FANDOM


Sombras y Secretos
New Dark Shadow
Pertenece a: Redfork2000
Clasificacion 12+
Género Acción, Aventura
Estado En Construcción
Ambientada en Imperio de Cristal, Starland, Canterlot, Potrusia.
Personaje (s) Dark Shadow, Black Gem, Maud Pie, entre otros.
Cronología
Ninguna Sombras y Secretos Ninguna
Este es un fan-fic de Sonis Productions, cuya cronología se sitúa durante la sexta temporada de My Little Pony.

Capítulo 1: Una noche no tan tranquila

Ya era de noche en el Imperio de Cristal, las calles relucientes, que brillaban a la luz de la luna y las estrellas, ya estaban sin un sólo pony a la vista. No habían ruidos, todo estaba en completa calma y silencio mientras todos los ponis de cristal dormían apaciblemente en sus hogares.

En una de estas casas de cristal, una casa de color más oscuro, cercana al castillo de la Princesa Cadance, se encontraba un unicornio de cuero azul oscuro, melena negra y cutiemark de cristales oscuros. Se trataba nada más y nada menos que del sobrino del Rey Sombra, Dark Shadow. Este corcel, a pesar de su linaje oscuro, se ha convertido en uno de los mayores defensores del Imperio de Cristal y de Equestria.

El corcel se hallaba junto a la ventana, observando el paisaje nocturno, las calles relucientes y silenciosas del Imperio de Cristal. Él sabía muy bien que incluso en una noche así de tranquila, así de apacible, podía haber peligro, incluso enemigos poderosos al acecho. Por eso el nunca descansaba en su labor de velar por la seguridad en el Imperio de Cristal. Tenía que mantenerlos a salvo, era su forma de pagar su deuda con todos aquellos ponis a los que él había puesto en peligro en el pasado.

Mientras Dark Shadow veía las calles de cristal por su ventana, entraba a la habitación una pegaso blanca, con melena de color negro y púrpura, una yegua elegante y con una gran afición a las gemas.

-¿Cuánto tiempo has estado aquí?- le preguntó ella a Dark Shadow.

-¿Black Gem?- respondió él, dirigiendo la mirada hacia ella. -Creí que te habías ido a buscar gemas de nuevo.-

Dark Shadow no bromeaba, Black Gem realmente ama las gemas, y cuando ella no está con su amigo, suele estar ocupada buscando gemas. Según lo que había visto Dark Shadow, la elegante yegua incluso tenía una caverna secreta en la que guardaba todos sus tesoros. Él era el único a quién ella le había mostrado esa caverna.

-Eso hacía- contestó la pegaso. -Pero no logré encontrar nada. Empiezo a creer que ya encontré todas las gemas de aquí.-

Dark Shadow volteó los ojos, y volvió a mirar hacia la ventana. Black Gem era una buena amiga de Dark Shadow, sin embargo, a él a veces le parecía que ella estaba demasiado obsesionada con buscar gemas. Él tenía mejores cosas en qué pensar que cuántos rubíes y zafiros quedaban en las cavernas del Imperio de Cristal. Black Gem, por su lado, sentía que a veces Dark Shadow no mostraba interés alguno en lo que ella hacía.

No obstante, ambos dejaron de pensar en sus propios asuntos cuando vieron a una silueta de pony corriendo encima de los edificios.

-¿Quién es ese pony?- preguntaba Black Gem, mirando con sospechas la silueta que corría sobre los edificios.

-Lo vamos a averiguar.- dijo Dark Shadow, quién se dirigió a la puerta para salir a detener a este pony misterioso. Debían descubrir de quién se trataba, y cuáles eran las intenciones de este pony. Black Gem vio a Dark Shadow salir de su casa, y lo siguió rápidamente. Ambos observaron al pony que estaba sobre los edificios, y lo perseguían con cuidado y en silencio, para que aquel pony no los descubriera. Pronto se dieron cuenta que este misterioso pony se dirigía al castillo de la Princesa Cadance.

-Se dirige al castillo.- menciona Black Gem. -¿Qué hacemos?

-Tú síguelo por el aire, yo lo interceptaré más adelante.- explica el unicornio oscuro. -Lo rodearemos para que no pueda escapar.-

Black Gem asiente la cabeza y hace lo que su compañero le dijo. Vuela tras el pony misterioso, teniendo cuidado para que este no la vea. Dark Shadow usa su magia para teleportarse a la cima de un edificio. Allí avanza sobre los edificios para interceptar al pony misterioso. Cuando lo logra, el misterioso pony lo ve a unos metros de distancia, y emprende la huida por el otro lado, sólo para encontrar a Black Gem detrás de él.

-¿Qué quieren de mí ustedes dos?- preguntó el pony misterioso, en una voz áspera y profunda. Aquel pony llevaba una manta negra encima, sin duda para ocultar su identidad.

-¿Quién eres y cuáles son tus intenciones?- dijo Dark Shadow con firmeza, interrogando al pony misterioso.

-Lo siento, eso es información confidencial.-

-¿Información confidencial?- dice Black Gem.

-No tengo tiempo para discutir con ustedes dos.- Agrega el pony antes de sacar algo que parecía un arma.

-¡Está armado!- Exclama Black Gem, sorprendida. Aunque existen algunas armas, rara vez se ven ponis que las porten.

-¡Suelta el arma!- Exige Dark Shadow, tras lo cual el pony apunta a un edificio más alto y dispara. Resultó no ser un arma, sino un garfio volador. el pony misterioso logró escapar rápidamente gracias al garfio volador. Dark Shadow y Black Gem actúan rápidamente al ver que el pony no identificado se escapa.

-Oh, no creas que te dejaré escapar.- dice Dark Shadow, y empieza a perseguirlo, corriendo sobre los edificios. El pony lo ve seguirlo y corre aún más rápido, dirigiéndose al castillo de Cadance todavía. Black Gem vuela hacia el pony desde otra dirección, intentando rodearlo junto con Dark Shadow. El pony al ver la situación en la que se encuentra, ve una hamaca abajo, y salta del edificio para aterrizar en la hamaca.

-¡No lo dejes escapar!- exclama Dark Shadow. Quién sea que era este pony, probablemente tenía malas intenciones. Dark Shadow no dejaría que llegara al castillo sin saber sus intenciones. Con la ayuda de Black Gem, seguro lograrían detenerlo. Ambos lo persiguieron hasta rodearlo de nuevo.

-Sólo dinos tus intenciones.- dice Dark Shadow. -No queremos hacerte daño.-

-Aléjense de mí, o se arrepentirán.- responde el pony misterioso.

Dark Shadow y Black Gem necesitaban asegurarse de las intenciones de este pony, podía ser un villano peligroso que intentaba robar el Corazón de Cristal, o quizás atacar a la Princesa Cadance. El pony los amenazaba, pero no podían dejarlo llegar al castillo sin conocer sus intenciones.

-¡Alto!- se escuchó una voz conocida desde arriba. Dark Shadow rápidamente alzó la mirada, y se dio cuenta de que era la Princesa Cadance, volando hacia ellos.

-Princesa Cadance.- dijo Dark Shadow antes de inclinarse en señal de reverencia. Black Gem hizo lo mismo, y el pony misterioso caminó hacia ella.

