FANDOM


Sinopsis:

Spike se da cuenta que sus amigas lo dejan de lado (sin saber la razón) y que la mayor parte del pueblo le tema u odie por el accidente de su Avaricia, pero un gato dorado lo ayudara (De una manera poco ortodoxa) a descubrir su destino. Si Spike es tu personaje favorito pues este es tu fic amigo. Personajes Semi-Humanizados. Un Croosover de [MLP - Monster Hunter]. 

Capitulo 1: Spike el dragon

Es un bello día en el pequeño y pintoresco pueblo de Ponyville mejor conocido como el hogar de las portadoras de los elementos de la Armonía.

El pueblo se lleno de alegría por la regocijante luz del sol que salía en el horizonte obra de la princesa Celestia; los niños se levantaban y alegres salían rumbo a la escuela; los vendedores se saludaban entre ellos antes de abrir su negocio y las flores abrían sus pétalos para recibir los rayos solares mientras desprendías una deliciosa fragancia al aire pero ahora no nos interesa eso.

Vamos a enfocarnos en la biblioteca del pueblo donde vemos a un niño de 13 años, de 152 cm de alto, con pelo un poco corto de color verde, una casaca morada con unas rayas verdes en las mangas, dicha casaca era un poco grande para el pequeño ya que ocultaba todo su cuello, un poco sus manos y le llegaba hasta sus muslos; también tenía un pantalón corto de color negro pero lo más llamativo de este niño es que en las mejillas, dorso de la mano y algunas partes de sus piernas presentaban escamas de color morado, también tenía una cola escamosa de unos 60 cm de color morado con espinas color verde, en su boca sobresalían dos pequeños colmillos y sus orejas eran puntiagudas y escamosas.

El chico de nombre Spike se hallaba con una expresión de cansancio y aburrimiento mientras subía a una escalera y guardaba algunos libros en el estante pero al no acomodar bien la escalera se tambaleo y para estabilizarse el chico se sujeto fuertemente del estante provocando que todos los libros que había guardado con anterioridad se le cayeran encima de él.

PUM!

Ahora solo había una pila de libros amontonados del cual a los pocos segundos salió el chico y al ver otra vez el desorden apretó los dientes y cogió el primer libro que tenia a la mano para lanzarlo con furia hacia la pared, luego de desquitarse con el libro se sentó en el frio suelo, acerco sus piernas y las abrazo mientras algunas lagrimas amenazaban con salir de sus ojos.

Una pequeña ave fénix que vio a su amigo sufriendo se acerco a él para luego apoyar su cabeza a un costado de su cuerpo como si lo estuviera consolando.

Estoy seguro que muchos se preguntaran porque nuestro amigo esta así, pues para responder a sus dudas hay que ir hasta la mañana del día anterior.

-Hace 24 horas:

El pequeño Spike se había levantado temprano con los ánimos al 100% con el pensamiento que hoy sería un buen día y nada lo podía arruinar, según él. Salió de su cama y se fue directo al baño donde se aseo hasta detrás de las escamosas orejas, luego bajo al primer piso donde encontró a su mejor amiga y la que consideraba su hermana, Twilight Sparkle.

Spike: Twilight voy a ir a ver a Rarity a la Boutique Carrusel a ver si necesita mi ayuda – menciono muy animado el pequeño niño yendo hacia la puerta.

La chica estaba sentada en su silla de su escritorio leyendo atentamente sus libros.

Twilight tenía 19 años, de 179 cm de alto, pelo largo de dos tonalidades color morado y fucsia, llevaba una camisa blanca manga corta con un pequeño chaleco color morado oscuro y una falda larga a cuadros de tonalidades moradas y fucsia, a diferencia del niño ella no poseía escamas pero tenía una pequeña gema con forma de rombo de color morado en la frente y en ambos cachetes tenía una marca de una estrella cardinal de color morado oscuro

Twilight Sparkle: Aja ten cuidado – dijo mientras aun seguía inmersa en su lectura.

Spike solo rodo los ojos con una sonrisa al verla.

Spike: *Jejeje nunca cambias Twilight* – ahora el niño se retiro de la biblioteca.

Al salir vemos que la dichosa biblioteca por fuera era un gran árbol y de ella sale un sonriente niño que ignoraba las miradas de desprecio y miedo que le lanzaban algunos de los pobladores.

Spike corría rumbo a la Boutique Carrusel donde se encontraba la chica la cual le había robado su corazón la primera vez que la vio y que desde aquel accidente esperaba la respuesta de su amada pero cuando estaba a unos 10 metros para llegar, una chica con una gran sonrisa se interpuso en su camino.

Pinkie Pie: Hola Spike ven necesito que me ayudes con un asunto muy urgente – menciono rápidamente la chica que tomo la mano del joven para después llevarlo como trapo por todo el camino mientras ella corría a una velocidad sobre humana.

Pinkie Pie tenía 18 años, de 175 cm de alto, pelo esponjoso de color rosado aunque más parecía algodón de azúcar que pelo, portaba un polo manga corta de tonalidades rosas con muchos adornos, una falda corta de un color crema y al igual que el polo con varios adornos en ella y por ultimo lo más resaltante es que en sus cachetes llevaba las imágenes de tres globos de distintos colores.

Spike: Pe… pero Pinkie a do… donde va… vamos – dijo el peli verde un poco mareado al ser llevado con una gran velocidad a quien sabe dónde.

Pinkie Pie: ¡Ya llegamos! – menciono la animada chica mientras se detenía en seco en una tienda de dulces muy conocida en el pueblo.

