba pensando eso de ti. Creo que eres ese médico que atendió a una chica con los cascos rotos.
  • Density Presence: Sí, y usted creo que es la mamá de ella. (Pensando) Me pregunto que habrá pasado con ella.
  • La yegua: Sí, y su nombre es Burning,y ella es Mystery. Es mi hija pequeña.
  • Density Presence: (Le hace señas a Mystery) Hola. (Acelera el paso) Por cierto, yo he conversado unas cuantas veces con su hija mayor.
  • Day Glow: (Habré un poco más los ojos) ¿En serio? ¿O sea que ya la conocías?
  • Density Presence: (Rascándose un poco la cabeza) Eeehh... es una historia algo larga, pero aún así puedo contarla rápido (apresura aún más su trote).

[Muchos metros bajo la superficie]

Se hallaba Burning tratando de alumbrar el lugar con su magia, pero esta le traicionaba, dado que emitía poca luz, a pesar de ser de color amarillo.

  • Burning Fury: (Un tanto desesperada) Vamos maldición, alumbra más. (Emite unos pocos quejidos) Por qué justo me tengo que meter en este lío. (Tratando de forzar más su cuerno) Debo admitir que todo este tiempo he estado asustada en el fondo.

Se resignó a seguir tratando de hacer brillar más su cuerno, y comenzó a adentrarse en la aparentemente interminable oscuridad de aquel abismo. Pero, justo después de que decidiera avanzar, un leve movimiento de rocas atrás de ella le hizo vacilar. Giró de inmediato su cabeza, con los ojos muy abierto y las pupilas completamente dilatadas. Nada volvió a mostrar señales de movimiento, y para cuando Burning ya se había volteado para seguir adelante, se escucharon las piedras nuevamente, y esta vez el movimiento fue mayor. Burning se giró de nuevo, buscando algo que estuviera moviéndose.

Trató de ignorarlo y siguió hacia adelante, con el paso apresurado, cuando de imprevisto se escuchó un estruendo, y posteriormente, algo se le abalanzó desde atrás a Burning.

Logró quitarse al sujeto que desconoció hasta ese momento de encima, devolviéndolo al lugar de donde había salido.

Después de eso, Burning quiso de inmediato levantarse y alumbrar con su cuerno, pero en lugar de eso, la adrenalina provocó que ella disparara un gran rayo de magia hacia aquel sujeto sin siquiera querer hacerlo.

El sujeto logró cubrirse parcialmente, y a continuación, Burning se acercó lentamente, y lo que vio fue a una Cloudlight que se estaba revolcando en el suelo, agarrándose la cabeza como si le hubiese estado a punto de explotar, junto con que parte de su cuerpo había recuperado sus verdaderos colores.

  • Burning Fury: (Pensando mientras se acerca lentamente) Ocurrió algo parecido con aquella peleadora cuando de la misma forma le tiré magia, (sigue acercándose) solo que ahora parece ser que no fue suficiente.
  • Cloudlight Sounds: (Hacia Burning con sufrimiento evidente) ¡Por favor! ¡Ayúdame! ¡Si no me tomara de nuevo!

Burning se acerco desconfiada hacia Cloudlight, y, tratando de controlar su magia, comenzó a encender su cuerno para lanzarle magia otra vez y quitarle aquella masa desconocida que tenía aderida a su cuerpo. Pero fue entonces cuando de repente, Cloudlight la tomó violentamente de los cascos y trató de lanzarla hacia donde estaba el agujero, sin embargo Burning logró agarrarse de algunas piedras.

Burning logró levantarse a tiempo y agarrar los cascos de Cloudlight justo en el momento en que esta la iba a empujar hacia el agujero.

Empezaron a forcejear entre ambas con todas sus fuerzas, tratando de empujarse entre sí. Cloudlight, quien había vuelto al estado de "hipnosis" completamente, no podía mover a Burning aun ayudándose con sus alas.

  • Cloudlight Sounds: (Con tono tétrico) ¡Muere maldición!
  • Burning Fury: (Esforzada) ¡Eres una desgraciada! (Empieza a superarla en fuerza) ¡Sabía que estabas fingiendo como siempre!

La ira en Burning provocó en ella una explosión de fuerza que Cloudlight jamás esperó. Burning liberó sus cascos de los de la pegaso rápidamente, y lanzó un golpe con el casco izquierdo hacia su cara, el cual Cloudlight esquivó, pero no fue capaz de esquivar el siguiente golpe, esta vez del casco derecho de Burning, haciendo que Cloudlight impactara en la pared, quedando algo torpe, para después recibir un fuerte golpe en el estómago. Después, Burning tomó a Cloudlight del cabello y le pegó al costado izquierdo del torso, rompiéndole su ala, para posteriormente golpearla en la cara y lanzarla al abismo cuyo fondo era un volcán subterraneo activo.

Luego de todo aquello, Burning se quedó mirando como Cloudlight, tratando de volar, caía al fondo del hoyo, con una expresión de cólera y horror al mismo tiempo.

  • Burning Fury: (Respirando fuerte) Demonios. (Frunce más el ceño y abre un poco más los ojos) He matado a alguien.

Acto seguido, Burning no tuvo otra cosa que hacer más que seguir su camino por el túnel, mientras se iba pensando en lo que había hecho.

  • Burning Fury: (Suspira y se queda quieta) Tal vez maté a alguien... (comienza a moverse otra vez) pero tengo mis buenas razones para haber hecho tal cosa.