-¿Qué está pasando aquí?- pregunta la princesa, tras lo cual el pony misterioso le susurró al oído algunas cosas. -Oh, ya veo.- responde Cadance.

-Princesa, vimos a este pony venir en camino al castillo.- explicó Dark Shadow. -como no revelaba su identidad, ni nos decía cuál era su objetivo, creímos que podía ser un villano.-

Cadance empieza a reír ligeramente. -Él no es un villano Dark Shadow.-

-Princesa, debemos entrar al castillo.- dice el pony. -Es sólo cuestión de tiempo para que nos encuentren.-

Al terminar de decir eso, se vieron los cuatro rodeados por una docena de ninjas.

-¡Maldición! Nos encontraron.-

-Ustedes no se preocupen.- les dice Dark Shadow. -Podemos con ellos.-

-Sí, nos encargamos de cosas así todo el tiempo.- añade Black Gem.

Los ninjas se acercan para atacar, mientras Dark Shadow los mira, con una cara seria y inexpresiva.

-¿Qué creen ustedes que hacen aquí?- les dice en un tono firme y hasta amenazante. -Será mejor que se retiren, o lo lamentarán.-

-Son los enemigos.- explica el pony misterioso.

-Adelante, ataquen, fuimos entrenados para esto.- dice uno de los ninjas a sus compañeros.

Unos de los ninjas salta hacia Dark Shadow para golpearlo, pero Dark Shadow bloquea el golpe del ninja, y luego se mueve rápidamente para atacarlo con sus patas delanteras, dándole una poderosa combinación de golpes. El ninja bloquea los golpes y sigue enfrentando a Dark Shadow, lanzando golpes y bloqueando los de Dark Shadow. Finalmente Dark Shadow hace una patada giratoria derribando al ninja. El ninja levanta la cabeza mientras está en el suelo, y Dark Shadow le da un último golpe dejándolo inconsciente.

-No está mal.- dice el pony misterioso.

-¡Cuidado!- exclama Black Gem. -¡Hay más viniendo hacia ti!-

Dark Shadow voltea y ve a otro ninja lanzarse un shuriken, así que él lo intenta esquivar, el shuriken le pasó cortando una parte de la melena.

-Eso estuvo cerca.- dice Black Gem. -Te ayudaré.-

Black Gem vuela sobre unos dos ninjas que están corriendo hacia Dark Shadow, y los patea desde el aire. Los dos saltan a golpearla, pero ella gira en el aire golpeándolos con sus cascos. Después carga a uno de ellos, lo levanta a varios metros de altura, y lo arroja sobre el otro, dejando aturdidos a los dos.

Dark Shadow lucha con otro ninja, sin embargo mientras hace eso no ve a otro ninja que se le acerca por atrás. El ninja golpea a Dark Shadow por atrás, derribándolo. Dark Shadow se levanta rápidamente para responder, pero entre ambos ninjas lo golpean para noquearlo rápidamente. No obstante, el pony misterioso llega junto a Dark Shadow y enfrenta a ambos ninjas. Otro ninja lanza un shuriken hacia Dark Shadow, Dark Shadow apenas tiene tiempo de reaccionar y moverse, y el shuriken le pasa dejando un corte en una pata delantera.

Cadance empieza a volar, y dispara rayos mágicos a los ninjas que quedan. Estos esquivan los rayos ágilmente, y entonces Dark Shadow usa un hechizo que crea fragmentos de cristal, y los arroja a los ninjas. Los cristales se ensartan en todos los ninjas menos uno, que logró esquivar todos los cristales. El ninja que queda ve a todos sus compañeros caídos y heridos.

-¿Creen que ganaron?- dice el ninja, en una voz fría y seria. Dark Shadow, Black Gem, Cadance y el otro pony lo vieron fijamente. -No saldrán ilesos esta vez.- El ninja sacó una pistola, lo cual sorprendió a Dark Shadow y Black Gem. El pony misterioso intentó tranquilizar al ninja que quedaba.

-Baja el arma.- le dice. El ninja sin embargo, empezó a disparar al pony misterioso, mientras este intentaba evitar los disparos, pero le dio la tercera bala. El pony misterioso cae al suelo.

-Eso será suficiente.- dice el ninja. -Ahora debo llevar el informe a jefe.- El ninja lanza una bomba de humo y huye. Cuando se despeja el humo, aquel ninja ya no estaba.

-Rayos, el maldito se escapó.- dice Dark Shadow, luego regresando para ver al pony que había caído herido por la bala.

-Creo que no sobreviviré esta vez.- dice el pony, con voz débil. -Princesa....-

-¿Sí?-

-Quiero que le digas a este unicornio lo que necesita saber.- dice, cada vez más débil. -Aunque yo muera, esta misión debe ser cumplida.-

-Puedes contar con ello. Dark Shadow es uno de los mejores agentes que tengo.- le responde Cadance.

Dark Shadow y Black Gem estaban en silencio, viendo la escena sin decir una sola palabra.

-Bien.- responde el pony. -El destino de Equestria está ahora en sus... sus... cascos...- termina el pony, antes de su último aliento y cerrar los ojos. Cadance, Dark Shadow y Black Gem permanecieron en silencio un momento, viendo el cadáver de aquel pony. Luego Cadance voltea hacia Dark Shadow, que estaba en este punto bastante confundido.

-¿De qué misión hablaba?- le pregunta a Cadance.

-Verás Dark Shadow, él era un espía, un espía que trabajaba para la Princesa Star Blue.-

-¿Un espía starlandés, entonces?- responde Dark Shadow.

-Así es.- continúa Cadance. -Él estaba investigando en una misión importante, se trata de unos agentes y científicos potrusos.-

-¿Agentes potrusos?-

-Sí, hasta donde yo sé, en Potrusia se están llevando a cabo unos experimentos para desarrollar una nueva tecnología que será usada para la guerra.-

-Entonces, ¿él quiere que yo tome su lugar?- dice Dark Shadow, sorprendido.

-Sí, y estoy de acuerdo con ello.- responde la princesa. -Esta misión tiene que ser cumplida, si los potrusos terminan esa arma, la usarán para amenazar Equestria. Y realmente no se me ocurre un mejor pony que tú para investigar a fondo el plan de los potrusos, infiltrarte en sus bases y evitar que inicien la guerra contra Equestria. Tú serás nuestro espía.-

-¿Yo? ¿Un espía?- responde el unicornio, evidentemente sorprendido. -¿Crees que esto funcionará?-

-No lo creo, estoy segura.- responde la princesa.

-Estoy de acuerdo con ella.- agrega Black Gem. -Creo que si alguien puede espiar a los potrusos y detenerlos de atacar Equestria, ese serías tú.-

-Si es lo que debo hacer por Equestria, lo haré.- dice Dark Shadow.

Esta sería una nueva aventura para Dark Shadow. Él ya había sido un agente del Imperio de Cristal, y había defendido el Imperio por un buen tiempo, pero esto sería algo aún mayor. Una nación tecnológicamente avanzada estaba trabajando en un arma que podría usarse para destruir Equestria. Dark Shadow sabía que Equestria dependía de él para protegerlos de esta amenaza, y él no pensaba fallarles. Después de todo el dolor y sufrimiento que les había causado en el pasado, y que sus amigos lo habían perdonado por ello y le dieron la oportunidad de ser mejor, era lo mínimo que él podía hacer para retribuirles el favor a todos. Sería difícil, sería peligroso, pero él iba a seguir adelante sin importar qué.

