FANDOM


Hola :3 acá les dejo la secuela de Hybrids, y mi quinto Fan-Fic. Como siempre, las típicas notitas:

Híbridos Por Siempre
Hiridos Por Siempre2
Pertenece a: Suzuya~Derpy :3
Clasificacion Todo Público
Género Acción, Aventura, Comedia, Drama, Fantasía.
Estado En Construcción
Ambientada en Equestria City
Personaje (s) Twilight Sparkle, Sunset Shimmer, The Rainbooms, Spike
Cronología
Hybrids Hybrids Forever -
  • El Fanfic se trata sobre Equestria Girls, pero NO está relacionado con "Friendship Games" ni con "Legends of Evefree"
  • El Fanfic se desarolla después de Hybrids
  • Nada de Comentarios Ofensivos
  • Les agradecería sus comentarios positivos y consejos :)
  • Creo que de acá, ninguna cosa que aclarar, que disfruten de la historia y gracias por leerla :3

Sinopsis

Después de derrotar al malvado Sombra, Twilight Sparkle tendrá que reunirse con sus amigos y poner a marcha un nuevo plan: Regresar a Equestria. Sin embargo, no todo será fácil cuando Nightmare Moon, una compañera de Sombra, se corone como la líder de Dark Village y planee hacerle la vida imposible a la princesa. 

Impidiendo esto, Twilight y sus compañeros vivirán aventuras, conociendo a nuevos amigos, enfrentándose a villanos, buscando información para reparar el portal y poder volver a casa.  

1: El Crepúsculo Brillante y el Resplandor del Amanecer

Era una noche fría, donde las nubes apenas se alejaban y dejaban a vista la preciosa luna llena. El suave viento acompañaba la escena de una batalla: híbridos de criaturas mágicas contra humanos. Una pelea que había terminado, y aún más al derrotar al jefe de los malvados. Pero… los investigadores no se encargaron de eso… fue una chica: Twilight Sparkle.

En una enorme mansión, en uno de los pisos más altos, una ventana se rompió de la nada y de ella, salió volando esta joven cuyas alas eran gigantes como de ángel. Aterrizó entre unos edificios abandonados, donde un chico se ocultaba detrás de basureros. Le preguntó si sabía algo sobre una tal “Sunset Shimmer” y señalándole hacia un edificio voló hacia él.  

En esos techos, una vez al aterrizar, Twilight se encontró con Sunset Shimmer de espaldas, sus cabellos revoloteados por el viento… 

- Lo hiciste muy bien, Sunset…- exclamó la joven. 

Y en ese momento, al escuchar aquella voz, Sunset Shimmer se dio vuelta y se encontró con su amiga. Abrió los ojos enormemente y corrió con unas lágrimas y una sonrisa a abrazarla. Siguiendo el abrazo, ambas cayeron arrodilladas, Sunset llorando de la emoción. 

- Nos preocupamos mucho por ti…- decía Sunset, mientras sonreía con algunas lágrimas cayendo.  

- Lo sé, era de esperar…- respondió Twilight- ...Yo también me preocupé mucho por ustedes, y las extrañé mucho.

Twilight se soltó de los brazos de la chica, y la miró a sus ojos.

- ¿Dónde están las demás?- preguntó.

- Pues… Ellas están…- suspiró Sunset- ...No las he visto aún, pero están abajo… 

En eso, Twilight se paró y largó una sonrisa.  

- ¡Vamos por ellas entonces!- exclamó.  

Ambas jóvenes se prepararon para saltar. Se pararon firmes a la orilla del edificio, miraron fijamente abajo.  

Y así saltaron desde lo alto del edificio y aterrizaron de pie. Algo muy hábil de los híbridos era eso. Caminaron unos pasos y buscaron a sus amigas. Había un triste ambiente alrededor, papeles siendo llevados por la brisa, edificios abandonados, arruinados y vidrios rotos.  

A las afueras de uno de estos edificios, pasaba Shining Armor, un joven que trabajaba como “Cazador” de híbridos. Su jefe y compañero era Discord, quien era reconocido por ser alguien que siempre perseguía a estas criaturas para poder atraparlas. Si bien muchas personas lo tomaban como lunático, otras lo respetaban y apoyaban sus ideas. Shining no era de esas personas, solo estaba allí por un trabajo que no requería títulos universitarios, que consiguió fácil y rápido,  y que aceptó a pesar de haber trabajos mejores. 

El joven estaba preocupado, caminando lentamente mientras, tiritando del frío, pensaba. Su compañero había muerto, o eso creía. Desde la explosión de uno de los edificios no lo volvió ver, ni escuchar. Pero también pensaba en otra cosa. Esa chica, la chica de piel lila y cabello violeta… ¿Esa chica estaba ahí?  ¿En esa batalla de brisa fría y heridas?

Por otra parte, Derpy Hooves y Time Turner descansaban, sentados al lado de una pequeña fogata que se habían hecho.  Al igual que Shining Armor, ellos estaban ahí por trabajar con Discord. A diferencia que ellos, habían escogido ese trabajo porque querían. Bueno, Derpy no… Ella solo estaba ahí por su mejor amigo.