[En el interior del bosque Everfree]

Se les veía a tres ponis junto a otros pocos saliendo de la quebrada en la que habían permanecido por todo ese tiempo. Los unicornios salían levitando con su magia y los pegasos solo usaban sus alas.

  • Líder segundo: (Furioso) ¡No puedo creer que todos los prisioneros se hallan escapado!
  • Líder cuarto: (Con tono seco) Ya, pero mejor tranquilízate. De todas formas no pudieron subir hasta aquí arriba, así que los atraparán en el túnel que llega a Canterlot.
  • Líder segundo: (Suspira) Y todo debido a esa estúpida unicornio. (Da unos pasos hacia adelante) Pues supongo que ahora yo tendré que ser el líder principal, como es casi seguro que Tempest halla muerto aplastado junto con las otras dos ponis.

Mientras los ponis pensaban, llegó de la nada un pegaso que se detuvo atrás del grupo, y quedaron algo sorprendidos al saber quien era.

  •  ???: (Algo sarcástico) ¿Qué pasó amigos? ¿Por qué de repente están afuera de su guarida?
  • Líder segundo: (Gira la cabeza un tanto sorprendido) Oigan... e-es Scorched Road. (Mira al pegaso a la cara) Así que haz vuelto de Manehattan.
  • Scorched Road: Sí, fue un poco difícil tomar el control de esa ciudad, pero una vez que aparecieron los otros se hizo más sencillo.
  • Líder tercero: (Con un poco de intriga) ¡¿Qué dices?!
  • Líder Segundo: ¿Cuáles otros?

El recién llegado pegaso los miró un poco desconcertado, pues no esperó que les causara tanta intriga algo que él consideraba muy simple.

  • Scorched Road: (Levantando una ceja) ¿Cómo que cuáles otros? Sus compañeros de la costa. Ellos también tienen su propio escondite cerca de Manehattan.
  • Líder Segundo: De veras, la otra parte de la tribu.

Después de eso, Scorched le mostró al grupo de corceles un saco que parecía tener algo importante, y ese algo parecía ser un poni, ya que el pegaso al lanzar dicho saco cerca de los líderes, desde la bolsa se escucharon algunos quejidos.

  • Scorched Road: (Embozando una sonrisa burlona) La encontré tratando de escapar de la ciudad, y pensé que podría sernos de gran utilidad. De tanto verla en el periódico de la ciudad la reconocí de inmediato.
  • Líder segundo: (Abre el saco) Esta tipa... (mirándola) creo que se quién es.
  •  ???: (Debilitada) Les... juro que si tratan de hacerme algo... tomaré otras medidas.
  • Líder segundo: (Ríe un poco) ¿En esas condiciones? (La toma con telequinesis) Tu debes ser Atom Mist, esa científica que se había hecho conocida recientemente en toda Equestria. (Frunde el ceño) Escúchame bien, responderás todas las preguntas que te hagamos y nos darás toda la información que tengas, tal vez eso nos puede llegar a ser útil.
  • Atom Mist: Eso quisieras.
  • Líder segundo: Y eso es lo que conseguiré.

Sin dar aviso alguno, Atom Mist, con las pocas energías que tenía, le lanzó un rayo de magia al líder en la cara, pero este no la soltó, y cuando la magia se extinguió de su cara, el poni tenía el rostro intacto.

  • Líder segundo: (Levanta una ceja) ¿Ves lo que te digo? Será mejor que me hagas caso porque con esa cantidad de magia no matas ni a una hormiga (Mete a Atom en el saco de nuevo).
  • Atom Mist: ¡Maldita sea! ¡Déjenme ir!
  • Líder tercero: Sabes Catalyst, yo digo que deberíamos revisar más a fondo el lugar desde donde no volvimos a ver a Tempest.
  • Catalyst Trigger: (Gira los ojos) ¡Ya dije que no encontraremos nada! ¡Solo un montón de piedras!
  • Scorched Road: Por cierto, escuche que estaban diciendo que su líder, Tempest, estaba muerto (Su cara cambia a una expresión algo malévola) Yo podría ser su nuevo líder principal, y así hacer pedazos al que lo mató.

Los líderes no sabían si sentirse más confiados o aterrados, ya que eran conscientes de que, a pesar de ser un pegaso, Scorched superaba el poder de Tempest en creces, y por ende el de ellos también.

[18 kilómetros al noroeste de Ponyville]

La multitud de ponis trotaba rápido, mientras eran guiados por los policías y se dirigían a unas grandes montañas, que tanto Density como Day Glow reconocieron de inmediato.

  • Density Presence: (Un poco extrañado) Vaya, pero si ahora recién me vengo a fijar en que esas son las montañas del valle brillantina.
  • Day Glow: (Embozando una pequeña sonrisa) Hm, es verdad. (Abre un poco más los ojos) ¿Acaso tú viviste aquí alguna vez? Porque si es así sabes lo que le ocurrió al pueblito que había en ese valle.
  • Density Presence: Sí, es cierto, yo no le conté esa parte de la historia.
  • Day Glow: (Frunce un poco el ceño) ¿Cuál parte?
  • Density Presence: Esa parte. El que yo halla vivido en Diamond Town. Si no me equivoco así se llamaba el pueblo.
  • Safety Guaranteed: ¡Ponis! ¡Por aquí cerca hay un pueblo que está bastante aislado del resto! ¡Así que nos "refugiaremos" ahí mientras seguimos investigando que es lo que está pasando!