Capítulo 2: Encontrando aliados

Dark Shadow estaba listo para la misión. Black Gem, su compañera de trabajo, también iba a acompañarlo a su misión de espionaje.

-¿Por dónde debo comenzar?- pregunta Dark Shadow a la princesa.

-En Starland están algunos agentes que nos están ayudando a conseguir información útil para el caso.- explica Cadance. -Si necesitas más información, puedes buscarlos a ellos.- Cadance le entrega una carpeta a Dark Shadow con fotos de un corcel, una yegua y un potro.- Ellos hablarán contigo si les dices la contraseña secreta.-

Cadance procede a susurrarle a Dark Shadow la contraseña secreta. Black Gem se acerca e intenta escucharla también, pero no lo logra.

-Cuando les digas esa contraseña, sabrán que eres de nuestro equipo, y te darán la información necesaria.- explica Cadance. -Eso es toda la ayuda que yo te puedo ofrecer por ahora. Confiamos en ti, Dark Shadow.-

Dark Shadow asiente la cabeza, y luego mira a Black Gem.

-Tenemos una misión que cumplir.- Dark Shadow se retira, seguido rápidamente por Black Gem. Cadance los ve a los dos irse, y regresa a su castillo.

Dark Shadow y Black Gem llegan a la estación de trenes, para esperar al tren que los llevaría a Starland. La estación está completamente vacía, sin un sólo pony esperando el tren. Aparte de ellos, el único pony que está allí es el pony que vende los boletos del tren en una ventanilla. El lugar se veía oscuro, sólo había una luz tenue en el techo que alumbraba ligeramente el área. Dark Shadow camina a la ventanilla para comprar los boletos, mientras Black Gem se sienta en una banca a esperar el tren.

-Eso sería 28 bits, señor.- dice el pony de la ventanilla. Dark Shadow le da un billete de 50 bits, y el pony lo toma. -Aquí tiene su cambio.- le dice el pony mientras le da las monedas. Dark Shadow le agradece, y luego se sienta junto a Black Gem mientras esperan el tren.

Después de unos minutos, el tren llega a la estación, y ambos se suben al tren. Una vez que el tren ha dejado la estación, el pony de la ventanilla toma su teléfono, y llama a alguien.

-¿Señor? El nuevo subió al transporte. Estará en la estación en 90 minutos. Es un unicornio azul oscuro con negro, y lo acompaña una pegaso blanca con melena negra y púrpura.-

Después de un largo viaje en tren, Dark Shadow y Black Gem finalmente llegan a Starland. El tren se detiene en la estación y ambos ponis bajan del tren.

-Al fin llegamos.- dice Black Gem, que se sentía bien de poder estirar un poco sus patas después del largo viaje. Dark Shadow siguió hacia adelante, indicándole a su compañera que lo siguiera. Black Gem lo sigue rápidamente.

Starland es la ciudad conocida como Ciudad de las Estrellas, y con razón, no sólo es el hogar de numerosas celebridades, sino que su paisaje nocturno es único. Edificios con luces de neón en sus fachadas, las calles iluminadas con muchos focos, era un lugar que brillaba como si hubiesen estrellas en la ciudad. A diferencia de algunas otras ciudades de Equestria, Starland solía encontrarse de hecho bastante activa durante la noche, con muchos ponis asistiendo a fiestas, visitando discotecas, gastando dinero en los casinos, o bien dentro de algún bar, lo cierto es que las noches de Starland siempre eran activas. Dark Shadow y Black Gem caminan por las calles iluminadas de la ciudad, mientras intentan encontrar a los espías que Cadance les había indicado.

-Será imposible encontrar a ese trío de ponis en esta gran ciudad.- Menciona Black Gem, mientras camina al lado de Dark Shadow. El oscuro unicornio responde con firmeza.

-La palabra imposible es tan sólo una ilusión pesimista. Todo es posible.- A esto su compañera no respondió nada más, y ambos siguieron caminando. En eso, Dark Shadow pasa frente a un edificio, por la ventana se pueden ver las luces intensas y la gran cantidad de ponis presentes. También Dark Shadow oye la música a todo volumen. Era nada más y nada menos que una fiesta lo que estaba teniendo lugar ahí. Este hecho no atraería la atención de Dark Shadow, de no ser por el hecho de que vio a un potro entre la gran multitud de ponis.

-Eso es inusual.- piensa el oscuro unicornio. -Los potros no suelen venir a este tipo de fiestas, menos a esta hora. Es medianoche.- Black Gem nota que Dark Shadow se ha detenido a ver la fiesta y a pensar, y cree que este se ha distraído.

-Dark Shadow, no hay que distraerse.- Le dice la elegante pegaso. -Tenemos que buscar a los espías de los que nos habló la princesa.-

-Ese potro.- dijo Dark Shadow a su compañera, señalando al potro en la fiesta. -Eso no es normal.-

-¿Y?-

-Si te fijas bien, está con una yegua y un corcel. Y por si eso no fuese suficiente, los tres caminan juntos a todos lados. El corcel lleva consigo un maletín. Esto se ve sospechoso.-

-¿Crees que sean los ponis a los que buscamos?- Pregunta la pegaso blanca, confundida.

-Sólo hay una manera de saber.- le responde Dark Shadow, dirigiéndose a la entrada. Ahí ve a un pony alto, cuidando la entrada.

-Su entrada por favor.- Dice el pony, en un tono serio y grave. Dark Shadow saca un billete de 200 bits, y se lo da al pony.

-Quédate con el cambio.-

El pony que cuida la entrada toma el billete y deja pasar a los dos, que rápidamente entran al edificio. Era una fiesta intensa, la música a todo volumen, una gran multitud de ponis llenaban todo el lugar, mientras las luces intensas brillaban. Muchos ponis bailaban en la pista de baile, otros estaban en las mesas, comiendo y bebiendo en abundancia.

-¿Estás seguro que esos tres están en un lugar así?- pregunta Black Gem a su compañero.

-Vi al potro con los otros dos aquí. Además, si son buenos agentes, seguramente están mezclados entre la multitud.-

-Espero que los encontremos pronto, este lugar me da mala espina.- Cuando Black Gem termina de hablar, un par de corceles se le acercan, tambaleando ligeramente, con botellas en sus cascos.

-Hola preciosa, ¿cómo te va?- Le dice uno de los corceles. Black Gem se empieza a sentir incómoda, pero lo disimula, esperando que Dark Shadow logre encontrar a los agentes pronto.

-Bastante bien, gracias por preguntar.- dice la pegaso, alejándose disimuladamente. Dark Shadow ve al potro, y empieza a caminar hacia él, haciendo a un lado los ponis que se le atravesaran. El potro estaba comiendo unas papas fritas, sentado relajadamente en una silla, y no se daba cuenta del unicornio oscuro que se le estaba acercando. Entonces un corcel alto y verde se le acerca a Dark Shadow justo cuando este iba a llegar al potro.

-Hola, ¿Qué haces?- pregunta el corcel.