¿El lado bueno? Que Derpy se defendió de cada híbrido de Dark Village que venía a atacarla… Y también ayudó a una joven que necesitaba ayuda, una joven de cabellos cálidos. Mientras que Time resultó ser miedoso, alguien que no se animaba ni a pegarle a quien le pegaba.

Sin embargo,todo era en silencio. Nadie hablaba, ningún ruido se escuchaba. Salvo algunas pisadas. Las que si conversaban eran Sunset y Twilight, pero lo hacían bien bajito, casi no se les escuchaba.   

-Y dime… ¿Cómo derrotaste a Sombra? Fue él la persona que te engañó al cruzar el portal- exclamó Sunset. 

-Lo sé, la princesa Twilight hizo que me diera cuenta de ello. - exclamó Twilight.  

En eso, Sunset la miró confundida. ¿Acaso ella no era la Princesa Twilight? 

-Quiero decir… Si, lo metí dentro de un “portal” hacia otro mundo, estoy segura que ese no era Equestria, parecía más bien un portal sin destino…- miró al suelo algo insegura- Eso creo... 

En ese momento, ambas escucharon un grito conocido que provenía del techo de un edificio: dos siluetas que se veían, y en un instante, bajaron de un salto, parando justo detrás de las dos chicas. Eran… ¡Rainbow Dash y Applejack!

- ¿Twilight? ¿Sunset?- preguntó Dash y enseguida abrazó a sus amigas- ¡Me alegra verlas de nuevo!

- Euyup ¡A mi igual caramelo!- se unió Applejack- Nos preocupamos mucho por ambas...

- Yo también me preocupé por ustedes... - exclamó Twilight- ...Y bien ¿Qué hacían?

En eso, Rainbow Dash se soltó del abrazo, se dio vuelta y vio una silueta super veloz pasar frente a sus ojos. Y luego, esa silueta se mostró en el cielo, ¡Lighting Dust! Una joven híbrido de pegaso, que no era muy buena que digamos. Le tenía rabia a Dash. Y bueno, estaba a punto de tirarse en picada llena de furia hacia ella, hasta que… Dashie agarró vuelo alto y la empujó bien lejos.

- Vaya, parece que alguien, además de ser muy veloz, es muy fuerte.- exclamó Sunset- Yo le hubiera hecho algo peor que solo tirarla lejos...

-¿Dijiste algo?- preguntó Dash, apareciendo detrás de Sunset y asustándola. ¿Cómo pudo llegar allí en solo un segundo?

- Respecto a tu pregunta, Twilight, solo estábamos divirtiéndonos con unos “amiguitos"- exclamó Dash. 

La princesa estaba por preguntar quienes eran esos “amiguitos”, pero en eso, otros se aparecieron: ¡Los chicos diamante!

- Oigan, ustedes, no sé qué necesidad hay de molestarnos ahora…- dijo Applejack.

La granjerita se sacó su sombrero, y de él sacó tres pedazos de carbón, los cuales metió en la boca de cada chico.

- Mejor así- sonrió.

Sunset y Twilight se quedaron quietas al ver que los Chicos Diamante se fueron corriendo con los carbones en la boca y Lighting Dust había ido a parar a un árbol seco.  

- Y bien… ¿Dónde están las otras?- preguntó Dash limpiándose las manos en el sombrero de Applejack. 

- Oh si, las otras…- dijo Twilight- Hay que irnos… 

Ahora las 4 iniciaron camino buscando al resto, hasta que localizaron desde lejos humo negro. Todas corrieron a  ver si estaba relacionado con algunas de las chicas, pero cuando llegaron vieron un contenedor de basura quemándose con ¡Suri Polomare llorando en el suelo y Aria Blaze sentada y atada! 

- ¡Qué bien que se unieron a la fiesta!- se escuchó la voz de Pinkie desde lejos- ¡Nos vamos a divertir mucho!- y en un instante al otro, apareció detrás de las 4. 

- Oh cariño, que bueno que están todas bien…- suspiró Rarity- Estoy cansada de tanto reírme con esto…- agarró la peluca de Suri Polomare. 

- A mí también me alegra que... un momento ¿Aria Blaze atada?- preguntó Twilight confundida. 

- Si, yo me encargué de eso, ¡Utilicé mi súper sorpresa de los globos mágicos de Pinkie!- saltó la alegre Pie. 

- Pues, que bien…- dijo Sunset al ver- ¿Y las otras? 

- Eso íbamos a hacer, supongo…- dijo Dash- Vamos por Starlight y Trixie. 

- Starlight y… ¿¡TRIXIE!?- preguntó resaltada Twilight. 

- Pues si, la lunática se unió a nuestro grupo para ayudarte…- suspiró Sunset. 

Las 6 iniciaron camino hacia un edificio abandonado y roto, donde se escucharon ruidos de pasos y de repente…

- ¡Twilight-Chan!

Gritó Trixie, quien apareció y corrió hacia Twilight, pero... ¡Sunset le dio un gran golpe antes de llegar!

- Deja de llamarla así, lunática les…- dijo Sunset totalmente enojada, en cuanto vio la cara de las demás. 

- No saben cuánto tuve que soportar a esta…- suspiró Starlight apareciendo detrás de todas- Un gusto verte de nuevo, Twilight. 

- Y a ti también, Starlight- sonrió Twilight.  