Después de seguir moviéndose otros cuantos minutos, los ponis llegaron a una cuenca que era considerablemente profundo e inclinada, y estaba entre las montañas que antes se veían lejanas.

  • Density Presence: (Pensando) ¡¿Pero qué?! El pueblo está ahí. Pero si se supone que había sido completamente destruido, ¿Cómo lo reconstruyeron tan rápido?
  • Safety Guaranteed: Tengan cuidado de no caerse. Esta cuenca es bastante profunda.

[En la guarida de la quebrada]

  • Catalyst Trigger: ¡Qué dije yo! Aquí no hay más que... (pierde el equilibrio por unos instantes) Wow, esto es...
  • Scorched Road: El enorme agujero que estuvieron haciendo los grisaceos por siglos. Tempest me habló de todo eso a mí. (Mirando hacia el abismo) Se dice que antes, hace muchos siglos su tribu era mucho más abundante en unicornios, y por eso se cree que habían muchos brujos, que por supuesto fueron los que hicieron estos... caminos subterraneos.
  • Catalyst Trigger: (Con una leve expresión de desagrado) No era necesario que me explicaras Scorched. Nosotros teníamos a los prisioneros aquí por si debíamos matarlos sin dejar evidencia. Y obviamente tapamos el agujero con un suelo de piedra.
  • Scorched Road: Vamos a investigar, no podemos asegurar si están muertos o no.
  • Catalyst Road: Pero, ¿Y los ponis que se quedaron afuera con la científica?
  • Scorched Road: Ah por favor, ellos se las arreglarán solos. Nosotros tenemos unas cuevas que investigar.

Los cuatro ponis comenzaron a bajar por el abismo, mientras ya más adentro de este, se hallaba Burning caminando lentamente por el túnel, el cual ella no tenía ni la menor idea de adonde la llevaría.

  • Burning Fury: (Caminando) Tengo suerte de que al menos solo hay un camino.

Siguió caminando, y no logró ver que delante de ella había una gran bajada, esto haciendo que se tropezara y cayera por el resto de la bajada como una rueda.

Al termino de la bajada, Burning se puso de cascos de inmediato al darse cuenta de que el suelo en ese área ardía.

Echó a correr lo más rápido que pudo para no quemarse los cascos con el suelo. Después de unos segundos vio una subida nuevamente, y para evitar quemarse más los cascos, se teletransportó directo hacia el lugar donde parecía haber suelo normal nuevamente.

  • Burning Fury: (Sacudiendo un poco sus cascos) Demonios, definitivamente debo de estar muchísimos metros bajo tierra. (Se limpia el sudor de la frente) Si no salgo de este túnel pronto, empezaré a deshidratarme (sigue caminando).

Continuó siguiendo el camino del túnel, pues no había otro, mientras el inevitable miedo le atormentaba de cierta forma. El deseo de querer salir de ese lugar le obligó a Burning a apresurar la caminata. Avanzó varios metros en unos pocos minutos, y también había subido algunos otros.

Llegó a una sección más extensa del túnel, y puesto que su cuerno no alumbraba mucho, buscó el lugar por donde seguía el camino cerca de las paredes. En eso, Burning se tropezó con algo desconocido, y cuando miró hacia abajo para ver, lo que vio la sobresaltó, retrocediendo un poco con ello, pues era el esqueleto de un poni que parecía ser antiquísimo.

  • Burning Fury: (Más o menos sobresaltada) Definitivamente debo salir de aquí... (acelera el paso) y rápido. Parece que nadie ha estado en esta cueva por siglos.

Burning avanzó unos cuantos metros más, hasta que llegó a un sitio en el cual el camino subía todavía más. Fue en el momento en que llegó ahí cuando, sin nunca haberlo esperado, empezó a escuchar voces a la lejanía, y parecía ser que los sujetos de dichas voces daban cuenta de que estaban sufriendo.

La intriga no tardó en saturar a Burning, y mientras seguía caminando la idea de quién y por qué estaba en la cueva no dejaba de darle vueltas en la cabeza.

Muy atrás de donde se encontraba Burning, estaban los líderes de la tribu grisacea inspeccionando el comienzo del inexplicable túnel.

Catalyst y los otros dos líderes iban adelante, mientras Scorched se quedaba atrás de ellos, observándolos con un semblante que no demostraba tener buenas intenciones.

  • Catalyst Trigger: Muy bien, revisen todo, piedras, suelo, etc. A ver si realmente hay posibilidades de que encontremos algo.
  • Scorched Road: (Pensando fastidiado) Estos tipos... realmente son unos necios. ¿Por qué son los líderes de una tribu con tanto potencial? No entiendo como es que se les pudo escapar una unicornio, es ridículo. Tempest era el único que era digno de su puesto, pero aún así él no estaba mucho más lejos que estas... escorias. (Hacia los líderes) ¡Solo avancemos de una vez y así sabremos lo que queremos saber!
  • Catalyst Trigger: (Intimidado) ¡S-sí! ¡Como tú digas!
  • Scorched Road: (Pensando) Incluso podría matarlos ahora que estoy detrás de ellos.
  •  ???: (En la mente de Scorched) Pero no te conviene hacerlo... Scorched.