-Creo conocer a ese potro.-

-Lo dudo.- dice el corcel, inspeccionando a Dark Shadow con su mirada. -¿Quién eres tú por cierto?-

-La verdadera pregunta aquí es, ¿Quién eres tú?-

En eso Black Gem se vino al lado de Dark Shadow, huyendo disimuladamente de los dos corceles que la estaban siguiendo, notablemente lento y perdiendo el equilibrio los dos. Ambos corceles aún tenían sus botellas con ellos y seguían bebiendo de ellas mientras buscaban a Black Gem.

-¿Estos son?- le pregunta ella a Dark Shadow.

-Eso sospecho.-

En eso el potro finalmente nota lo que ocurre detrás de él, y se da la vuelta para conversar también.

-¿Qué ocurre?-

-Nada importante.- Le dice el corcel grande. -Tú vuelve a comer tus papas fritas.-

-Mighty Hoof, quiero saber.- dice el pequeño potro mientras intenta acercarse.

-¡No se supone que reveles mi nombre!- Dice Mighty Hoof al potro, reprendiéndolo por su imprudencia.

Dark Shadow estaba aún más seguro de que estos eran los ponis que estaba buscando, se acerca al corcel y le dice la contraseña secreta en su oído. Entonces Mighty Hoof reacciona.

-Conocen la contraseña. Pero, nunca los había visto antes.-

-Es una larga historia.- explica Dark Shadow. -Pero no hay tiempo de explicar, necesitamos ayuda.-

-Llamaré a mi compañera y nos reuniremos en mi oficina.- dice Mighty Hoof.

-¿Podemos irnos pronto?- pregunta Black Gem. -Esos dos corceles me dan muy mala espina.- agrega, señalando a los corceles que la estaban buscando.

-¿Qué pasa aquí?- pregunta una yegua roja, acercándose a Mighty Hoof.

-Son aliados nuevos, vamos a la oficina.- le explica a su compañera.

-Entendido, vamos.- dice la yegua, llevándose al potro con ella.

-¡Oye, aún no me termino las papas fritas!- reclama el potro.

Dark Shadow y Black Gem salen de la fiesta con los tres ponis, y los siguen por la calle. El potro seguía forcejeando para soltarse de la yegua, pero no lo lograba. Mighty Hoof, el corcel verde, era el que iba adelante en el grupo, dirigiendo a todos hasta llegar a una casa vieja y pequeña.

-Aquí es.- anuncia Mighty Hoof.

-Interesante, eligieron una propiedad vieja y deslucida para no atraer la atención. Bien pensado.- dice Dark Shadow.

Mighty Hoof se pone nervioso. -Sí, digamos que es por eso.-

-Creí que era porque era él único lugar que podías costear.- dice el potro, causando que Mighty Hoof se enoje con él.

-Hablaremos cuando estemos adentro, pequeño chismoso.- dice el corcel. Luego él abre la puerta con su llave, y los cinco ponis entran al edificio.

Al entrar al edificio, se ve por dentro que el lugar es viejo y algo descuidado. Las paredes definitivamente necesitaban ser pintados nuevamente, un viejo candelabro en el techo alumbraba la habitación. No habían ventanas en absoluto, y el lugar en general se veía antiguo y lúgubre.

-Este lugar está suplicando una remodelación.- comenta Black Gem, viendo el lugar descuidado y oscuro.

-Meh, nunca tenemos tiempo para eso.- responde el corcel verde. -Y menos ahora con la amenaza de los experimentos en Potrusia.-

-Pero, ¿Qué exactamente es lo que están haciendo?- pregunta Dark Shadow.

-Están desarrollando unos cristales.- responde la yegua, soltando al potro, que sólo se sienta en una silla, molesto. -Unos cristales con los que se cree que serán invencibles, y podrán someter a cualquier nación a su antojo.-

-¿Cristales, dices?- responde el unicornio oscuro, intrigado.

-No sabemos mucho acerca de los cristales aún.- explica la yegua. -Pero sabemos que podrían representar una grave amenaza, no sólo para Equestria, también para cualquier otra nación que Potrusia decida someter. Por eso estamos investigando más acerca del funcionamiento de estos cristales. Queremos descubrir qué harán, e intentar evitar que estos se usen para fines egoístas.-

-Si son cristales de los que hablamos, esto ya se puso más interesante.- comenta Black Gem, que para este momento estaba deseando volver a buscar gemas.

-Bueno, ya que son nuestros aliados, será necesario presentarnos.- comenta Mighty Hoof. -Como creo que ya se enteraron, mi nombre es Mighty Hoof. Yo soy el líder del equipo, y soy el que consiguió la oficina.-

-¿Seguro que no quieres remodelar este lugar?- pregunta Black Gem. -Le vendría muy bien.-

-El dinero no crece en los árboles.- responde Mighty Hoof. -Además, no tengo mucho tiempo para eso. Paso haciendo cosas más importantes.

-¿Como jugar en los casinos?- pregunta el potro, haciendo enojar a Mighty Hoof.

-¿¡No sabes lo que es mantener la boca cerrada!?- dice Mighty Hoof, reprendiendo al potro. El potro se molesta y toma una caja de jugo del refrigerador. -Lamento que hayan tenido que ver eso.-

-Yo soy Swift Star.- Dice la yegua, en un tono serio y reservado. -Yo me encargo de las misiones más complicadas de infiltración y sigilo.-

-También es una ninja.- menciona Mighty Hoof. -Ella puede lanzarle un "churikan" a una mosca y atinarle.-

-De hecho, es "Shuriken".- le dice Swift Star a Mighty Hoof, de manera inexpresiva.

-¡Y yo soy Speed Feather, el potro más veloz de todos!- anuncia el potro, emocionado y volando.

-También el más fastidioso.- Dice Mighty Hoof, hablando entre dientes.

Dark Shadow mira la tensión entre Mighty Hoof y Speed Feather, pero decide ignorarlo y presentarse. -Mi nombre es Dark Shadow. Fui enviado desde el Imperio de Cristal.-

-¿Dark Shadow?- se pregunta Swift Star. -Nunca escuché de alguien con ese nombre en la agencia.- Dark Shadow explica brevemente acerca de lo que pasó más temprano esa noche, cuando uno de los ninjas acabó asesinando al espía. Swift Star y Mighty Hoof escuchan atentamente, mientras Speed Feather tomaba lentamente su jugo de manzana.

-Los potrusos seguramente lo descubrieron.- Menciona Mighty Hoof. -Aún así, matar a un agente fue una jugada muy arriesgada.- Swift Star mira hacia Mighty Hoof, y luego llega a una conclusión.

-Deben tener su experimento casi terminado.- La yegua roja, con su voz fría y seria, continúa hablando. -De lo contrario, serían mucho más cuidadosos.-

Dark Shadow escucha lo que Swift Star dice, y enseguida sabe que es necesario llegar al fondo del misterio de estos cristales. -En ese caso, debemos investigar más a fondo.-

-Eso será difícil.- responde Swift Star fríamente. -Si mataron a un espía, es obvio que ya saben lo que hacemos. Será mucho más difícil infiltrarnos y obtener información.-

-Necesitamos un plan.- dice Dark Shadow, pensando detenidamente en cómo obtener más información sobre los cristales potrusos. Mientas él piensa en ello, Speed Feather ya terminó su caja de jugo y lo tira al bote de basura.