En ese momento, las chicas quedaron juntas (excepto Trixie, esa tipa fue a dar por allá lejos) listas para reunirse con Celestia, Spike, y la tímida Fluttershy. 

- ¿Seguras que están bien?- preguntó Twilight.

- Por supuesto cariño, y ahora estamos mejor sabiendo que estás a salvo- sonrió Rarity

- Así es Twilight… me… NOS alegra muchísimo que estés bien…- sonrió Sunset.

Twilight estaba por sonreír pero en eso unas voces malvadas se escucharon desde el techo.

- ¡Qué ternura!- se escuchó- ¡La gran pandilla ha vuelto a reunirse otra vez!

- Oh si, es taaan tierno…- se escuchó- Me da nauseas… 

- ¡La amistad es mágica decían! ¡No duele nada, decían!- se escuchó desde un costado. 

- Nadie sabe realmente que es bueno y que es malo en la amistad…- se escucharon 3 voces de otro lado. 

- No puedo creer en lo que se han convertido ahora…- se escuchó de otro lado. 

- ¡Oh, si! Nada es más fuerte que la… Si, claro… La Amistad...- se escuchó igual. 

- ¡Nadie pierde, todos ganan!- se escuchó una voz mayor. 

Las chicas se quedaron quietas y juntas hasta que los dueños de las voces se presentaron frente suyo: Adagio Dazzle, Lighting Dust, Suri Polomare, los Chicos Diamante, Gilda, Iron William y  una mujer de traje negro y cabellos azules ¡La versión humana de… ¿Nightmare Moon?

- ¿Quiénes son ustedes?- preguntó Twilight- ¿¡Y por qué molestan a mis amigas!?

- Solo venimos a decir lo que es cierto…- exclamó Adagio abriendo sus alas de hada. 

Todos los malos abrieron sus poderes: alas, fuerza, rugidos y Nightmare una risa malvada junto  a unas sombras con la misma risa. 

Las chicas se convirtieron en híbridas en ese instante (menos Starlight y Trixie que no tenían ese poder), listas para defenderse, pero…

- Oh, eso no va a ser necesario…- dijo Nightmare- Solo venimos a proponerte algo, Twilight Sparkle…

La joven lila se sorprendió al escuchar su nombre.

- ¿¡Qué!? ¿¡A mí!?- preguntó esta. 

- Pues, si- dijo Nightmare- Solo te queríamos preguntar si… Te unes a nuestro lado… 

Es ese instante todas se quedaron calladas al escuchar: quietas y sin moverse dirigieron sus miradas hacia Twilight quien estaba igual que las otras. 

- ¿A qué se debe esa pregunta?- preguntó Twilight.

- Eres buena, valiente, fuerte… Justo lo que Sombra estaba buscando… ¡Y ahora que al fin ha muerto y estas aquí, no vamos a dejarte ir tan rápido!- gritó Nightmare

- ¿Qué? ¿¡Por qué no!?

- Porque… Solo es una oferta, queremos a una nueva líder en nuestro grupo y creemos que TÚ eres la chica perfecta para guiarnos…- contó Nightmare. 

- Esperen… Quieres decir que… ¿Quieren a Twilight cómo la presidenta de su club de fans del Lado Emo?- preguntó Sunset Shimmer.

- ¿Lado Emo? ¡De Dark Village!- gritó alegre la sádica Nightmare y se acercó a Twilight- ¿Y qué dices… aceptas o no?...  

Twilight se quedó congelada, inmóvil mientras pensaba mil cosas. ¿Era un engaño? ¿Una mentira? ¿Una broma? ¿Para qué querían que ella fuese la líder de Dark Village? Al mismo tiempo miraba las caras de Adagio, Lighting y los otros malos que miraban con ansias una respuesta positiva, y sus amigas de siempre, que le negaban con la cara. A fin de cuentas, tragó y respondió.

- No lo aceptaré...- dijo Twilight- No me uniré al lado oscuro de Dark Vill….

- ¡Como usted diga, su real majestad!- gritó Nightmare soltándola y tirándola al suelo- Aunque no aceptes, pagarás las consecuencias de haber asesinado a nuestro antiguo líder…- exclamó Nightmare.  

En eso le crecieron dos gigantescas alas negras, sus ojos se volvieron malvados, y una especie de cuerno negro le creció con un aura negra alrededor y unos colmillos aterradores. 

Twilight se puso firme para una posible pelea, y sus amigas se pusieron de la misma forma para defenderla pero en ese momento, cuando Nightamre estaba por atacar llegó… ¡Celestia!

- ¡Ni se te ocurra tocar a mis alumnas!- intervino Celestia cruzándose. 

Nightmare se detuvo. Miró atentamente a la directora, y a las chicas detrás. Se quedó aleteando, sin moverse, para mantenerse en el aire.  

- Oh… Oh, pero miren a quien tenemos aquí… ¡A la directora de Canterlot High!- gritó Nightmare- ¿Por qué me intervienes? Solo quería jugar un rato… 

- No permitiré que les hagas daño… - dijo Celestia- ¿Crees que te dejaré que mis alumnas sigan tu camino? ¡Claro que no! 