Spike: Su… sugar cute cor… corner? – aun mareado dijo el joven que trataba de recuperarse para no vomitar en ese mismo instante.

Pinkie Pie: Si es que Lyra me dijo que un familiar suyo iba a venir al pueblo por eso quiero planear la fiesta de una vez para que cuando venga al pueblo tener todo listo ya que mañana nosotras tenemos que ir a… – rápidamente Pinkie se tapo con ambas manos su boca para no hablar de más.

Spike: ¿Ir a donde? – inquirió el pequeño que le lanzaba una mirada de duda a su hiperactiva amiga que comenzaba a sudar a mares.

Pinkie Pie: ¡A ningún lugar! – grito mientras buscaba en su esponjoso cabello un papel enrollado que se lo entrego a Spike – podrías traer todo lo que está en la lista de la tienda, ya lo he pagado solo hace falta que lo traigas, eso es todo adiós – entro a la tienda de dulces apurada y le serró la puerta en la cara al pequeño niño escamoso, el cual soltó un gran suspiro y se fue a hacer lo que le encargo su amiga.

.

Paso un par de horas y Spike sudando la gota gorda trajo todo lo que había en la lista, por no decir que cuando desenrollo el papel este fácilmente podía llegar hasta Canterlot, se le vino a la mente las grandes listas que hacia su amiga/hermana Twilight cuando se ponía tan paranoica que inclusive hacia una lista de la lista, de la lista, de la lista, etc.

Al llegar a la dulcería arrastrando las cosas; porque ni loco lograría cargar todo eso, toco la puerta solo para ver la cabeza la Pinkie saliendo de ella.

Spike: Te… traje… todo lo de… la lista – el pobre se esforzaba por respirar.

Pinkie Pie: Oh gracias Spike, ya termine de poner las decoraciones así que puedes dejar las cosas cerca a la puerta – dijo con una gran sonrisa y el pobre chico se quedo como piedra al escuchar eso.

Spike: E… entonces para que era todo esto – menciono mientras apuntaba a las cosas que tuvo que traer arrastrando.

Pinkie Pie: Es que se me había acabado los suministros para fiesta y necesitaba reabastecerlos jijiji – el chico tenia la mandíbula en el suelo – ahora tengo que recibir al familiar de Lyra en la estación de trenes.

Spike: Si quieres puedo acompañarte – propuso nuestro pequeño amigo.

Pinkie Pie: ¡NO! – Grito a todo pulmón la enérgica chica pero luego se calmo al ver la cara de sorpresa de su amigo – qui… quiero decir no tenias otra cosa que hacer este día Jejeje – hablo un poco nerviosa mientras desviaba la mirada.

Spike: Es cierto tengo que ver a Rarity.

Ahora el joven escamoso se fue corriendo de nuevo hacia su objetivo mientras la chica de pelo esponjado soltaba un gran suspiro y se preparaba para ir a la estación de trenes.

.

Spike como antes estaba a 10 metros de llegar para ver a su amada pero un proyectil con una estela de arcoíris cayó encima de él.

PUM!

Al disiparse el polvo que había dejado ese proyectil vemos a una chica que se reincorporaba con una cara de disgusto mientras Spike yacía en el suelo con espirales en los ojos.

Rainbow Dash: Maldiciones casi lo logro.

Rainbow Dash tenía 18 años, de 162 cm de alto, su pelo era de varios colores como si de un arcoíris se tratase, llevaba ropa deportiva de color celeste con algunos toques de color azul y blanco, lo más resaltante eran sus alas de color celeste que salían de su espalda y al igual que sus otras amigas tenía unas marcas en las mejillas que era una nube con un trueno de varios colores.

Scootaloo: Cielos Rainbow estuviste asombrosa, casi lo logras hacer por tercera vez la Rainplosión Sónica – expreso una niña que había llegado al lugar con su escúter.

Scootaloo tenía al igual que Spike 13 años, de 151 cm de alto, pelo color morado y alborotado, vestía un shorts azul y un polo manga corta color anaranjado y en su espalda tenía unas pequeñas alas color anaranjado pero ninguna marca en su mejilla.

Rainbow Dash: Si sigo practicando más y les demuestro a los Wonderbolts mañana que puedo hacer varias Rainplosión Sónica estoy segura que no dudaran en aceptarme en su grupo, hasta incluso me podrían hacer capitana – declaro toda presumida la chica alada mientras la otra niña miraba con estrellas en los ojos a su ídolo pero en eso Rainbow se percato del inconsciente joven tirado en el suelo – ¿Spike?

El mencionado se reincorporo poco a poco mientras se sobaba la cabeza y tenía la vista un poco perdida.

Spike: ¿Alguien anoto la matricula? – menciono un poco mareado cuando fue tomado por el cuello y un puño comenzó a sobar su cabeza de una manera tosca.

Rainbow Dash: JAJAJA eres el dragón más debilucho que conozco Spike – ella era la que la que le daba ese cariño tan tosco.

Spike: Ahu… detente Rainbow, además soy el único dragón que conoces – la mencionada se detuvo – oye y que querías decir con eso de impresionar a los Wonderbolts mañana.

Rainbow ahora se puso nerviosa de que su amigo haya escuchado lo que dijo por no mantenerse callada pero por suerte su pequeña admiradora estuvo hay para salvar la situación.

Scootaloo: Rainbow vámonos de una vez, tenemos que seguir practicando y no puedes distraerte – menciono mientras le jalaba del brazo a la deportista alada.

Rainbow Dash: ¡Tienes razón!, bueno adiós Spike fue un gusto haber hablado contigo.