Scorched, al escuchar esa voz en su mente, la reconoció de inmediato, esto provocándole algo de temor, pero manteniendo su rostro con una expresión neutral.

  •  ???: Tu sabes que nuestras mentes ya tienen una conexión permanente, y además, ya estoy a punto de volver de la dimensión en la que me encerró esa tal Celestia.
  • Scorched Road: (Pensando) ¿Pero no te das cuenta? ¡Estos zoquetes no ayudan en nada!
  •  ???: Pero yo se cuál sería tu motivación para matarlos, y créeme que no obtendrás todo el poder que quieres, ya que yo te mataré si tratas algo que esté fuera de mis espectativas. Así que solo vete y síguelos (deja la telepatía).
  • Scorched Road: (Pensando) Maldición Fog Spirit. (Habla) Caminemos más rápido, porque parece que esto es muy largo.

Burning caminaba a paso acelerado y fuerte, mientras la intriga la mataba al pensar en que otros ponis estaba en la misma cueva que ella. Llegó a una esquina en la que ya se escuchaban cerca aquellas voces, junto con el sonido de las aguas subterraneas que habían cerca de ahí. De repente, Burning se resbaló con una piedra, haciendo que otras piedras se movieran.

  • Burning Fury: (Pensando) ¡Rayos! ¡Deben de haberme escuchado! ¡Por qué tengo que ser tan torpe!
  •  ???: (Algo asustado) ¿Hay alguien por ahí? Porque si es así, necesitamos ayuda, por favor.
  • Burning Fury: (Pensando) Esa voz... se parece a la de... ¿Mi papá?
  •  ???: Si alguien está ahí, solo sal, a penas vemos algo con nuestros cuernos.

Burning decidió salir de la muralla en la que estaba oculta, atenta ante cualquier cosa que pudiera suceder. Al salir vio dos rostros alumbrados por magia, uno era desconocido para ella, pero al saber de quien era el otro rostro, sintió un enorme asombro y felicidad a la vez, y de la misma forma reaccionó el dueño de ese rostro familiar para Burning.

  •  ???: ¿No tienes malas intenciones?
  • Burning Fury: No, por supuesto que... (mira al otro corcel) acaso...
  •  ???: Oye Stone, ¿La conoces?
  • Stone Miner: (Eufórico) ¡B-Burning! ¡Hija!
  • Burning Fury: (Asombrada) P-pa-papá... eres tú. (Empieza a caminar rápido hacia él)
  • Stone Miner: ¡Espera hija! ¡Será mejor que no te acerques!
  • Burning Fury: (Se detiene preocupada) ¿Qué? ¿Qué pasa?
  • Stone Miner: Mira bien, ambos estamos completamente presionados con esta... pata gigante, por llamarle de alguna forma. Pero con cada hora que pasa, esta cosa nos presiona cada vez más.
  • Burning Fury: (Con expresión de preocupación) Así que por eso los escuchaba gritar.
  •  ???: Sí, y tuvimos suerte de que los dos traíamos nuestras botellas de agua llenas, si no ya estaríamos muriendo de sed.

Repentinamente, aquella especie de tentáculo gigante empezó a presionar a Stone y a su compañero aún más, estos no pudiendo hacer otra cosa más que quejarse del dolor, cosa que a Burning no le gustó ver para nada.

  • Stone Miner: (Adolorido) Demonios, ya ni siquiera puedo mover mis cascos.
  • Burning Fury: Maldición, no me voy a quedar parada haciendo nada, (agarra al tentáculo) voy a romperlo.
  • Stone Miner: ¡No hija! ¡Qué haces! ¡Te harás daño! ¡Está lleno de pequeñas espinas!
  • Burning Fury: No me importa (comienza a hacer fuerza) Si se trata de ayudar, ignoraré el dolor.

Burning poco a poco fue forzando más a sus músculos, con el fin de no herir a Stone y a su compañero, Razor Hoof, pero el extraño cuerpo parecía ser muy resistente, dejando a Burning sin más opción que forzar al límite sus músculos.

  • Burning Fury: (Suelta a la cosa) Maldita sea, es dura. (La agarra de nuevo y hace todo el esfuerzo que puede).
  •  ???: (A la lejanía) Creo que escuche algo por allá.
  • Stone Miner: (Angustiado) ¿Qué acaso hay alguien más en esta caverna?
  • Razor Hoof: (Algo desesperado) Creo que no se les oye muy amigables. (Mira a Burning y se alegra) ¡Mira Stone! ¡Está rompiendo esta cosa!
  • Burning Fury: (Muy esforzada) Creo que... ya... pueden soltarse. (Resistiendo) Háganlo rápido, creo que se está regenerando.

Adoloridos, pero impulsados por la desesperación, lograron zafarse de aquella cosa que parecía tener vida, pero antes de que los tres pudieran pensar pensar en como evadir a los que iban a sus espaldas, ocurrió algo que los dejó con los pelos de punta.

  • Burning Fury: (Mirándose los cascos) Mis cascos duelen un poco. (Mira a los corceles) ¿Les duele demasiado el torso?
  • Stone Miner: (Con expresión de dolor) No, no te preocupes, es un dolor... (es callado por una voz desconocida).
  •  ???: (Con aire siniestro) Malditas escorias, dejen de molestarme.

