FANDOM


Me ofrecí a supervisar desde un localizador su primer encargo, a pesar de ser un proyecto prematuro, debía confiar en lo que los científicos habían estudiado. Sus capacidades evolucionarían a medida que otros la atacaran, cada combate la haría más fuerte, en apenas unos años sería un arma sin oponentes. El proceso que la llevo a aquel progreso fue arduo y doloroso, todo se había concretado en unas diez horas de intervenciones.

En primer lugar se retiró todo el cuero de su cuerpo, sus músculos y sus órganos vitales, los huesos fueron perforados para introducir en ellos una sustancia que le permitiría una regeneración mucho más eficaz. Los músculos fueron reemplazados completamente, utilizaron una maquinaria que moldeó nuevos con la capacidad de absorber la energía y así inmunizarla de cualquier fuente de magia. Sus ojos, su cerebro y su cuerno fueron intervenidos.

El proceso de recolección de información y reemplazo fue quizás el más costoso, se enfocaron en reemplazar las partes más traumadas emocionalmente por nuevas que le permitían enfocar esos sentimientos en objetivos directos. Finalmente se moldeó su personalidad a su deseo, era "Prismagic" pero a la vez todo su cuerpo sería otro, más fuerte, más veloz, más eficiente. Ella pasaría a ser un arma que caminaría entre otros.

Un sonido me llamó la atención, verla en acción fue satisfactorio para todos en la sala, la unicornio verde se movía a una velocidad inhumana y si utilizaba aquella aura que había tardado años en perfeccionar se volvía invisible a los ojos. Su fuerza y precisión eran letales, con solo tres golpes podía fulminar a una víctima aunque parecía que su personalidad surgía cuando incapacitaba y torturaba a alguien. -Ese sadismo, es verdaderamente, único- comentó un investigador, mientras que otro medía su rango de progreso ante cada adversario. -Sus golpes se hicieron más eficaces a partir del tercero, ha matado a nueve en menos de veinte segundos, sin dudas en el futuro tardará esa cantidad solo para aniquilar a noventa.- un último informe vinculaba que su cuerpo reaccionaba a las sombras de su entorno y que en poco tiempo podría dominarlas por completo.

-Habla Prismagic- su voz resonó en la habitación mientras todos, distraídos por los informes nos acercábamos a las pantallas. Ahí estaba el PXB-0 sobre una montaña de cuerpos, sosteniendo al líder sin vida y en un costado heridos e inconscientes unos diez individuos, de los cuales habían jurado seguir las órdenes que les asignemos. -He culminado, regresaré por mi paga y los análisis faltantes.- su voz fría, inexpresiva y centrada era lo último que se necesitaba para confirmar el éxito de aquel proyecto. -Bien, quiero que envíen algunos médicos a curar las heridas de esos bandidos. Desde ahora trabajaran y asegurarán una frontera en las montañas del noreste, también quiero que lleven a Anki.- ordené retirándome de la sala mientras todos se encargaban de sus tareas.

-¿Señor está seguro de dejar a Anki con esos sujetos?- Habíamos invertido años de trabajos en el prototipo Anki, nombre clave para Another Killer, a pesar de tener el cuerpo de una potrilla pequeña había demostrado capacidades regenerativas sorprendentes. Pero costear un entrenamiento apropiado para ella era una pérdida de tiempo, su torpeza en movimientos, a pesar de hacerla un imán de mala suerte la mantenían viva. -La mejor opción es que se infiltre en Ponyville, sin saber sus objetivos hasta ser requerida. Progresará de una manera diferente y se unirá a Prismagic cuando llegue el momento.- mis subordinados entendieron las intenciones y se marcharon. Para el completo éxito de ambas, era necesario que no se conocieran, al menos de momento cada una debería valerse por su cuenta.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.