Ambas salieron lo más rápido de ahí dejando al dragoncito con la palabra en la boca y suspirando dio media vuelta dispuesto a volver a su objetivo inicial pero el destino se lo impediría… de nuevo, con una chica poniéndose en su camino… otra vez.

Applejack: Hola compañero menos mal que te encontré porque necesito una pequeña ayuda – hablo con un acento campirano.

Applejack tenía 20 años, de 183 cm de alto, su pelo es largo y rubio, llevaba la típica vestimenta de una campirana con unas botas de vaquero junto con el sombrero y una soga colgando en su cintura, en sus pecosos cachetes tenía el dibujo de unas manzanas de color rojo.

Spike: *Ayúdala Spike para que de una vez vallas donde Rarity* – soltó un pesado suspiro – en que te puedo ayudar Applejack – menciono el joven dragón con pocos ánimos.

Applejack: Descuida caramelo, no aras ningún esfuerzo – lo dicho por la chica alegro a nuestro amigo – solo tienes que vender algunas manzanas de mi puesto mientras yo voy a la granja para resolver unos asuntos que no me tomaran mucho tiempo.

Spike: Me parece bien Applejack – expreso ahora más contento el joven dragón.

Applejack: Entonces te lo dejo en tus manos.

.

Ya había pasado una hora, Applejack no volvía y para empeorar las cosas no había vendido ninguna manzana y el problemas era él ya que las personas se acercaban para comprarlas pero ni bien lo veían se iban del lugar lanzándole una mirada muy fea.

Spike: Veo que aun me odian o me temen – murmuro el joven dragón para luego golpear su cabeza contra el puesto – acaso esto no puede empeorar.

BRURR!

Spike: Para que hable.

El sonido provenía del estomago de Spike que se le había pasado la hora de almuerzo por ayudar a sus amigas.

BRURR!

Spike se sostenía el estomago mientras miraba las apetitosas, dulces, suculentas y jugosas manzanas que lo llamaban en su mente invitándolo a probarlas, pero negó con la cabeza quitándose esas ideas de su cabeza.

Spike: *No Spike, debes resistir a Applejack no le gustaría que nos comamos sus manzanas sin su permiso*

BRURR!

Spike: Aunque… tal vez no note que le falta una – menciono con un tono de duda el peli verde.

Estirando su mano estuvo a punto de tomar una manzana hasta que…

Applejack: ¡Ya volví Spike! – El mencionado se reincorporo rápidamente y se sentó como si nada hubiera pasado.

Apple Bloom: Hola Spike.

Apple Bloom tenía 13 años, de 151 de alto, su pelo era lago de color rojo pero amarrado con un moño del mismo color, llevaba puesto un overol jean con tirantes con un polo amarillo y sus cachetes no tenían ninguna marca.

Applejack: Y como te fue con la venta – menciono con una gran sonrisa.

Spike: A… pues… yo… no vendí… nada – declaro un poco nervioso el dragón evitando hacer contacto visual con ambas hermanas.

Ambas miraron a Spike para que luego la menor de las Apple le jalara del brazo a la mayor para que esta se agachara un poco y su hermanita le hable al oído pero Spike al tener orejas de dragón pudo oír claramente que decía [Acuérdate que aun le temen por lo del accidente] tal comentario que escucho hizo que apretara un poco los puños.

Applejack: Jejeje bueno amigo gracias por la ayuda ahora puedes retirarte, nosotras nos encargamos – no lo veía a los ojos cuando menciono tales palabras.

Spike: Ya, adiós – se despidió desanimado el dragón, tanto que olvido su hambre.

Mientras se alejaba del puesto vio como este se llenaba de clientes y los que pasaban cerca de él murmuraban cosas hirientes de su persona y otros alejaban a sus hijos como si de un monstruo se tratase.

Spike: *Solo piensa en el buen rato que vas a pasar con tu amada Spike, eso valdrá la pena de todo este día*

Para suerte del pequeño dragón llego a lugar donde vivía su amada sin ningún inconveniente, toco la puerta esperando que Rarity le recibiera con esa cálida sonrisa que siempre hacia que su corazón se acelerara. La puerta se abrió pero no era su musa quien había abierto sino su hermana menor.

Sweetie Belle: Hola Spike en que te puedo ayudar.

Sweetie Belle tenía 13 años, de 150 cm de alto, pelo de dos tonalidades rosado y fucsia pálido, traía un hermoso vestido color rosado crema, lo que resaltaba en ella era una gema con forma de rombo en la frente de color blanco y no poseía ningún dibujo en las mejillas.

Spike: Quería saber si Rarity se encuentra aquí.

Sweetie Belle: Oh lo siento Spike pero ella ha salido hace unos minutos – tales palabra pusieron triste al dragoncito que se maldecía mentalmente por no llegar a tiempo.

Spike: Bueno eso es todo lo que quería saber, adiós Sweetie Belle – menciono mientras se alejaba de la puerta.

Sweetie Belle: Adiós Spike.

.

Nuestro amigo dragón llevaba mucho tiempo caminado cabizbajo devuelta a la biblioteca, su día se había arruinado y lo peor es que aun tenía hambre. Lo único que quería ahora era llegar a la biblioteca y embutirse de gemas para luego tomar una larga siesta.

Fluttershy: Ángel ven aquí necesitas tu medicina.

Spike dio la vuelta curioso solo para que dos patas blancas pisaran su cara y se impulsara para dar un gran salto haciendo que el chico caiga de espaldas.

Fluttershy: Oh Spike por favor tienes que ayudarme a atrapar a Ángel para que tome su medicina – menciono muy preocupada la chica que veía a su amigo en el suelo.