De la nada, una masa amorfa y café rompió la muralla de la cual sobresalía el tentáculo, dirigiéndose hacia donde estaba Stone. Burning trató de bloquear a dicha masa extraña, pero fue en vano, ya que la masa se deformó completamente, y esquivó a Burning, para luego llegar hasta Stone y adherirse a él, terminando por cubrir todo su cuerpo, empezando a crecer enormemente en tamaño luego de esa escena, terminando por adherirse a Razor y a Burning parcialmente.

Después de esto, el cuerpo amorfo comenzó a romper todo en dirección hacia arriba estrepitosa y velozmente, mientras Burning trataba de dañarla de alguna forma, siendo sus esfuerzos inservibles.

[En la cuenca oculta]

Ya solo faltaban algunos ponis por llegar al comienzo del "Nuevo Diamond Town". Todos miraban muy tranquilizados el lugar, hasta que algo interrumpió esa tranquilidad, y ese algo fue un grito de ayuda que provino de una casa cercana al lugar.

  • Density Presence: (Pensando preocupado) Ese grito claramente vino de alguien pidiendo ayuda. (Se dirige a uno de los vigilantes que estaban ahí) ¿Por qué alguien grita?

[Se escucha un segundo grito]

  • Safety Guaranteed: (Apunta a una casa) Me parece que los gritos vienen de esa casa.
  • Vigilante 1: (Nervioso) Es solo una tipa que está completamente loca, siempre grita así.
  • Safety Guaranteed: (Levantando una ceja) Ah, ¿Y alguna vez haz escuchado a un loco pedir ayuda?
  • Vigilante 2: (Aún más nervioso) Por supuesto que sí.
  • Safety Guaranteed: (Se ríe un poco) Lo siento, no les creo (se dirige a la casa).
  • Vigilante 2: (Susurrando) Nosotros lo sentimos por ustedes (lanza un rayo de magia).
  • Day Glow y Mystery Notes: (Alteradas) ¡Cuidado!

A pesar de que la policía unicornio ya se había alejado unos quince metros del vigilante, el rayo llegó bastante rápido a ella, impactando en su ojo derecho, ya que volteo la cara muy tarde como para cubrirse.

De sorpresa aparecieron muchos otros ponis rodeando a los habitantes de Ponyville. Todo parecía ser una emboscada.

  • Un policía: No se acerquen más, o nos obligarán a tomar otras medidas.
  • Vigilante 1: (Con una sonrisa perversa) Pues inténtalo, a ver si resulta como esperas.

Nuevamente, un rayo de magia fue lanzado por uno de los unicornios que rodeaban a la multitud hacia la cara del policía, quien no iba a lograr darse vuelta para esquivar el rayo. Pero, sin que alguien lo esperara, un pequeño escudo cubrió al terrestre, desvaneciéndose la magia junto con aquella barrera que se había formado sin previo aviso

  • Vigilante 1: ¡¿Pero qué?! (le llega un rayo de magia al cuello).
  • Density Presence: (Algo sorprendido) ¡Papá! ¡Bien hecho!
  • Padre de Density: Ayúdenme también. Density, tú igual eres bueno con la magia.
  • Un poni cualquiera: ¡Atáquenlos!
  • Density Presence: Sí, tal vez ayudemos en algo.

De ahí comenzó una batalla en aquel pueblo. Algunos ponis huían de ahí, otros se defendían por su cuenta, y otros ayudaban a los policías y al resto de los ponis.

  • Day Glow: (Algo desesperada) Mystery, tenemos que salir de está posición. Estamos en el centro de todo y no me gusta nada.
  • Density Presence: ¡Cuidado! (crea un escudo).
  • Day Glow: (Asustada) Gracias. (Hacia Mystery) Muy bien hija, prepárate porque nos vamos a teletrasportar. Uno... dos... ¡Tres! (se teletransporta con Mystery). Creo que ahora estamos más seguras.
  • Mystery Notes: (Alarmada) ¡Mamá mira! ¡Se están llevando a la policía herida!
  • Day Glow: (Vacilando) ¡Qué más da! ¡Vamos a ayudarla! (empiezan a correr).

[Cerca de Ghastly Gorge]

Como era habitual, el laberinto de Ghastly Gorge se encontraba completamente desolado y silencioso, sin embargo, esto cambio cuando de repente el suelo del laberinto empezó a temblar, moviendo algunas de las piedras que estaban sueltas, y súbitamente el suelo se rompió en un área específica, de la cual salió una masa oscura que llevaba a dos ponis con ella, terminando por quedar aproximadamente dos cuadras al oeste de Ghastly Gorge, cerca de las vías del tren, donde poco a poco fue disminuyendo de tamaño hasta dejar a la vista a un unicornio en el cual la materia oscura parecía haberse albergado.

Cerca de la cosa, que era de color café, se encontraba el terrestre Razor Hoof, y al otro lado, la unicornio Burning Fury, quien después de unos segundos de haber caído en tierra, se levantó desesperadamente al ver a Stone Miner tirado en el suelo sin moverse, mientras Razor, aún muy aturdido, trataba de levantarse.

  • Burning Fury: (Corriendo hacia Stone) ¡Papá! (Llega hasta él) ¡Papá di algo! (le toma el pulso) ¡No tiene pulso!
  • Razor Hoof: ¡¿Q-qué dices?!
  • Burning Fury: (Muy alterada) ¡No no no no! (empieza a reanimar a Stone).