-Estoy aburrido.- Dice Speed Feather, quien se levanta y luego camina hacia un archivero en un rincón de la habitación. -¿Tienes alguna historieta por aquí?- pregunta el curioso potro mientras abre una de las gavetas del archivero y busca entre las carpetas.

-¡No toques eso!- grita Mighty Hoof, cerrando la gaveta rápidamente. -Son archivos importantes, ya lo sabes.- Speed Feather volvió a su silla, molesto, mientras Mighty Hoof lo miraba con enojo. -Si pudieras comportarte por un momento aunque fuera.-

-Perdón por interrumpir,- empieza a decir Black Gem. -pero si este potro les causa tantos problemas, ¿Por qué lo siguen teniendo aquí?.-

Mighty Hoof se sienta en una silla y empieza a explicar. -Es que es el hermano menor del novio de mi hermana. Y pues, por circunstancias complicadas, tengo que cuidarlo.- De repente Mighty Hoof es interrumpido nuevamente por Speed Feather.

-Sí, mi hermano le pide a su novia que me cuide, pero como ella paga la renta de este lugar, entonces obliga a Mighty Hoof a cuidarme.-

-¡Tú cállate!- Mighty Hoof vuelve a reprender a Speed Feather. -Perdón que hayan tenido que ver eso, este potro es muy imprudente a veces.- agrega el corcel verde, un poco avergonzado por lo que Speed Feather reveló. Dark Shadow y Black Gem sólo intentan concentrarse en lo importante, que es descubrir cómo pueden llegar a los laboratorios potrusos para investigar sin ser descubiertos.

Capítulo 3: Desastre en Ponitalia

Dark Shadow sigue pensando, mientras Swift Star menciona algo.

-Necesitas pasar desapercibido.- menciona ella, mirando a Dark Shadow. Mighty Hoof concuerda, y agrega algo más.

-Lo mejor será crearte una nueva identidad con la que puedas pasar desapercibido. Para este momento los espías potrusos deben saber quién eres, así que la única manera de burlarlos será que te hagas pasar por alguien más.-

-¿Están seguros de que esto funcionará?- pregunta el unicornio oscuro, dudando del plan.

-Claro que sí, lo hemos hecho antes. Ahora bien, sería bueno que Black Gem te acompañe para ayudarte en lo que necesites. Conseguiré las nuevas identidades para ustedes.-

Mighty Hoof abre una gaveta del archivero a saca dos carpetas. Le da una a Dark Shadow y una a Black Gem.

-Dark Shadow, tú serás Dunkle Schokolade, un unicornio descendiente de una familia alemana que trabaja en la industria del chocolate. ¿Puedes hacer un acento alemán?-

-Hallo, yo soy Dunkle Schokolade, un pony alemán que viene a pasar un tiempo relajante en Potrusia con mi compañera.- pronuncia el unicornio oscuro con un acento alemán más o menos convincente.

-Creo que eso bastará. Black Gem, tú serás Arpeggio Elegante, una pegaso ponitaliana que se dedica a componer piezas musicales. Tú conociste a Dunkle Schokolade cuando viajaste a Alemania por asuntos de trabajo, y los dos se enamoraron y están en su luna de miel. Por eso llegan a Potrusia, para pasar allí su luna de miel. ¿Entendido?

-De acuerdo.- Dice la pegaso, convencida del plan, mientras ve que su compañero está aún un poco dudoso.

-Si ustedes lo dicen, eso haremos.- dice Dark Shadow.

-Bien, entonces con estas identidades nuevas, los llevaremos a Potrusia para que vayan a investigar.- dice Mighty Hoof, mirándolos a los dos. -Deben tratar de no levantar ninguna sospecha. Intenten mezclarse en el ambiente.-

-Necesitarán ropa adecuada para ser convincentes.- menciona la unicornio roja. -Tenemos algunos vestuarios en el armario, veamos si les quedan.-

Dark Shadow se pone un típico traje alemán, y un bigote falso. Black Gem se pone un vestido y un sombrero elegante. Dark Shadow y Black Gem se cambian el peinado para lucir diferentes.

-Wow Dark Shadow, quién diría que luces tan apuesto con ese traje alemán.- dice Black Gem, en una voz coqueta. Dark Shadow sólo voltea los ojos y se concentra en la misión.

-Estamos listos.-

-Bien, los llevaremos en un carruaje de la agencia.- dice Mighty Hoof, mientras Swift Star empieza a empacar algunas cosas para el viaje.

Una vez que ya están listos, los cinco ponis inician el viaje hacia Potrusia. Dark Shadow y Black Gem guardan sus disfraces en las maletas para ponérselos antes de llegar a Potrusia. Sin embargo, cuando van a la mitad del camino, unos espías ven el carruaje, y logran reconocerlos.

-¿Ves a esos ponis?- le pregunta el primer espía al otro.

-Sí, esos son los incompetentes agentes starlandeses.- responde el segundo espía a su compañero.

-Nota el unicornio oscuro.- El segundo espía luego revisa una carpeta que tiene con él.

-Me informaron de él. Es el sustituto del espía que murió en el Imperio de Cristal.- El primer espía revisa la carpeta también, y agrega aún más.

-Según la información, se trata nada más y nada menos que del sobrino del mismísimo Rey Sombra, un antiguo y muy poderoso monarca del Imperio de Cristal.-

-Sí ese es el caso, tenemos un formidable adversario ante nosotros.- responde el segundo espía, mirando atentamente al carruaje. -Debemos impedir que llegue a Potrusia.-

-¿Cómo propones que lo logremos?- Pregunta el primer espía, sabiendo que ser descubierto pondría en riesgo su misión.

-No lo haremos nosotros, utilizaremos los refuerzos.-

El primer espía se queda atónito ante la sugerencia de su compañero. -¿Quieres decir, que usemos a los guerreros experimentales?- El segundo espía asiente con la cabeza. -Muy bien, hagámoslo.-

Después de varias horas largas de viaje, el grupo de agentes llegó a un pequeño establecimiento en Ponitalia, donde descansarían un poco, comerían y empacarían provisiones para el resto de su viaje. Ya había oscurecido, y los cinco agentes llegaron al pequeño edificio. Mighty Hoof lideró a Dark Shadow, Black Gem, Speed Feather y Swift Star a la entrada del edificio, en un callejón oscuro. Mighty Hoof tocó la puerta, y un pony se asomó por una rendija.

-¿Password?- preguntó el pony a Mighty Hoof. El corcel verde se acercó a la rendija y susurró.

-Agenti uniti dalla città delle stelle-

El pony de la puerta cerró la rendija y abrió la puerta. Saludó a Mighty Hoof y a los otros. En especial saludó a Dark Shadow y a Black Gem.

-Ustedes deben ser los nuevos agentes de Equestria, ¿verdad?-

-Precisamente- confirma el unicornio oscuro.

-Bueno, en ese caso, espero que comprendan la seria responsabilidad que tienen.-

Dark Shadow asiente con la cabeza. Mighty Hoof habla con el pony en italiano, y nadie más logra entender su conversación, a excepción de ellos dos. Al terminar, Speed Feather, completamente confundido, se le acerca a Mighty Hoof.

-¿Qué rayos fue lo que dijo?- le pregunta el potro a su líder.