Fluttershy tenía 19 años, de 176 cm de alto, pelo largo de color rosado, llevaba una chompa manga larga de color amarilla que a pesar de ser gruesa y taparle hasta el cuello se notaba el gran tamaño de sus atributos y una falda larga de color verde, también portaba unas alas amarillas con unas marcas en los cachetes de mariposas rosadas.

Spike rápidamente se reincorporo y junto a su amiga Fluttershy fueron en busca del escurridizo conejo aunque Spike más era el motivo por tener entre sus manos al condenado conejo que le dejo la marca en su cara de un par de huellas.

.

Fluttershy: Gracias por tu ayuda Spike, lo llevo persiguiendo desde la tarde – dijo regalándole una linda sonrisa al chico que lo hiso sonrojar un poco.

Spike: Jejeje no hay de que – en sus manos tenia al conejo que luchaba por liberarse.

Spike estaba todo sucio con su ropa hecha un desastre ya que el bendito conejo lo hiso perseguirlo hasta por unos arbusto con espinas donde salió con varios cortes, luego de eso por un rio donde cayó terminando empapado y finalmente cerca a un lugar lleno de tierra que combinado con el agua termino con el cuerpo lodoso.

Luego de atraparlo, junto con su amiga Fluttershy fueron a su casa donde tenía listo la medicina de su conejito.

Fluttershy: Ángel abre la boca y di aaaaaa.

El conejo aun en las manos del dragón se resistía a abrir la boca pero Spike con sus dedos le apretó su colita y este dio un chillido abriendo su boca donde rápidamente fue introducida la medicina.

Fluttershy: Vez no había porque hacer tanto alboroto – miro tiernamente a Ángel mientras este se ponía verde por el horrible sabor de la medicina.

Spike: *Te mereces eso y más por hacerme sufrir pequeño demonio* – el dragón miro alrededor de la casa percatándose de algo muy extraño – oye Fluttershy y donde están tus otros animalitos, que yo sepa siempre te están asiendo compañía.

Fluttershy: Oh es que mientras estábamos llegando ellos se asustaron al verte, bueno es lógico que le teman a los drago… – se quedo callada porque había hablado de más y vio como su amigo Spike bajaba la mirada mientras sus cabellos tapaban sus ojos.

Spike: Tengo que irme… creo que recordé algo urgente que tengo que hacer hoy.

Corriendo había salido de la casa de su amiga mientras esta se sentía como una tonta por hacer sentir mal a su amigo.

.

Corriendo el pequeño Spike llego al pueblo y el sol ya comenzaba a ocultarse para dar el paso a la noche que traía la princesa Luna.

Spike: *Todos me temen desde ese accidente, incluso los animales*

Metiendo sus manos en los bolsillos se fue caminando hacia la biblioteca pero en el camino sentía las miradas de los pobladores sobre él. Usando toda su fuerza trato de ignorar las miradas hasta que se percato que cerca a la alcandía estaba su gran amor, su musa, su diosa como él solía pensar; Rarity la cual se veía aun más bella con la luz de la luna que ahora aparecía en el firmamento.

Rarity tenía 20 años, de 180 cm de alto, pelo morado bien arreglado, llevaba un precioso vestido blanco con toques morados en la base del vestido que ella misma había fabricado y en su cuello llevaba el rubí de fuego que le había regalado el dragoncito, portaba una gema en forma de rombo de color blanca en la frente y en sus mejillas tenia dibujos de tres joyas.

Spike miraba embobado con corazones en los ojos a Rarity, no podía evitarlo estaba flechado de ella desde el primer día que la vio aunque Twilight le dijo que ese era un amor infantil y pasajero él no lo creía así ya que amaba a Rarity con todo su corazón, hasta incluso le regalo una de sus joyas más valiosas para verla feliz y que en ese preciso momento llevaba.

Nuestro joven dragón comenzó a correr en dirección a su amada, ya no le importaba que ese día haya sido una mierda para él; el solo estar con Rarity valdría todo el sufrimiento que tuvo que pasar lamentablemente el destino jugaba en contra de nuestro pequeño y joven dragón el cual se detuvo en seco al ver como un chico de más o menos 20 años se acercaba a su amada con un ramo de rosas las cuales se las entrego y ella con una gran alegría lo abrazo para luego darle un tierno beso.

.

El pobre Spike con lágrimas en los ojos camina ahora en dirección a la biblioteca, con el corazón roto en miles de pedazos  que luego fueron pisoteados sin remordimiento, si así estaba su corazón. Al llegar a la puerta de su hogar su tristeza fue cambiada por ira, pensamientos en su cabeza de aquella chica que tanto amo ni siquiera se fijara en él a pesar que hacia tanto por ella, claro ella tenía 20 y el 13 pero… ¿y eso qué?, él la amaba y ni siquiera ella se digno a decir o tocar el tema ese día que estaban cayendo hacia una muerte segura, donde él por fin iba a decirle todo lo que sentía pero ella lo cayo poniendo sus dedos en su boca y ni siquiera se digno a darle una respuesta después de eso.

Ahora más enojado entro a la biblioteca y cerró la puerta azotándola fuertemente.

Twilight Sparkle: ¡Spike que te pasa! – llamo la atención a su asistente.

Spike: ¡Eso no te incumbe! – seguía aun cegado por la ira.

Twilight Sparkle: ¡No me alces la voz yo soy tu mayor y tienes que respetarme!