Mientras los dos ponis trataban de reanimar a Stone, una gran cantidad de ponis que venían de Ponyville se movían a la lejanía en dirección hacia ellos. Razor se dio cuenta de esto, pero Burning estaba demasiado concentrada en reanimar a su padre.

  • Razor Hoof: (Con una expresión de temor en la cara) ¿Qué... es eso que viene ahí?
  • Burning Fury: (Desesperada) ¡Vamos papá! ¡Vuelve!
  • Stone Miner: (Recupera el aliento) ¿Qué... f-fue lo q-que paso?
  • Burning Fury: ¡Papá! ¡Gracias al cielo!

Imprevistamente vieron a otra poni que estaba más cerca de ellos que el resto, pero esta, más que amenazante, corría despavorida hacia ellos para darles una advertencia.

  •  ???: (Corriendo) ¡Oigan! ¡Deben irse de aquí ahora mismo! ¡O esos demonios nos van a capturar a todos!
  • Burning Fury: (Aterrada) ¿Qué? ¿Es eso algún ejercito o algo más? ¡¿Acaso invadieron Ponyville?!
  •  ???: (Desesperada) Se podría decir que sí, pero ahora tienen que venir conmigo, conozco un pueblo que está cerca de aquí y está en una cuenca bastante profunda. Lo he visto porque vivo en Las Pegasus y está cerca de ahí.
  • Razor Hoof: Pero... podrían perseguirnos hasta ese lugar.
  •  ???: Pero de igual manera ya los vieron por lo que parece, y además creo que vienen aquí por mí. Debemos movernos si no estaremos perdidos.
  • Razor Hoof: (Muy preocupado) ¡Oye niña! ¡Tu padre no tiene pulso de nuevo!
  • Burning Fury: (Pensando) ¡Eso no puede ser! (Hacia la pegaso) ¿Hay algún hospital en ese pueblo?
  • La pegaso: Debería de haber uno, en todos los pueblos y ciudades hay.
  • Burning Fury: Pues entonces debemos ir, ¡Y rápido! (Mira a Razor) Yo llevo a mi papá.

Empezaron a correr como nunca lo habían hecho. La pegaso también corría, pues tenía un ala rota y no le quedaba más opción.

Entretanto corrían, Razor seguía a las yeguas con mucha dificultad, ya que se encontraba muy herido, y Burning al percatarse de esto, lo tomó con su magia y lo llevó en el lomo junto a Stone.

Burning y la pegaso iban corriendo muy rápido, pero los otros ponis lo hacían de igual forma y ya las estaban alcanzando, e incluso los unicornios que habían en aquella montonera de ponis comenzaron a lanzar rayos de magia hacia ellas.

  • Burning Fury: (Alterada) ¡No podremos llegar si seguimos corriendo juntos! (Se detiene abruptamente) Yo... los distraeré, así me aseguro de que ustedes lleguen al pueblo.
  • La pegaso: ¡¿Qué?! ¡No! ¡¿Estás loca?! ¡No podrás con todos esos tú sola!
  • Burning Fury: (Frunciendo el ceño) Tal vez lo esté. (Mira a Razor) ¿Usted cree poder llevar a mi papá hasta ese pueblo? ¿Por favor?
  • Razor Hoof: (Vacilando un poco) Sí, si podré. Además por allá parece haber una cuenca, entonces el pueblo está cerca.
  • Burning Fury: Por favor, vayan rápido. No se preocupen por mí. Ustedes necesitan llegar allá más que yo.
  • La pegaso: ¡Pero no puedes quedarte aquí! ¡Te has vuelto loca!
  • Burning Fury: ¡Eso no importa! Si yo sé que puedo hacer algo más que correr lo haré, así que por favor apresúrense, o terminarán por atraparnos a todos.
  • La pegaso: (Suspira) Esta bien, (se da la vuelta) muchas gracias de todas formas (empieza a correr).

El terrestre junto a la desconocida echaron a correr lo más rápido que pudieron, y justo en ese momento unos cuantos pegasos surgieron de la multitud del otro lado de Burning, y se dirigieron desde las alturas hacia los otros dos, pero antes de que el que iba primero llegara a ellos, Burning se interpuso en su camino y le pegó con todas sus fuerzas en el abdomen, e hizo lo mismo con todos los otros pegasos que después comenzaron a dirigirse hacia ella.

Durante esos instantes, el resto de los ponis enloquecidos ya se habían acercado considerablemente. Burning trató de utilizar su magia para enfrentarlos, pero a duras penas podía controlarla un poco, además de que se le hacía complicado apuntar bien. Después de eso, la reacción de los ponis fue de completa agresividad, y todos se abalanzaron en contra de Burning. Al todos estar encima de la unicornio, ya todo parecía perdido para ella, sin embargo, poco a poco ella fue resurgiendo de entre el montón de ponis, golpeándolos a todos con toda su fuerza, hasta que logró librarse de ellos. A pesar de que Burning se zafó de aquellos ponis sin control, algunos de estos seguían volviéndose hacia Burning violentamente, pero esta contraatacaba agarrándolos de sus cascos y tirándolos lejos.

Burning se mantuvo muy atenta a lo que ocurría mientras seguía luchando, hasta que de imprevisto sonó una voz familiar para ella a sus espaldas.

  •  ???: Vaya, jamás había visto a una tipa tan extraña como tú, Burning.
  • Burning Fury: (Volteándose) ¡¿Qué?! (Pensando) ¡N-no puede ser! ¡¿Skylight?! ¡No, es imposible! ¡Skylight está muerta!