- Ash- gruñó Nightmare- Como tu digas, no volveré a discutir contigo… Pero… Fue solo una oferta… 

- Una oferta que Twilight y ninguna aceptará- sonrió Celestia mirándolas- Si quieres volver a nuestro lado, siempre serás…

- ¡NUNCA!- gritó Nightmare con sus gigantes colmillos- Nunca volveré a ese lugar… ¡Y mis secuaces queridos tampoco!- dirigió su mirada a Adagio y el resto- ¿¡Verdad chicos!?

Ellos acertaron que si con la cabeza, pero alguien lo negó con un grito: un chico que salió desde unas sombras, todo friolento y tímido ¡Flash Sentry!

- No se ustedes, pero yo me largo- dijo Flash acercándose a Twilight y las otras- Si ustedes llaman a esa cosa oscura como “clan”, están locos. 

Las chicas sonrieron con gusto de ver que al menos uno se había unido al lado bueno (excepto Trixie, esta se puso verde al ver a Flash con mirada tierna hacia Twilight). Celestia le sonrió también, pero cambió su mirada al oír a los otros. 

- Oh, bien… ¿¡Algún otro estúpido más que quiera unirse al lado bueno!?- preguntó Nightmare mirando al cielo. 

- ¡No  señora!- respondieron sus secuaces. 

- Bueno, esto no me enoja para nada… igualmente ya lo presentí. Me negarían la oferta, vendrías tu a gritarme, uno de mis compañeros se iría…- decía Nightmare mientras se acercaba a los malos- Pero… mis queridos... ¡Saluden a su nueva líder!- gritó señalándose a sí misma. 

- ¡Si señora!- respondieron los malos y se arrodillaron frente la malvada Nightmare. 

Twilight y los otros quedaron confundidos al ver la escena, pero en un abrir y cerrar de ojos, los malos de Dark Village se desvanecieron en las sombras de su nueva líder, sin dejar rastro.

- Vamos a casa.- exclamó Celestia sin dirigir la mirada a nadie. 

- Vaya, esto fue rápido… Y extraño- dijo Sunset.

- Demasiado rápido y extraño- exclamó Twilight dirigiendo su mirada hacia la luna.

Ahora todos se reunieron con Fluttershy (quien estaba muerta de frío y preocupada) y Spike (el cual tuvo un tierno reencuentro con Twilight)

Todos se juntaron en la casa de Pinkie y Twilight a celebrar el rescate de su amiga y la derrota de Sombra (sí, casi no entraban 10 en una casa tan pequeña). Pero no todos estaban felices: Celestia, al apenas llegar, se dirigió a la cocina con la mirada gacha. Seguramente era porque había discutido con su hermana.

Hablando de eso ¿En que momento la sub-directora Luna se había hecho malvada? Bueno, eso es historia que contaremos otro día… Twilight no quería bajarle el humor a los demás por su pregunta, que probablemente tendría una respuesta mala o triste. Ahora era tiempo de celebrar con unos refrescos y... ¿Dormir?  

- No creo que haya que dormir tan pronto- rió Twilight con Spike en brazos- Creo que… hay que celebrar un poco más… 

- Como tú digas Twilight- sonrió Sunset- Tenemos que olvidar la rareza que ocurrió hoy… 

- ¿Alguna propuesta para olvidarlo?- sonrió Flash. 

En eso apareció Trixie, con una enorme sonrisa y le quitó a la pobre Fluttershy su vaso de refresco.  

- Yo tengo una muy buena propuesta… ¿Qué tal  si tomamos de un mismo vaso? Oh Twilight… Yo lo comparto únicamente contigo…- dijo.  

En un instante, Sunset se puso furiosa y se paró, agarró su silla y...  

- ¡CÁLLATE MALDITA LES...!- gritó Sunset pegándole a Trixie con la silla en la cabeza, pero la bajó al ver la cara de los demás. 

- Y así empieza oootra secuela- exclamó Pinkie y seguido de esto, tomó su refresco hasta el fondo.  

*Refrescos: con eso me refiero a gaseosas. Como Coca-Cola, Fanta, Seven Up, etc. No sé como se le llaman en otros países así que opté por llamarlos así(? 

2: La cueva Anti-Investigadores

Todos habían terminado de celebrar esa noche. Bueno, "celebrar" para ellos, era tomar refrescos mientras reían y compartían charlas. Y también se preguntaban como les había ido con los villanos de Dark Village. También si alguno había tenido la desventaja de toparse cara a cara con Discord y sus "ayudantes"

Todos estaban alegres, calmados y de buen humor al saber que su amiga estaba a salvo. Que todos estaban a salvo. Aún así, tenían que seguir preocupándose por los "investigadores" y de Dark Village con su nueva líder.

Sin embargo, Applejack y Rainbow Dash idearon un plan para deshacerse o alejar a los investigadores, o "sucesores" de Discord: Algo que se encontraba en la Granja Apple. Ambas invitaron, durante la celebración, a todo el grupo a ver el plan a la tarde siguiente. Y con algunas dudas y sin saber que podían haber ideado aquellas dos, aceptaron.

Todos (bueno, casi todos) partieron al granero de Applejack al día siguiente. No había nada interesante, árboles con manzanas, huertos, una tarta quemándose adentro y una yegua loca que quería soltarse. Dash fue llamada por Applejack hacia dentro y los demás se quedaron afuera, esperando alguna respuesta. 