Spike: ¡Entonces si eres tan grande porque no arreglas el desastre que tú misma haces y no me mandes a limpiar a mí como tu sirviente!

Twilight Sparkle: ¡Suficiente Spike, compórtate civilizadamente y no como un dra… - se quedo callada mirando a la nada.

Spike: ¡Anda… dilo!

Twilight Sparkle: ¡Como un dragón!

Spike: ¡Entonces si tan mal me comporto mejor consíguete un ayudante que no sea un dragón!

Twilight Sparkle: ¡Suficiente Spike anda a tu cuarto estas castigado!

Apretando los puños y exhalando un poco de fuego verde por la nariz el dragón se fue directo a su cuarto dando fuertes pisotones y al final azotando la puerta y tirándose en su cama llevándose la almohada a la cara para callar sus llantos.

.

Al día siguiente y luego de desahogarse toda la noche Spike bajo con grandes ojeras al primer piso encontrándose con Twilight que alistaba un par de cosas en una maleta.

Spike: ¿A dónde vamos? – pregunto un poco adormitado el joven dragón.

Twilight Sparkle: Lo siento Spike pero iremos las chicas, las CMC y yo a Canterlot.

Spike: ¿Y porque yo no?, si van a ir CMC – menciono molesto el peli verde.

Twilight Sparkle: Porque estas castigado – le lanzo una mirada fría a su ayudante igual a las que le lanzaban los pobladores – tu comportamiento me dejo mucho que pensar Spike por eso te quedaras en la biblioteca y no saldrás a no ser que sea necesario entendiste.

Spike:

Twilight Sparkle: Dije, entendiste – uso una voz más autoritaria.

Spike: Si… entiendo – hablo con resentimiento el dragón.

Twilight Sparkle: Bien.

Twilight se había retirado de la biblioteca llevando su maleta dejando solo a su asistente claro que con el ave fénix asiéndole compañía.

.

En la estación del tren estaban las amigas de Twilight esperándola junto con las CMC.

Rainbow Dash: Cuanto se va a tardar la cerebrito – ella estaba volando apoyando sus manos en su nuca.

Fluttershy: De… de seguro ya no tarda – menciono tímidamente.

Pinkie pie: Oh oh hay viene – dijo mientras daba brincos muy contenta.

Twilight Sparkle: Lo siento por tardar chicas, será mejor que entremos quiero… hablarles de algo en privado – menciono lo último en voz baja sin que le oyeran las tres niñas que también les iban a acompañar.

Entraron al tren, fueron a un vagón especial para las portadoras y sus invitados, aprovechando que las niñas se fueron a investigar a ver si encontraban su Cutie Mark; claro con la advertencia de tener cuidado de las portadoras, se fueron y Twilight aprovecho el momento para hablar con sus amigas y contarles sobre el castigo de Spike.

Applejack: No crees que fuiste un poco dura con él, dulzura – menciono un poco triste la vaquera.

Twilight Sparkle: Sabes que primero tenemos que remendar nuestras acciones en la última gran gala del galope – todas las chicas desviaron la mirada ya que ese día fue el más vergonzoso de sus vidas, donde hicieron el ridículo frente a gente muy importante – aunque la princesa Celestia no se haya molestado, el resto nos ve como una burla, no podemos dejar que las portadoras de los elementos de la Armonía se vean así y con esta segunda reunión donde estarán personas muy importante así como los Wonderbolts – vio como Rainbow esbozo una sonrisa de felicidad al tener otra oportunidad de convivir con sus ídolos – podremos enmendarlo.

Fluttershy: Y que me dices de Spike no se sentirá abandonado – el resto estuvo de acuerdo con su tímida amiga.

Twilight Sparkle: No podemos llevarlo desde que ocurrió el accidente donde se volvió avaricioso – todas comenzaron a recordar como ese día el tierno y pequeño Spike se transformo en un gigante y atemorizante Dragón que por poco destruye el pueblo, desde ese día muchos en el pueblo lo ven con miedo alejando a sus hijos de él y otros lo ven con odio por haber destruido sus casas o negocios – además la noticia de que Spike se convirtió en un gran dragón se expandió por toda Equestria, estoy segura que si esos sujetos de alta alcurnia lo llegara a ver pedirían su exilio o aun peor su muerte – todas se tensaron por eso ultimo – por eso prefiero que se quede en Ponyville, por lo menos aun hay algunos que lo siguen viendo tal cual es – dijo recordando a Derpy, el Doctor Whooves, Lyra, Big Mac y otros más cercanos a su círculo de amigos y familiares.

Rainbow Dash: Con solo recordar ese día me dan ganas de golpear a esos presumidos – con las palabras de la chica atlética todas comenzaron a hacer memoria.

-Flashback:

La gran gala del galope había terminado en un desastre y las seis amigas caminaban por las desoladas calles de Canterlot con sus vestidos hechos un desastre.

Rarity: Le puse tanto empreño a mi trabajo para que todo termine arruinado por ese tonto de pacotilla, egocéntrico y narcisista del príncipe Blue Blood.

Mientras Rarity se quejaba de aquel sujeto sus otras amigas no tenían muchas ganas de aportar algo ya que estaban decaídas, en eso ven a un par de sujetos con ropa elegante saliendo de un puesto de rosquillas hablando entre ellos.

Sujeto 1: No puedo creer que tenga a esa bestia en ese lugar.

Sujeto 2: Yo me iré a quejar a salubridad al tener a ese asqueroso dragón morado en un lugar donde sirven comida.

Sujeto 1: Ese pequeño dragón mejor merece estar encerrado en una jaula sin ver la luz del sol que nos brinda nuestra princesa Celestia.