Extremadamente confundida, Burning dejó de mirar hacia el frente, pero para cuando iba a volver a girar su cabeza, sin aviso alguno recibió un abrupto golpe en la mandívula, el cual la lanzó hacia atrás unos treinta metros y la dejó un tanto aturdida. Para cuando ya había recobrado el equilibrio, y le produjo una gran confusión el saber quién la había golpeado.

  • Burning Fury: (Completamente confundida) ¡¿Qué?! ¡Es... Entrance! ¡¿Pero por qué?! (Pensando) ¡Se supone que yo la había dejado en coma!
  • Entrance Mirror: Se ve que aprendes muy rápido a moverte, Burning (se ríe). Pero aún apestas con la magia.
  • Burning Fury: (Aún confundida) ¡¿Qué está pasando?! ¡Por qué demonios estás tú aquí!
  • Entrance Mirror: ¿No es acaso muy simple la respuesta?
  • Burning Fury: ¡Cuál es la idea de todo esto!
  • Entrance Mirror: Ya dije que es muy simple. (Emboza una sonrisa malévola) Estamos aquí... para recuperar nuestro prestigio. Uno que se perdió hace siglos.
  • Burning Fury: (Algo preocupada) No entiendo qué quieres decir con eso, pero claramente no es algo benévolo.
  • Entrance Mirror: Y tú hasta ahora, eres el mayor obstáculo, Burning (comienza a volar hacia ella velozmente).

Inesperadamente, cuando Entrance ya estaba cerca de Burning, hizo aparecer dos espadas y la tomó por sorpresa con ellas, siendo Burning incapaz de esquivar completamente el ataque, quedando con un corte relativamente grande en su hombro derecho.

  • Entrance Mirror: (Con tono burlón) ¿Sabías Burning, que a mí desde pequeña me gustaban las espadas? ¡Sobre todo cuando tenían sangre? (se teletrasporta hacia Burning).

Entrance era muy hábil con las espadas, por lo que a Burning se le hacía difícil evadirlas, y la cantidad de cortes pequeños en su cuerpo iba aumentando gradualmente, hasta que, nuevamente, una de las espadas alcanzó más profundamente su piel, quedando con un segundo corte grande, esta vez en el pecho. Fue ahí cuando Burning le golpeó un casco a Entrance, dejando que una de sus armas cayera al suelo. Acto seguido, Burning se teletransportó en frente de Entrance y le dio una patada en el mentón, pero dicha patada no le afectó mucho a Entrance, ya que Burning no sabía darlas realmente.

  • Entrance Mirror: (Se ríe un poco) Se nota mucho que, a pesar de ser buena de por sí, nunca has practicado el pelear (toma la espada en el suelo) ¿Por qué simplemente no me diste un puñetazo? (Lanza la espada hacia Burning).

Burning esquivó la espada que tiró su oponente, y al ver que la espada caer, fue a recogerla de inmediato para que su rival no volviera a tomarla. En ese momento a Burning no le importaba en lo más mínimo el dolor que le provocaban sus heridas.

Tomó la espada, y al hacer eso, repentinamente los colores a su alrededor cambiaron completamente. Miró la espada, y luego su reflejo en ella. Entonces de la nada, su reflejo salió de la espada para atacarle. Muy sobresaltada, Burning dio un extenso salto hacia atrás, cerró los ojos por un segundo, y después de eso vio a Entrance dirigiéndose a ella con sus dos espadas nuevamente. Le lanzó una, la cual Burning esquivó otra vez, pero para cuando ella fue para ver a su oponente, ya no estaba en frente.

  • Burning Fury: (Pensando) ¡¿Qué?! ¡A dónde se fue!

Sin razón alguna, las nubes comenzaron a formar un sin fin de figuras extrañas, que después de formadas se fueron todas sobre Burning, quien antes de pensar en atemorizarse, pensó en cerrar los ojos por un segundo primero. Pero justo después de eso, Entrance apareció de sorpresa a la derecha de Burning, y le lanzó un golpe que ella logro evadir, pero después de eso, Entrance se movió ágilmente, esquivando una de los golpes de Burning, y dirigió su espada hacia el cuerpo de esta, siendo Burning incapaz de reaccionar a tiempo, terminando la espada de Entrance incrustada en su pulmón izquierdo, provocándole un gran dolor a Burning.

Posterior a eso, la poni de color menta agarró su otra espada, pero para su sorpresa, Burning, casi sin inmutarse, saco la espada de su pulmón y trató de enterrársela a Entrance, la que, si bien no acabó con una espada incrustada en el cuerpo, si recibió un corte considerable en el abdomen.

Entrance, enfadada, trató de cortar a Burning con la espada que tenía aún, pero esta la esquivó y rápidamente le pegó fuertemente en la cara, quitándole su otra espada, haciendo pedazos las armas de su oponente con su magia. Esto hizo enfadar aún más a Entrance, quien se teletransportó hacia Burning para después darle una furiosa patada en su costado izquierdo. Pero lo que comenzó a aterrar a Entrance fue el ver que con esa superpatada en las costillas Burning solo se deslizara un par de metros hacia atrás sin aun tambalearse un poco.