En un momento, Twilight recordó la primera vez que con Sunset, habían ido al granero a buscar comida para Caterlot High y se quedaron viendo el atardecer afirmadas a unas vallas. Y ahí se dirigió, al ver a Shimmer afirmada mirando unas cuantas zanahorias. 

- Creo que ya no hay que preocuparse como la vez pasada…- le sonrió Twilight- Ahora si… ¿Qué hacemos?

- No creo que haya que hacer nada- dijo Sunset- Solo hay que tomar aire y ver el sol para ver que sucederá luego…- subió su cabeza hacia el cielo.

- ¿Sabes?... Creo que es cierto…- exclamó Twilight y se colocó a su lado hasta que…

- ¡¿QUÉ ESPERAN?!- gritó Dash detrás de ellas- Vayan con los demás…

Y casi muertas de un infarto, las dos jóvenes se dirigieron con el resto, que estaba mirando unas dos puertas en el suelo que eran en realidad la entrada a una bodega bajo tierra. 

- ¿Y que se supone que hay aquí?- preguntó Rarity a punto de meterse en cuanto Pinkie la interrumpió.

- Shhh… Mi Pinkie Sentido dice que ahí hay algo malo…- susurró Pinkie. 

- En realidad no lo hay, caramelo- exclamó Applejack abriendo las puertas- Al menos para nosotros ¿Quien quiere entrar?

Y todos (para ninguno quedar solo) bajaron a la bodega que estaba muy oscura, hasta que Applejack prendió una luz y todo se iluminó: habían cajas, redes colgadas en el techo, telarañas falsas gigantes, púas en el suelo, y una pequeña montaña de alfileres. 

- Seguro se preguntaran que es todo esto- dijo Dash- La respuesta es, que esta “bodega” no es lo que parece. Es para que los Investigadores que se creen muy cool…

- Terminen saliendo con un gran castigo- la interrumpió Applejack. 

- ¿Un gran castigo?- preguntó Sunset- Pero recuerden que...

- ¡Esto les dará su buen merecido!- dijo Dash- ¿Quién se anima a pasar por… La Cueva Anti-Investigadores?

Pinkie, Twilight, Rarity y Sunset aceptaron acercándose a las dos anfitrionas, luego fue Fluttershy quien fue obligada por sus amigas, y Trixie que… bueno, ella quería estar cerca de Twilight… 

Dash y Applejack iban adelante guiando al resto, mientras les contaban sobre las trampas que habían ideado. Y que tuvieran cuidado con estas, pero Pinkie intervino otra vez… 

- ¿¡Qué harían de malo unas simples cajas!?- preguntó mientras iba dando saltitos.

Pinkie seguía dando esos saltitos, llenos de felicidad pero tan molestos... Hasta que tropezó con una caja y… ¡Explotó! (la caja obviamente). Pinkie se quedó paralizada al sentir que ¡Su falda se quemaba! Salió corriendo hasta tropezar nuevamente con Applejack que la salvó del fuego.

- Ahora… ¿Quién no va a volver a tropezar con esas cajas secretas?- preguntó Applejack tirada en el suelo.

Todos acertaron que No y siguieron adelante, tratando de ni siquiera arrimarse a las cajas.  

- Bueno, como desearía que mi hermana estuviera aquí, se llevaría un gran susto- dijo Rarity mientras caminaba, observando a su alrededor.  

En eso, pisó una red que estaba en el suelo. Al pisarla, causó que la red quedase colgada en el techo, cerrada y dejando atrapada a Rarity dentro de ella.  

- ¡Dije que mi Pinkie Sentido decía que esto era malo!- gritó Pinkie desesperada.

Sunset, Twlight, Trixie y Fluttershy se habían quedado sorprendidas, Dash y Applejack solo miraban sin decir nada, sin sorprenderse ni asustarse. Pinkie... Bueno, ella saltaba para intentar bajar a su amiga de aquella red. Aunque no estaba tan alto, no sabía como bajarla.

- Tranquila Pinkie, puedo resistir aquí, prefiero estar atrapada antes que caer en otras trampas- dijo  Rarity sacando su celular de su morral- Además, el Wifi llega muy bien aquí… 

Dash se río de Pinkie Pie al verla aún desesperada por lo sucedido, y Applejack se preguntaba que Wifi era el que le llegaba bien, si ella en su granja no tenía. Mientras que las demás seguían sorprendidas. Sin embargo, siguieron el camino que marcaban Dash y Applejack. Caminaban por ese pasillo que parecía no tener final.  

-¿Alguna tiene miedo? No es porque yo tenga, si no que supongo que ustedes pueden llegar a temer, jeje...- decía Trixie, con una cara de miedo.  

- Nosotras no somos como tú, lunática.- respondió Sunset.  

Al escuchar esto, Trixie se quedó parada, cerró sus puños y su cara se puso enojada.  

-¿¡A QUIÉN LE DICES LUNÁTICA?!- gritó. 

- Ups, perdón. Creí que no te ofenderías con la verdad- respondió Sunset. 

-¡Esa no es la verdad!- exclamó Trixie mientras daba marcha atrás- Ahora pagarás las consecuencias de haber insultado, a la Gran y Poderosa Tri... 