-Él dice que podemos entrar a abastecernos de lo que necesitemos antes de continuar nuestro viaje a Potrusia.-

-Oh...- El pequeño pegaso finalmente entendió, y entró rápidamente buscando algo de comer.

-Debemos darnos prisa, es imperativo que lleguemos pronto a Potrusia.- Responde Swift Star, con su voz inexpresiva y seria de siempre. Ella, junto con Dark Shadow y Black Gem, entran al edificio, mientras Mighty Hoof se queda junto a la puerta con el ponitaliano a intercambiar información importante.

El joven Speed Feather enseguida encuentra la nevera, y saca algunas frutas para comer. Dark Shadow y Black Gem empacan otras provisiones para el viaje, mientras Swift Star entra al almacenamiento de armas, para buscar algunas armas apropiadas.

Mientras tanto, Mighty Hoof seguía conversando con el ponitaliano, hasta que escucharon golpes en la puerta. EL ponitaliano abrió la rendija, y vio a una máquina con forma de pony, que rápidamente lo escaneó y analizó.

-Enemigo localizado, iniciando procedimientos de exterminio.- La máquina golpeó la puerta metálica con su casco, logrando atravesar completamente el metal, y abriendo un agujero en dicha puerta. Esto causó que Mighty Hoof y el ponitaliano se pusieran nerviosos, pero mantuvieron la calma.

-Debe ser uno de los ponidroides potrusos.- Declara el ponitaliano.

-¿Ponidroides?- pregunta Mighty Hoof.

-Los ponidroides son máquinas creadas por los potrusos con forma de pony.-

-¿Cómo robots?-

-Precisamente, pero cuando se trata de robótica, la tecnología potrusa supera ampliamente cualquier robot creado en Equestria. Los ponidroides son la cúspide de la tecnología robótica militar. Virtualmente indestructibles, sus cascos son capaces de perforar y atravesar cualquier material, incluso el diamante, con gran facilidad. Son máquinas altamente inteligentes, y conocen a la perfección nuestra biología, de manera que son máquinas asesinas muy eficaces.-

-Pero, nunca había visto uno de estos antes. ¿Cuánto tiempo llevan desarrollándolos?-

-Los potrusos han hecho prototipos de los ponidroides por años, pero parece que finalmente los han perfeccionado, para nuestro infortunio.-

El ponidroide con otro golpe de su casco, termina de partir a la mitad la puerta metálica, y entra al edificio. La intimidante máquina es ligeramente más alto que el corcel promedio, y su cuerpo, hecho de alguna aleación sintetizada en los laboratorios potrusos, es de color negro brillante. Mighty Hoof y el ponitaliano retroceden mientras ven la amenazante máquina acercarse a ellos.

El ponidroide los analiza, y enseguida empieza el ataque. Lanza un poderoso golpe hacia Mighty Hoof, del cuál él apenas logra escaparse. El casco del ponidroide, fallando en golpear a Mighty Hoof, golpea el suelo, dejando un agujero grande.

Swift Star observa la abominable máquina atacar a Mighty Hoof, y enseguida corre a auxiliarlo. -Ocúltense.- Le exhorta a Dark Shadow, Black Gem y Speed Feather. Swift Star corre hacia el ponidroide con gran velocidad, y apunta una pistola que había sacado del almacén de armas. El ponidroide la observa, y va hacia ella rápidamente. La unicornio roja no lo piensa dos veces, y empieza a dispararle al ponidroide de frente. El ponidroide corre hacia ella, recibiendo los impactos de las balas como si fuesen simplemente bolas de papel. Swift Star se da cuenta de que las balas no están debilitando a la amenaza, y emprende la huida.

Sin embargo, el ponidroide logra alcanzarla, y se le lanza encima, dejándola atrapada contra el suelo. Swift Star intenta librarse del ponidroide, pero no lo consigue. El ponidroide se levanta, y detiene a Swift Star contra el suelo con un casco, y se prepara para atacarla con su otro casco. Un golpe directo a la cabeza de Swift Star, y ella queda inconsciente. El ponidroide analiza la cabeza de la unicornio, y logra notar que el cráneo ha sido debilitado. Un golpe más sería capaz de provocarle una fractura craneal, y poner su vida en peligro. El ponidroide lanza otro golpe hacia la indefensa pony, pero es detenido cuando un poni se le lanza encima.

-¡Atrás, maldita abominación mecánica!- exclama Dark Shadow después de abalanzarse sobre el ponidroide. El ponidroide golpea a Dark Shadow en el estómago, derribándolo rápidamente. Dark Shadow podía sentir los daños que ese golpe bestial había hecho en su interior. Probablemente la máquina le había fracturado una costilla, y el dolor hacía más difícil cada movimiento. Pero Dark Shadow logró sobreponerse al dolor, y se levantó.

El ponidroide se acercaba a Dark Shadow, que apenas estaba logrando ponerse de pie. Mighty Hoof vio esto, y enseguida tomó los pedazos de metal que habían quedado de la puerta, y empezó a arrojarlos hacia el ponidroide. El ponidroide ignoró los impactos de las piezas metálicas, puesto que ni siquiera los pedazos con bordes cortantes le infligían daño. El ponidroide se dirigía directamente hacia Dark Shadow, y a pesar de los intentos de Mighty Hoof de llamar su atención, esta vez el ponidroide no se distraería de su objetivo.

El ponidroide corría hacia Dark Shadow, e inclinó su cabeza para embestir al unicornio oscuro con su cuerno. El cuerno puntaba directamente hacia la garganta de Dark Shadow, con la esperanza de lograr un impacto letal. Dark Shadow veía al ponidroide correr hacia él, y con dificultad, usó su magia para teletransportarse, y aparecer junto a Mighty Hoof. El ponidroide pronto se dio cuenta de lo que hacía Dark Shadow, y se dio la vuelta rápidamente para embestir a su objetivo.

Dark Shadow intentó teletransportarse de nuevo, pero estaba muy débil para hacerlo de nuevo, y el esfuerzo que hacía para usar su magia sólo aumentaba el dolor que sentía en su costilla. El ponidroide seguía corriendo, estaba a sólo unos metros de Dark Shadow, cuando el ponitaliano tomó un barril de explosivos, y lo arrojó hacia el ponidroide. El ponidroide fue derribado temporalmente por el inmenso barril, pero después de un par de segundos, se levantó y siguió como si nada.

El ponitaliano entonces se lanzó hacia el ponidroide, pero el ponidroide aprovechó esto para darle un golpe al agente ponitaliano. Este golpe lanzó al pony contra el suelo. Él aún no se rendía, y se estaba levantando para seguir la lucha. No obstante, el ponidroide fue más rápido, y lo agarró con su casco, lo levantó en el aire, y lo lanzó contra una mesa metálica que estaba cerca de la nevera. El ponitaliano, sin tiempo de reaccionar a ello, salió disparado, y la parte trasera de su cabeza impactó contra la esquina de la mesa, lo cual fue suficiente para causarle una herida mortal. El ponitaliano quedó tirado en el suelo, y Speed Feather miró horrorizado lo que pasaba.