Sujeto 2: Bestias como él no son dignas de recibir los cálidos rayos del sol.

Las chicas rápidamente supieron que estaban hablando de su amigo Spike y se alistaron para darle una lección a esos sujetos tan desagradables, hasta incluso Pinkie y Fluttershy que no eran violentas pero no se esperaron lo siguiente.

Sujeto 1: Y que me dice de las portadoras de la Armonía.

Sujeto 2: Más bien las portadoras del caos, yo me moriría de vergüenza por arruinar una fiesta de tanto prestigio como la gran gala del galope.

Sujeto 1: Yo ni siquiera mostraría mi cara al público JAJAJA, enserio ellas van a protegernos o traerán la ruina a Equestria JAJAJA.

Las portadoras bajaron la cabeza mientras veían como los sujetos se alejaban riéndose a carcajadas del lugar.

-Fin del Flashback:

Twilight Sparkle: Hoy arreglaremos nuestra imagen chicas, los problemas de Spike pueden esperar un poco más.

Sus amigas aun dudando asintieron y Rarity comenzó a contar animada sobre su nuevo novio mientras iban rumbo a Canterlot sin saber que las acciones que estaban tomando les traerían grabes consecuencias en el futuro.

.

-Tiempo actual:

La pequeña ave fénix se pegaba más a su amigo dragón que comenzaba a sollozar.

Spike: Por… que… Peewee… porque me abandonaron incluso mis amigas.

El pequeño joven escamoso recuerda ese día de la gran gala del galope donde estuvo en la tienda de rosquillas y dos sujetos entraron pero cuando lo vieron comenzaron a insultarlo y burlarse de él, pero para su suerte el dueño de la tienda que era un amigo suyo voto a aquellos despreciables sujetos agradeciéndole enormemente y cuando dirigió su mirada a la ventana vio que aquellos sujetos se iban seguro aun hablando mal de él; pero a lo lejos vio a sus amigas que venía. Él esperaba que ellas al ser sus amigas los callaran y lo defendieran pero… no hicieron nada, los dejaron que se fueran de largo, ¡Sus propias amigas ni siquiera no defendieron! y eso que se esforzaba tanto por ayudarlas, luego de que ellas entraran a la tienda de rosquillas, él trato de hacer como que no vio nada.

Spike: Incluso… incluso… Pinkie no me invito a la fiesta – ahora el pobre chico era un mar de lagrimas.

Justo cuando se fue Twilight comenzó a limpiar la casa árbol y encontró un poco de serpentina en el suelo y una carta rosada metida en un libro de Twilight, dicha carta era una invitación a la fiesta para darle la bienvenida al familiar de Lyra pero la invitación solo era para Twilight y la hora de la fiesta era una hora después de que lo mando castigado a su cuarto, no le había enviado una para él a pesar de que la ayudo. Rompió la carta con mucha ira y la arrojo al suelo, la verdad es que Pinkie no lo había invitado ya que temía que el invitado se asustara con Spike al ser un dragón y más al ser el dragón que casi destruye un pueblo como salía en los periódicos.

Spike: Y que pasara cuando yo crezca… de seguro se desharán de mi… todas ellas me votaran… o los pobladores pedirán mi cabeza… – decía con miedo Spike de que en un futuro él se quedara solo, esa idea lo atormentaba tanto que comenzó a temblar mientras se abrazaba aun más fuerte.

El pequeño fénix logro subirse a su hombro y frotar su cabeza contra la mejilla escamosa del chico dragón el cual se recupero lentamente para luego acariciar la cabeza de su amigo.

Spike: Tú eres mi único amigo Peewee – el ave fénix suelta un pequeño graznido de felicidad al ver que su amigo dejo de llorar.

TOC!

Spike: ¿Qué fue eso?

TOC!

Spike: ¿Escuchaste eso Peewee? – el ave miro a todos lados al igual que su amigo.

TOC!

Voltearon justo a tiempo donde vieron una pequeña piedra que golpeaba la ventana. Rápidamente Spike saco su cabeza por la ventana para ver quien lanzaba esas piedritas pero grande fue su sorpresa al encontrase a un pequeño gato dorado de grandes ojos que estaba parado sobre sus patas traseras, moviendo su patita como si lo estuviera llamando.

Spike a toda velocidad bajo al primer piso, no sabía porque pero algo dentro de él le decía que tenía que seguir a ese gato, así que salió de la biblioteca con su ave fénix siguiéndole mientras volaba.

Al salir afuera e ir por detrás del árbol no encontró al gato y se decepciono pensando que fue una jugarreta de su imaginación.

Spike: Tal vez me estoy volviendo paranoico con todo este asunto de AUH! – Se sobo la cabeza porque un objeto le había caído y al mirar bien dicho objeto se percato que era una piedrecilla – ¿eh?

Siguiendo la dirección de donde fue lanzada la piedra vio al mismo gato detrás de un árbol moviendo su pata llamándolo otra vez y nuestro joven dragón lo siguió al igual que el ave.

.

No sabe cuanto a estado exactamente recorriendo el bosque siguiendo al bendito gato pero al ver el sol en su punto más alto se dio la idea que fue más de dos horas.

Spike: Ahora donde estará el mendigo gato.

NYA!

Tanto el joven dragón como el ave fénix vieron que el sonido provenía dentro de una cueva, Spike estaba a punto de adentrarse en ella pero el fénix con su pico lo jalo de su chaqueta.