La chica dejó de hablar al sentir algo en sus manos, en su cabeza y en su espalda. Se dio vuelta a ver... ¡Una telaraña gigante! Trixie se desesperó al verla, pensó que podría haber una enorme araña por allí, comenzó a girar asustada intentando quitarse pedazos de telaraña en su espalda, hasta que... Por torpe, cayó dentro de un pozo.  

- Y ahora me doy cuenta, de porque no querían a esta en Dark Village- dijo Applejack. 

- Emmm... ¿De donde salió ese pozo?- preguntó Flutttershy un poco confundida.  

- No tengo la menor idea.- respondió Twilight- Lo mejor es que tengamos más cuidado. Y que también evitemos discusiones- miró seriamente a Sunset.  

Mientras hablaban, Trixie gritaba desde abajo y se escuchaban sus caídas mientras intentaba salir. El pozo era bastante profundo y ninguna quería caer con ella, entonces no la ayudaron.  

Ahora quedaban Pinkie, Twilight, Sunset, Dash y Applejack… ah, y Fluttershy que iba bien atrás, hasta que… 

- ¡Miren, un murciélago!- gritó de emoción Fluttershy, de repente.  

La tímida chica corrió a agarrar un murciélago apoyado en la pared, pero cuando lo agarró, la pobre Fluttershy terminó en el techo con el murciélago en sus manos. En realidad era un juguete y tenía un imán, por eso hizo magnetización con el techo de la bodega (que era de metal).  

Y como si fuera poco, abajo salieron muchas arañas medianas, listas para que se suelte la pobre Flutter. 

- ¿Esto es en serio? ¡Los Investigadores van a pisar las arañas si se sueltan! D: - dijo Pinkie. 

- Tal vez ellos sí, pero esta es Fluttershy- dijo Dash- No se soltará del imán hasta que las arañas se vallan. Y además, son venenosas.  

- ¡¿VENENOSAS?!- preguntó Flutter tremendamente asustada, y se sostuvo más fuerte del murciélago, que por suerte aguantaba su peso.  

Y como buenas amigas que eran (en realidad tenían que llegar al fondo para desactivar las trampas) siguieron sin ayudar a su inocente amiguita. ¿Esta vez quien sería la victima? Pues, sería… ¡Sunset!  

Resulta que la joven se adelantó con Dash y Applejack para preguntar unas cosas, y se enojó al escuchar que estas le dijeron que "Faltaba mucho"

- ¿Mucho? ¡Se supone que esto es una bodega! ¡Sirve para guardar cosas de la granja que ya no caben arriba! Debería faltar poco, y además es imposible que exista una bodega tan larga como esta. - exclamó Sunset, enojada y tratando de dar una razón lógica a la situación.  

Pero en eso, sintió un ruido en el suelo. Bajó su mirada y... ¡Una serpiente! Shimmer se asustó y salió corriendo, pero... ¡La serpiente la seguía! A pesar que este animal no era tan rápido a comparación de Sunset, ella estaba super asustada. Y como vio que la serpiente la seguía, no tuvo otra opción más que subirse a un carro con forma de manzana dorada que estaba en el lugar.  

Un momento, ¿Que hacía un carro con forma de manzana en esa bodega? Eso se preguntaban Sunset, Twilight y Pinkie Pie. Estas dos últimas, estaban igual de asustadas, pero algo tranquilas de que la serpiente fuera con el carro y no fuese con ellas... ¡Pero en el carro estaba Sunset!  

Por suerte las puertas del carro estaban cerradas y la serpiente no pudo entrar. Pero aún así, seguía rodeándolo.  

Salió corriendo y se subió corriendo a un carro con forma de manzana que estaba ahí. 

- Te imaginé un poco más valiente, Sunset -río Dash- ¡Debiste ver tu cara cuando viste a la víbora!

- Tengo miedo… ¿!Quién no le tendría miedo a eso!?- gritó Shimmer en cuanto sintió que el carro se hacia un Tic-Toc extraño. 

- Pues, ese carro de carnaval estaba puesto a propósito… En cualquier momento va a explotar tal y como lo idearon Apple Bloom y sus amigas- explicó Applejack. 

Sin dar otra respuesta, y con apuro de encontrar la salida o algo para desactivar las trapas, todas dejaron a Sunset allí (que estaba encerrada y no podía abrir las puertas) 

Ahora quedaban 4… ya parecía un juego donde no se sabía quién iba a quedar.  

Se acercaban a un cartel que decía "Peligro" lo cual era raro, excepto para Applejack y Dash quienes se sabían su plan de memoria hasta que... su memoria falló.   

Dash caminaba como si nada, en cuanto de repente, una explosión sucedió frente suyo. Asustada retrocedió y volvió a sentirse otra explosión, se hizo a la izquierda y ¡Otra más! Todo a su alrededor ardía (las demás no, ya que estaban mirando muy entretenidas) Hasta que cayó cansada, y nada volvió a explotar, pero su pelo... ¡Las puntas de su pelo estaban quemadas!  

- Para la próxima...- suspiró Dash en el suelo mientras veía pasar a sus amigas, sin ninguna explosión- Recuérdenme sacar el Buscaminas real...   