-Ya tuve suficiente de esto.- Dijo Dark Shadow. El ponidroide se dirigía hacia él de nuevo, pero se hallaba peligrosamente cerca del barril de explosivos que había lanzado el agente ponitaliano. Dark Shadow se esfuerza a pesar del dolor, y de su cuerno lanza una chispa al barril. Después grita. -¡Todos protéjanse!-

Mighty Hoof, Swift Star y Dark Shadow, que eran los más cercanos al barril, se alejaron lo más rápido posible y se escondieron. Black Gem y Speed Feather se alejan y se esconden en otro rincón. La chispa cae en el barril, y el ponidroide, que estaba a sólo centímetros del barril, no pudo ponerse a salvo a tiempo antes de que la chispa de magia activara los explosivos, y una gran explosión hiciera estallar el barril, y arrasara con todo lo que estuviera cerca.

Una vez que la explosión había terminado, los cinco ponis salieron a ver, y el ponidroide, si bien aún estaba entero, estaba tirado en el suelo, con sus luces apagadas.

-Creo que ya terminó la amenaza.- Dijo Dark Shadow a sus compañeros. Los demás vieron al ponidroide, y se acercaron para confirmar que esa máquina asesina ya no podía hacerles daño.

-Eso estuvo cerca.- Dijo Mighty Hoof, aliviado de que la amenaza había terminado.

-Oigan... creo que tenemos malas noticias.- anunció Speed Feather, aterrado mientras apuntaba al agente ponitaliano. Mighty Hoof se acercó a su amigo, y lo examinó. Ya no tenía sus signos vitales. Estaba muerto.

-Él... se ha ido...- dijo Mighty Hoof, en una voz baja y triste. Swift Star se acercó al cadáver del ponitaliano, y lo miró con respeto y admiración. Él luchó de frente contra el ponidroide para protegerlos, a pesar de que él sabía que probablemente terminaría muerto.

-Luchaste bien, estimado aliado.- Swift Star se alejó del cuerpo sin vida del ponitaliano, viéndose pensativa y seria. Speed Feather aún estaba desconcertado por lo que ha presenciado, y abrazó a Swift Star en busca de apoyo emocional.

Dark Shadow miró a Black Gem, y a los tres agentes starlandeses, todavía procesando la idea de que este pony había fallecido.

-Es un hecho lamentable que hayamos perdido a un valioso aliado. Estas son situaciones difíciles. Sin embargo, debemos seguir adelante. Debemos llegar a Potrusia, y cumplir nuestra misión. Debemos asegurarnos de que la muerte de este valiente agente no sea en vano.-

Los demás asintieron con la cabeza a lo que dijo Dark Shadow, llevaron las provisiones al carruaje, y reanudaron su viaje a Potrusia. Dark Shadow seguía pensando en lo que había visto. Los potrusos no estaban con juegos. Estas amenazantes máquinas, los ponidroides, no eran como los robots que creaba Bright Spark en Equestria. Estos ponidroides eran máquinas asesinas. Quiénes hubieran creado estas abominaciones, sin duda eran seres a los que no les importaba matar a otros con tal de cumplir sus objetivos. Dark Shadow no lo admitiría a sus aliados, pero él estaba aterrado de pensar en qué más podrían tener preparado sus enemigos. Sin embargo, él no dejaría que sus temores lo paralizaran. Estaba determinado a hacer lo que fuera necesario para cumplir su misión.

Capítulo 4: ¿Dónde está Dark Shadow?

A la mañana siguiente, Maud Pie viaja hacia el Imperio de Cristal para visitar a Dark Shadow. Hace ya un buen tiempo que Maud Pie y Dark Shadow habían estado saliendo juntos, y eran muy unidos. Sin embargo, su relación aún estaba algo limitada por la distancia. El Imperio de Cristal quedaba muy lejos de dónde Maud Pie vivía, y con su trabajo como geóloga ocupando gran parte de su tiempo, Maud Pie no podía ver a Dark Shadow tan frecuentemente como ella quisiera. Al llegar al Imperio de Cristal, Maud Pie fue a la casa de Dark Shadow, y tocó la puerta, pero para su sorpresa, no hubo respuesta.

-De seguro debe estar en el castillo.- Maud Pie pensó. Ella sabía que Dark Shadow era un agente del Imperio de Cristal, y que trabajaba para la Princesa Cadance, así que Maud Pie se dirigió hacia el castillo para buscarlo allí. A la entrada del castillo, los guardias no la dejaron pasar, preguntándole cuales eran sus intenciones. -Busco a Dark Shadow. Sé que él trabaja para la Princesa Cadance.- Maud Pie les dice a los dos. Los dos guardias se miran entre sí, y vuelven a mirar a Maud Pie.

-¿y quién eres tú?- Los guardias le preguntaron. Maud Pie les respondió con su misma voz inexpresiva. -Mi nombre es Maud Pie. Tal vez me recuerden de otro momento en el que ayudé a Dark Shadow y a Black Gem a salvar el Imperio de Cristal.- Maud Pie les dijo. Los guardias se miraron entre sí, considerando si debían confiar en esta pony, o creer que realmente era quién decía ser. En ese momento llega la Princesa Cadance, y ve a Maud Pie. -Déjenla pasar. Tranquilos, es amiga de Dark Shadow.- Cadance les dice a los guardias, quiénes enseguida abren paso dejando a Maud Pie pasar.

Cadance le sonríe a Maud Pie. -Bienvenida Maud Pie.- La Princesa Cadance le dice. -¿Qué te trae aquí? Normalmente no vienes al Imperio de Cristal a menos que estés visitando a Dark Shadow.-

-Por eso vine.- Maud Pie respondió. -Dark Shadow no estaba en su casa, así que vine aquí.- Dijo Maud Pie. Cadance sabía que la misión en la que estaba Dark Shadow era muy peligrosa, y no quería que Maud Pie se preocupara demasiado por él, así que decidió no dar demasiados detalles. -Dark Shadow está de viaje en una misión importante.- Cadance respondió.

Maud Pie siguió mirando a Cadance con la misma expresión de siempre. -¿Es contra Bright Spark de nuevo?- Maud Pie le preguntó. -No Maud Pie, no es contra Bright Spark.- Cadance respondió, esperando no tener que dar demasiados detalles.

Mientras las dos hablaban, Cadance escuchó a un pony que repartía periódicos afuera, anunciando las noticias que habían en el periódico internacional. -Extra, extra, un ponidroide potruso ha causado gran destrucción en una de las calles de Ponitalia.- Decía el pony. -Se han reportado varias muertes a cascos del ponidroide potruso. Lean todo sobre el ataque en el periódico de hoy.- Anunciaba el repartidor de periódicos. Cadance se preocupó al escuchar esto. Ella sabía que esos ponidroides eran parte del plan de los potrusos, y si ya los estaban usando, sería mucho más difícil que Dark Shadow y Black Gem pudieran cumplir su misión con éxito, o siquiera sobrevivir.

Maud Pie notó la preocupación de Cadance, y le preguntó por ello. -¿Qué ocurre?- Maud Pie le pregunta. -Los potrusos son cada vez más peligrosos.- Cadance explica. -Sólo esperamos que no tengan planes de someter a las demás naciones con su poder tecnológico.- Menciona Cadance. Sin embargo, Maud Pie logra darse cuenta de que hay algo más que preocupa a Cadance. -No es sólo por los potrusos. Hay algo más.- Maud Pie dice, mirando a Cadance. -¿Tiene algo que ver con la misión de Dark Shadow?- Maud Pie le pregunta.