  • Entrance Mirror: (Entre enfurecida y horrorizada) ¡¿Qué diablos pasa contigo?! ¡Te perforé un pulmón! ¡Deberías estar retorciéndote del dolor!
  • Burning Fury: (Con un tono burlón) Pues creo que tus juguetes me hicieron cosquillas.
  • Entrance Mirror: (Se ríe un poco) Será mejor que te calles si no quieres que te perfore el otro pulmón.
  • Burning Fury: (Con tono desafiante) Inténtalo, a ver si me haces algo.
  • Entrance Mirror: (Se enfada) ¡Pues tú lo pediste!

Entrance se teletransportó justo en frente de Burning, pero antes de que pudiera hacerle algo, esta detuvo sus cascos con mucha facilidad, le soltó las espadas de ellos y le dio un fuerte golpe de cabeza en el mentón, golpe que la envió hacia atrás unos cincuenta metros, dejándola algo torpe, pero se recuperó rápido, y al hacerlo, como se dio cuenta de que Burning había rotos sus espadas de nuevo, se enfado otra vez, y se fue contra ella. Al llegar donde estaba Burning, Entrance comenzó a pegarle lo más fuerte que podía, pero después de unos segundos de golpearla, se dio cuenta de que ella a penas se inmutaba.

No lo entendía. De repente Burning, estando ya muy herida, se volvía un monstruo. Al darse cuenta de esto, Entrance comenzó a sentir una enorme confusión acompañada de un gran terror. Pero a pesar de eso, se volvió hacia Burning otra vez para seguir tratando de dañarla, sin embargo, en está ocasión, Burning tomó los cascos de la otra unicornio sin mayor dificultad, y le pegó con completa violencia en su sien derecha, arrastrándola varios metros lejos de ella hacia el otro lado.

Mientras Burning caminaba aceleradamente hacia Entrance, esta estaba tratando de levantarse muy torpemente, y en el momento en que divisó a Burning, trató de levitarse, pero la poni anaranjada sujetó uno de sus cascos y la azotó fuertemente contra el suelo.

  • Entrance Mirror: (Aterrorizada y aturdida) ¡¿Q-qué demonios pasa contigo?!
  • Burning Fury: (Furiosa) ¡Eso mismo te lo pregunto a ti! ¡¿Pensabas perseguir a los otros ponis que iban conmigo?! ¡Pues deberías haber sabido que jamás te dejaría alcanzarlos!
  • Entrance Mirror: (Más aterrada) ¡¿Qué diablos eres?!
  • Burning Fury: (Comienza a cargar su magia) ¿Yo? Pues yo solo soy... una simple unicornio (dispara su magia).

La magia de Burning, al hacer contacto con el cuerpo de Entrance, provocó una gran explosión, haciendo que las dos volaran unos tantos metros de ahí, aún así quedando no muy lejanas.

Después de la explosión, Burning se levantó con algo de dificultad, para posteriormente acercarse a Entrence y tomarle el pulso.

  • Burning Fury: (Tomándole el pulso) Solo está inconsciente (la sube a su lomo) Ahora tengo que ir en la misma dirección que fue el resto (empieza a caminar).

Pasaron veinte minutos aproximadamente para que Burning estuviera cerca de aquella cuenca de la que había hablado esa pegaso, cuando ya era practicamente de noche.

  • Burning Fury: (Observando el lugar) P-pero... si esta es la cuenca de Diamond Town (se tropieza). Maldición, mi corazón está muy acelerado, eso es algo obvio (comienza a toser sangre). Maldita sea, espero que los ponis estén bien, sobre todo mi papá.

Burning trató de apresurarse, pero exactamente cuando ya estaba al lado de aquella cuenca, escuchó a un poni decirle muy alarmado "cuidado". Esto le hizo sentir que debía voltearse, pero al hacerlo se tropezó nuevamente, y esta vez no pudo levantarse. La advertencia se había debido a que cuatro ponis que estaban volando sobre Burning tenían claras intenciones de lanzarle un rayo de magia, pero justo en el instante que hicieron eso, llegó un corcel que se colocó delante de Burning y rodeo el área con un escudo que hizo rebotar el rayo de magia al mismo tiempo que se rompió, redirigiendo el rayo hacia los atacantes, quienes salieron volando lejos del lugar por recibir su propio ataque.

Posterior a eso, ambos ponis se sorprendieron al percatarse de que se conocían.

  •  ???: (Preocupado) ¿Estás bien? (Hace una pausa) ¡P-pero si eres tú Burning!
  • Burning Fury: (Levantando una ceja) ¿D-D... Density? (Con voz débil) ¿Qué haces aquí?
  • Density Presence: (Algo alterado) Ven conmigo, rápido. Claramente estás muy herida (la sube a su lomo)
  • Burning Fury: Espera, (apunta a Entrance) Deberías llevarla también, parece que sabe algo de todo lo que está pasando. (Empieza a toser fuerte) Toso sangre y me duele el pecho al respirar, debo de tener un neumotorax, tengo un pulmón perforado.
  • Density Presence: (Se altera más) ¡¿Neumotorax?! Debo apresurarme más entonces (Sujeta a Entrance con su magia y empieza a correr) No te preocupes, te pondrás bien.
  • Burning Fury: Yo no puedo estar muy segura de eso (pierde el conocimiento).
  • Density Presence: (Pensando) Espero que en el hospital de este pueblo puedan atenderla rápido, porque si pasa así por más tiempo puede morir.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.