- ¿¡Buscaminas real!? ¡Mi Pinkie Sentido sabía que ese juego de computadora tenía algo malo!- gritó enojada Pinkie Pie.   

Pero en eso, comenzaron un montón de explosiones alrededor de Pinkie, cada lugar que pisaba, explotaba. Las demás solo miraban de costumbre y Dash reía en el suelo. Y así Pinkie terminó igual que Rainbow, en el suelo y sin ganas de seguir.   

Bueno, ahora solo quedaban 2: Applejack y Twilight... Lo estúpido era que Dash, la que planeaba las ideas y trampas, había caído en una de ellas. ¡Pero que tonta era!  

Y era hora de seguir con los "juegos del hambre", para ver si las 2 podían llegar al final, hasta que vieron una lucecita roja...  

- ¡No me digas que esta es otra de tus trampas Applejack!- se quejó Twilight- Ya todas han caído en ellas, fue suficiente...  

- Pero, estas trampas fueron puestas por una razón...- respondió la granjerita.   

- ¡Han exagerado un poco con ellas! ... Además... ¿Qué tipo de investigador se metería aquí adentro?- preguntó Twilight.   

- Y yo que sé, Dash fue la que me dio la idea- respondió Applejack- Supuestamente era por si los idiotas de Dark Village venían a atacar nuestras casas...   

- ¿Dark Village? ¿Que no era la cueva Anti-Investigadores?- preguntó Twili bastante confundida.   

- Investigadores, Dark Village... Dah, es lo mismo...- exclamó Applejack avanzando hacia la luz- Espero que esto sea el aparato para desactivar las trampas...  

Twilight estaba a punto de hablar, en cuanto Applejack se acercó a la luz y tocó un interruptor que estaba junto a esta, la luz se apagó y....¡Supuestamente, las trampas se habían desactivado!  

La red donde Rarity estaba atrapada, se había desatado. El pozo donde estaba Trixie, subió como un ascensor hacia la bodega. Las arañas se habían ido a pequeñas cuevas que se habían abierto y el murciélago de imán se había caído. El carro de Apple Bloom dejó de hacer ese ruido y se pudieron abrir las puertas, el Buscaminas Real estaba desactivado y ¡Todos estaban bien! Bueno... casi todos...  

Las cansadas y hartas de tanta “exageración” (osea, Twilight y Applejack) se encontraron con sus amigas quienes estaban muy enojadas. Pinkie y Dash con sus pelos quemados, Sunset furiosa, Flutter traumada por las arañas (y eso que ella amaba los animales) , Trixie (bueno, ella se alegró al ver a Twilight a salvo, pero Sunset la tiró de nuevo al pozo) y Rarity alegre por la señal del WiFi. A fin de cuentas todos salieron con la promesa de no volver allí nunca más… Al menos que a Applejack le manden a hacer algo en la bodega y tenga que bajar.

- Bueno… Hoy fue un día raro…- dijo Sunset- Creo que ya hemos tenido muchos días raros…

- Ni que lo digas cariño, pero así es nuestra vida… Y más aún siendo híbridos- exclamó Rarity. 

- Espero que ningún investigador nos encuentre- sonrió Twilight- O si no, ¡Se meterán con la cueva! 

- Pues… ¡MI PINKIE SENTIDO DICE QUE PASARÁ ALGO MAÑANA!- gritó Pinkie con su pelo quemado. 

- Oh, bien… Creo que… iré a desactivar el Buscaminas por las dudas…- exclamó Dash, y todas comenzaron a  reír (aunque a esta no le causó gracia)

3: En búsqueda del Rayo Veloz

Nota: Hice este dibujo para este capitulo, pero después lo convertí en Portada. Está muy feo lo ze </3

Portada de Rainbow y Lighting xd

Da cáncer, lo sé(? Dice capítulo 4 pero es el 3 :´v

Las horas pasaron, anocheció y se oscureció el cielo. Cada uno había vuelto a su casa y se había acostado a descansar. Bueno, menos Twilight… Ella no podía dormir bien… Se levantaba a cada rato a tomar agua (por cierto, Twilight ya se había acostumbrado un poco a usar la cocina, la heladera, etc). Spike era el que dormía como muerto, él siempre había sido así… pero algo fue capaz de despertarlo de un susto: un trueno que se escuchó muy fuerte, como si su rayo fuese a caer justo en su techo. 

Al escucharlo, Spike corrió muy asustado con Twilight (que estaba peor que él) y se acercaron a una ventana a ver, y vieron algo extraño: un estilo de arcoíris en el cielo, pero era únicamente de color turquesa claro y en el centro se veía reflejado un dibujo anaranjado como un rayo, u algo así. Ambos se quedaron viéndolo hasta que se borró despacio. No tenían ni idea de lo que era…

- Oye… Twilight- le decía Spike a su dueña que caminaba en círculos pensando- ¿Esa cosa rara no te hizo familiar a una cosa? 

- ¿A cuál? ¡Tengo demasiadas cosas en la cabeza!- dijo Twi desesperada. 

- A la Rain-Plosión Sónica de Rainbow Dash en Equestria- respondió Spike parándose-  Se me hizo familiar a esa cosa, y esta cosa debe ser una cosa que es parecida a la primer cosa. Cosa extraña con una cosa más extraña aun en otro universo… ¿De qué cosa estamos hablando? 