Cadance suspira, y decide contarle todo a Maud Pie, acerca de cómo un espía starlandés fue asesinado anoche, y que Dark Shadow ha asumido su misión de llegar al fondo de los planes potrusos y detener sus planes de expandir su influencia por todo el mundo. Maud Pie mira a Cadance mientras ésta le explica la situación, y sus ojos se abrieron como platos al escuchar la misión tan peligrosa en la que estaba Dark Shadow. -¿Y está en esa misión él sólo?- Maud Pie le preguntó, manteniendo un tono de voz monótono a pesar de la impresión y su preocupación por Dark Shadow. -Está con Black Gem y algunos agentes starlandeses, pero si los potrusos ya están usando sus ponidroides para atacar y matar, estarán en gran peligro una vez que intenten infiltrarse en las bases potrusas.- Cadance explicó.

Maud Pie se mantuvo en silencio un momento, y luego respondió. -Si eso es verdad, entonces debo ir con él.- Maud Pie le dijo a Cadance. Esto preocupa aún más a Cadance, quien inmediatamente intenta disuadirla. -No debes hacerlo. Podrían matarte allá.- Cadance explica. -Dark Shadow es un poderoso guerrero unicornio, y esto es peligroso aún para él. Esto no es como las típicas misiones contra Bright Spark. Los potrusos no se detendrán ante nada para conseguir sus objetivos, están dispuestos a matar a quién haga falta. No debes ponerte en un riesgo así.- Cadance le dice a Maud Pie. -Dark Shadow está en peligro también. Él necesita más ayuda que nunca, y no pienso dejarlo solo en un momento así.- Maud Pie le dice a Cadance, antes de salir del castillo rápidamente.

Cadance se queda ahí un momento, viendo a Maud Pie irse. -Realmente espero que sepa lo que está haciendo.- Cadance se dice a sí misma. Aunque sabe el gran peligro que hay allá, no puede dejar de pensar en lo estrecha que es la relación entre Maud y Dark Shadow. Tan unidos que están dispuestos a todo por el otro. Cadance mira a Maud Pie irse, y a pesar de tener sus dudas, empieza a sonreír. -El poder del amor vencerá al final.- Cadance se dice a sí misma.

Mientras tanto, en Ponitalia, Dark Shadow, Black Gem, Mighty Hoof, Swift Star y Speed Feather seguían pensativos después de haber presenciado la muerte del agente ponitaliano. Mighty Hoof parecía ser el más dolido. El agente era un buen amigo suyo. Black Gem se acerca a Mighty Hoof.

-Sé que es difícil, pero debemos continuar.- Black Gem le dice. Mighty Hoof asiente con la cabeza. -Tienes razón, hay que irnos de aquí. Ese ponidroide es una señal del poco tiempo que nos queda.- Mighty Hoof responde. Swift Star mira hacia Dark Shadow. -Ya nos hemos abastecido de las provisiones que necesitamos para poder seguir nuestro viaje a Potrusia.- Explica Swift Star. -Hay que ponernos en marcha, aún hay una gran distancia que recorrer antes de llegar a Potrusia.- Swift Star le dice a los demás. Dark Shadow asiente con la cabeza. Los cinco ponis vuelven al carruaje para continuar su viaje a Potrusia.

-¿Dices entonces que los potrusos están creando unos cristales poderosos?- Black Gem le pregunta a Swift Star. La yegua roja asiente con la cabeza. -Así es. No sabemos aún lo que hacen, pero sabemos que tendrán un poder devastador. Si los ponidroides son temibles ahora, no quiero ni imaginar de lo que serán capaces una vez que tengan los cristales integrados.- Swift Star dice, con una notable preocupación en su voz.

Mighty Hoof sólo mira a Speed Feather. -Esto no es seguro para Speed Feather. No sé por qué mi hermana me sigue haciendo cuidar de él. Speed Feather literalmente estaría más seguro en cualquier otro lugar menos aquí.- Mighty Hoof dice. Speed Feather voltea los ojos. -Yo soy más fuerte de lo que parezco. Claro que seré útil en la misión.- Speed Feather argumenta. -Sí, útil para hacer que nos descubran con tu gran bocota.- Mighty Hoof responde, molesto. Dark Shadow sólo voltea los ojos. Si iban a cumplir esta misión correctamente, esos dos necesitarían arreglar sus diferencias tarde o temprano. Swift Star mira a Dark Shadow y a Black Gem. -Disculpen a mis compañeros, son así todo el tiempo.- Swift Star les dice.

Mientras tanto, Maud Pie ha decidido que debe ir a Potrusia para apoyar a Dark Shadow, pero sabe que el viaje será difícil y peligroso, por lo que necesitará ayuda para llegar. Para ello decide viajar a Ponyville primero y conseguir un poco de ayuda allí. Se dirige a la casa de Red Fork, sabiendo que él sin duda sería alguien que la podría ayudar, debido a su gran historial luchando para defender Equestria. Maud Pie toca la puerta, y enseguida la puerta es abierta por Green Knife.

-Hola, ¿qué te trae por aquí, linda?- Green Knife le dice a Maud Pie. Maud mantiene su cara inexpresiva. -Busco a Red Fork.- Le dice Maud Pie. -Entendido.- Responde Green Knife, quién luego procede a gritar el nombre de Red Fork a todo pulmón, haciendo que este venga.

Red Fork llega a la puerta, y se sorprende al ver a Maud Pie. -¿Maud Pie?- Red Fork pregunta, algo confundido de ver a Maud Pie aquí. -Necesito tu ayuda Red Fork. Es importante.- Maud Pie le dice a Red Fork. Red Fork sigue sin entender lo que ocurre, pero está dispuesto a ayudar. -Claro... ¿con qué necesitas ayuda?- Red Fork le pregunta. Maud Pie lo mira y le responde con brevedad. -Necesito que me acompañes a Potrusia.- Maud Pie le dice. Esto confunde a Red Fork aún más de lo que ya estaba. -¿¡A Potrusia!?- Red Fork pregunta, sin tener la menor idea de lo que ocurre.

-Dark Shadow está en una misión importante allá, y necesita ayuda.- Maud Pie explica. -Por eso debemos ir a apoyarlo.- Red Fork asiente con la cabeza mientras escucha a Maud Pie. -Me imagino que debe ser algo muy importante si necesitas mi ayuda.- Red Fork le dice.

-No sólo importante, sino también peligroso.- Maud Pie explica. Aunque no lo demuestra, Maud Pie en realidad está muy preocupada por Dark Shadow. -Los potrusos tienen unas máquinas llamadas ponidroides. Pero no son como nada que hayas visto antes. Estas máquinas han asesinado a varios ponis en Ponitalia, y son una de las creaciones más poderosas de los potrusos.- Maud Pie explica. Red Fork sonríe. -No te preocupes, iremos a ayudar a Dark Shadow. Sólo deja que contacte a Blue Ocean, y los tres iremos directo a Potrusia para ayudar.- Red Fork le dice a Maud Pie. -De acuerdo.- Responde la pony gris. -Debemos darnos prisa.- Maud Pie le dice. Red Fork asiente con la cabeza, y se apresura a contactar a Blue Ocean para hacer el viaje.

[En Construcción]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.