Spike: Tranquilo Peewee no hay que temer solo es un gato – dirigió su mirada a la cueva – Peewee quiero que te quedes aquí, yo voy a entrar – el ave dio un graznido de inconformidad – entiende Peewee tengo que ir ahí adentro, no sé porque pero algo me dice que tengo que hacerlo.

El ave fénix dudando decidió acatar la orden de su amigo y se quedo afuera mientras este entraba a dicha cueva.

.

Spike: Eso es todo – dijo un poco desanimado el niño peli verde.

Prácticamente eran 20 metros de profundidad de la cueva para toparse con una pared y sin el gato.

Spike: ¿Cómo habrá hecho para escapar si solo hay una salida? – Menciono mientras veía la pared al final del camino – bueno será mejor regresar.

Cuando dio media vuelta al frente a él estaba ese gato dorado que se paraba sobre sus patas traseras, ahora viéndolo bien le llegaba un poco más a las rodillas, era muy pequeño, media 75 cm y eso que él a sus 13 años superaba a las CMC por unos milímetros.

Spike: Oye amiguito te perdiste – Trato de usar ese todo dulce que usaba Fluttershy cada vez que intentaba ayudar a un animalito.

Gato dorado: No pero pronto tú lo estarás y te recomiendo estar alerta al lugar que iras si no quieres morir Nya!

Spike se había quedado sin habla porque aquel gato hablo y encima le menciono que podría morir. Traba de salir del asombro el dragón pero una patada del gato en su cara lo hiso caer de espaldas sin que él se percatara que detrás suyo se abrió un portal donde fue adsorbido mientras gritaba.

Gato dorado: Buena suerte como cazador Nya!, la necesitaras – dijo el gato mientras se despedía agitando su pequeña patita.

Una vez se cerró el portal el gato dorado se desvaneció en el aire justo a tiempo porque Peewee entro asustado al oír el grito de su amigo pero por más que lo buscaba no lo encontraba.

Pinkie Pie: Ah! – se había agitado Pinkie sobresaltando a sus amigas.

Rarity: Estas bien querida.

Pinkie Pie: No se, mi Pinkie sentido me dice que algo malo acaba de pasar – menciono un poco triste la chica.

Todas las portadoras que seguían en el tren no pudieron evitar sentir una gran tristeza y un vacio en sus corazones, confundidas ya que no sabían exactamente la razón de tal tristeza.

CRASH!

Luna: ¡Hermana estas bien! – Exclamo la princesa de la noche y no era para menos ya que estaba tranquilamente tomando el té con su hermana mayor y de la nada esta soltó su taza mientras varias lágrimas salían de sus ojos.

Celestia: No se… porque Luna… pero siento que algo malo… le ocurrió a alguien muy especial para mí – dijo la princesa del día mientras le temblaban las manos y su hermana menor para reconfortarla la abrazo esperando que todo sea solo la imaginación de su hermana mayor.

OoOoOoO

Spike: Agh… mi cabeza – Spike tenía los ojos cerras tratando de enfocar bien el lugar donde se encontraba, una vez que su vista se ajusto se percato que estaba dentro de una casa de madera llena de polvo y apolillada con algunos huecos grandes en la pared - ¿Pero qué?

Levantándose camino hasta salir por la puerta
Ima 1
principal; la cual apenas se mantenía, una vez afuera vio que había una gran vegetación que crecía de manera des uniforme, con tablas de maderas tiradas por todas partes y el tronco de un árbol viejo a unos metros dando a entender que este lugar estaba abandonado.

Spike: No recuerdo ningún lugar de Ponyville como este… de hecho ni siquiera creo que en Equestria haya un lugar como este.

Se fijo bien en el lugar y pudo ver a lo lejos unas colinas; camino un poco para ver mejor pero se topo con el filo de un pequeño acantilado de no más de 5 metros todo cubierto de vegetación y en el fondo un gran rio que provenía de las colinas de al fondo pero cubierto por una densa niebla.

Spike: ¿Dónde estoy? – se pregunto el pequeño dragón.

Dio la vuelta y se fijo en la casa abandonada de donde había despertado, la casa era de paredes en forma hexagonal y con un cono por techo dándole un estilo oriental, pero la casa estaba medio inclinada con algunos pedazos de maderas faltantes y cubierta de polvo y moho, a unos metros también había otra casa en las mismas condiciones.

Spike: *¿Qué fue lo que paso aquí?* – se pregunto a si mismo pero un sonido lo saco de sus pensamientos.

GRAH! GRAH!

El extraño sonido provenía de uno de los cuatro caminos de ese lugar y antes de que se diera cuenta, 3 extrañas criaturas vinieron corriendo hacia donde se encontraba él.

GRAH! GRAH!

Ima 2
Estas 3 criaturas parecían unos dinosaurios, más exactamente unos velociraptores con la diferencia que tenían un color anaranjado en el cuerpo pero un color morado claro por toda su espalda hasta su cola, también poseían una membrana alrededor del cuello de color morado y filosos colmillos, dichas criaturas median 1 metro de alto y  2 metros de largo desde su hocico hasta su cola.

GRAH! GRAH!

Las criaturas se fijaron en nuestro amigo dragón y comenzaron a acercarse poco a poco agachando levemente la cabeza como si estuvieran acechándolo y abriendo las membranas de su cuello dándoles un aspecto más amenazador.

Spike retrocedía lentamente, estaba muy asustado ya que era la primera vez que veía a esas bestias pero trataba de mantenerse tranquilo y pensar como escapar de ahí. Pensó en correr por uno de los cuatro caminos que vio pero el problema radicaba en que no conocía el lugar y podría encontrarse con algo peor que esas criaturas, además viéndolas bien dedujo rápidamente que ellas eran veloces por su aspecto.

Spike: *Bien si no puedo escapar corriendo* – Giro un poco su cabeza para ver aquella casa abandonada – *Entonces tendré que ocultarme*

Giro rápidamente y se metió a la casa; vio como esas criaturas comenzaron a correr hacia él justo en el momento que cerró la puerta.

Spike: Eso estuvo cerca – menciono soltando un suspiro el pequeño dragón mientras se sentaba en medio de la casa tratando de calmarse pero lamentablemente aun estaba bajo peligro.

CRASH!

Asustado miro hacia atrás donde esas criaturas habían atravesado la pared de madera con sus cabeza y usando sus garras delanteras comenzaron a romper las tablas para abrir más el hueco.

Spike: ¡Oh rayos!

Nuestro amigo Spike no tomo en cuenta el estado deplorable que se encontraba esa casa así que rápidamente y con el corazón en la mano salió por la puerta principal justo cuando escucho unos leves crujidos de la casa.

PUM!

Se alejo un par de metros y vio como la casa se desmoronaba frente al él, por lo visto la estructura no soporto mucho cuando esas bestias comenzaron a romper más la pared.

Soltando un gran suspiro y apoyándose en sus rodillas trato de recuperar el aliento, jamás en toda su vida en Equestria había experimentado tanto peligro pero lo que no sabía es que eso estaba lejos de acabar.

GRAH! GRAH!

Por encima de los escombros vio a las 3 criaturas que salían con algunos rasguños pero se veían mas molestas que al principio, él pensó en huir por uno de los caminos pero vio como una de las criaturas dio un gran salto abriendo sus garras tanto de su pies como de sus diminutos brazos para tratar de encajarle en su cuerpo pero el retrocedió justo a tiempo y la criatura cayó frente a él, pero no pudo evitar el siguiente ataque cuando esa bestia giro sobre su propio eje dándole un fuerte golpe con su cola directo en su pecho haciéndolo retroceder hasta una piedra en donde se estrello la cabeza dejándolo muy mareado con un fuerte dolor y sintiendo que poco a poco perdía la conciencia.

GRAH! GRAH!

Abriendo un poco sus ojos vio como se acercaban esas criaturas y como una de ellas abría grande su boca, acercando sus fauces a su cara para acabar con su vida; él solo esperaba que su muerte no fuera tan dolorosa mientras ya estaba al borde de la inconsciencia.

PAM!

Ya no sentía el horrible aliento de la criatura en su cara así que haciendo un último esfuerzo abrió sus ojos y vio a un par de gatos bípedos frente a él con unas extrañas armaduras y armas que se enfrentaban a esos tres monstruos.

Spike: jejeje… ahora… si me he vuelto… lo… co… - menciono mientras cerrabas los ojos y quedaba inconsciente.

.

Unos minutos después los dos gatos con armadura sin mucho esfuerzo derrotaron a las 3 bestias y fueron a ver al joven que estaba en peligro pero grande fue su sorpresa a ver el aspecto del joven.

Gato 1: Que extraño parece un humano pero tiene escamas como un dragón Nya!

Gato 2: Mira Nya! Tiene una cola de dragón, esto es raro Nya!

Gato 1: Crees que hay que decirle al jefe sobre esto Nya!

¿?: ¿Decirme que?

Ambos gatos dieron un gran salto de sorpresa cuando un sujeto atrás de ellos apareció. El portaba una armadura de
Ima 3
cuerpo completo con escamas color rojo con partes plateadas de metal y espinas negras en los hombros, rodillas, brazos y en su casco que sobresalían, también portaba una gran espada de metal curveada en la punta con unos huecos en ella porque así era su modelo, su mango era de un color cobre, dicha espada la llevaba en la espalda.

Gato 2: Ve… vera jefe escuchamos a unos a unos Jaggis por la zona 4 y decidimos investigar Nya!

Gato 1: Y los encontramos cuando estuvieron a punto de matar a este chico Nya!, lo rescatamos justo a tiempo pero…

Gato 2: No parece un chico común y corriente, júzguelo usted mismo jefe Nya!

El sujeto de la armadura se acerco al joven y se sorprendió de su apariencia, las pocas escamas en su cuerpo, la cola y los colmillos le daban el aspecto de un dragón pero a la misma ves tenia la apariencia de un humano.

¿?: … - Se quedo callado mientras se llevaba una mano al mentón.

Gato 2: ¿Qué hacemos con él, jefe? Nya!

¿?: Pónganlo en la carreta, lo llevaremos al pueblo y abríguenlo también – dio media vuelta y se dirigió por uno de los caminos.

Gato 1: ¿Jefe y que hay de la misión? Nya!

El sujeto saco su gran espada y con esta dio un fuerte golpe al suelo causando un remesón y asustando al par de gatos pero rápidamente notaron cómo salía un poco de sangre de esa gigantesca espada.

¿?: La misión ya está cumplida – lo dijo con un tono burlesco que de seguro si no tuviera el casco estaría esbozando una sonrisa.

Los gatos sin demora cargaron al joven cada uno tomándolo de los brazos aunque a pesar de su tamaño sí que pesaba haciendo que el par de felinos haga un gran esfuerzo.

Gato 1: Maldiciones este chico sí que pesa Nya! – menciono un poco irritado el gato.

Gato 2: Que acaso come piedras o joyas Nya! – lo apoyo también su amigo.

Así comienza la aventura de nuestro joven dragón en un mundo lleno de peligros, ¿lograra superarlos?, eso lo veremos en el próximo capítulo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.