Quedando un poco confundida con lo que había dicho el perrito, ¡Se dio cuenta que eso era! 

-¡Spike, es cierto!- gritó alegre la joven- Y si es algo así como la Rain-Plosión sónica, alguien debe saber, y esa es... ¡Rainbow Dash de este mundo! 

La joven corrió a agarrar una campera azul que estaba colgada en un perchero. 

- Vamos Spike, tenemos que ver qué es esto- exclamó la joven. 

- ¡Como tu digas, Twilight!- dijo el perro.  

Sin embargo, Pinkie no se había despertado a pesar de semejante ruido. ¿El secreto? Dormida con audífonos puestos a todo volumen. Bueno… ¿Pasaría algo malo si Twilight solo iba a preguntarle algo a Dash? Estaba emocionada y no podía dormir, y tampoco era tan tarde… Entonces, junto  a Spike, bajaron del departamento y partieron a la casa de Rainbow Dash. No faltaba decir que era una casa muy grande y hermosa, tocaron la puerta y…

- Oh, tu debes ser Twilight Sparkle, la amiga de Rainbow… ¿Verdad?- la atendió una señora de pelo azul y piel rosa. 

- Pues, esa soy yo- sonrió Twilight tocándose el pelo- ¿Rainbow puede salir un momento…?

- ¿Salir a ver el rayo que pasó hace un rato?- adivinó la señora- Pues, ella justamente me estaba pidiendo permiso para ello, adelante, iré a avisarle.  

Twilight pasó adelante y en un segundo Dash bajó deslizándose por el sostén de las escaleras. 

- ¡Volveré al rato, madre!- gritó Dash mientras salía con Twi y Spike- ¡Una cosa así debe verse de cerca! 

Ambos salieron hacia la vereda y se pusieron a  hablar sobre el caso extraño. Incluso coincidían en algunas cosas. 

- Pues… yo vine a buscarte para preguntarte si sabías algo sobre lo que sucedió, después de todo, puedes hacer Rainplosiones Sónicas con tu guitarra…- explicó Twilight. 

- Sí, pero no puedo hacerlas taaan grandes como lo que pasó hace rato- exclamó Dash- Yo creo que fue una persona, un animal ¡Un ser vivo! No creo que allá sido una cosa ambiental o como se diga. 

- ¿Una persona o un animal?- preguntó Spike- Algo se me vino a la mente al escuchar eso… 

- … ¡Un híbrido!- gritaron los 3 al mismo tiempo mientras sonreían al coincidir. 

Entonces, se largaron a correr hacia… ¡Algún lugar! Para empezar, ninguno de sus amigos hacía esos poderes, tal vez alguien sabía, alguien sabría de esos poderes hasta que… 

- Ya sé quien pudo haber sido…- exclamó Dash deteniéndose y tomando aire. 

- ¿Y? ¿quién crees que fue?- preguntó Twilight. 

- Light…- tomó aire por tanto correr- Lighting Dust. 

Twilight intentó recordar quién era esa tal “Lighting Dust” hasta que Spike le recordó sobre “La pony que estaba con Rainbow Dash en la Academia Wonderbolt y por su velocidad casi te mata a ti y a tus amigas en el globo”

Ahora que ya sabía de quien se trataba, ambos (contando a Spike, obvio) se dirigieron al lugar donde estaba Lighting: Dark Village. 

- ¿Estás segura que es conveniente que volvamos a este lugar?- preguntó Twilight algo miedosa, recordando lo de noches anteriores- ¿Y si tal vez no fue Lighting…?

- ¡Sí! ¡Fue ella!- respondió Dash pasando entre unos caños- Cuando fuimos a buscarte y me enfrenté a ella, cuando volaba hacia una especie de… ¡Lo que pasó hoy!

- Ni siquiera sabe cómo llamarlo…-exclamó Spike- Estaremos aquí un largo rato… 

Mientras pasaban por una cantidad de caños que había en el suelo, unas sombras empezaron a verse. Eran de personas, Twilight estaba algo asustada hasta que se dio vuelta y vio los dueños de esas sombras, que de a poco se iluminaban: chicos o chicas enmascarados con pelo azul, que tenían una medalla en forma de S que significaba “Shadowbolts”

- ¡Esperen un minuto!- exclamó Spike- ¿Estos no serían los Shadowbolts de la escuela Cristal? Digo… me los nombraron y supuse que serían… 

- No, no somos esos “Shadowbolts”- dijo una de las enmascaradas, con voz femenina- Esos escolares solo nos robaron el nombre sin derecho del autor… ¿A qué vienen aquí? 

- Pues… vinimos a investigar sobre el rayo, arco, o lo que sea que haya pasado hace rato- exclamó Dash. 

- ¿Hablas del Rayo Veloz?- preguntó uno de los enmascarados, hasta que otro le pegó en un codo- Quiero decir…  Nyu… 

- ¿Rayo  veloz?- preguntó Twilight- ¡Debe ser exactamente eso! ¿Tienen idea de…?

- No tenemos ni la menor idea de lo que haya sido…- respondió otra de las chicas. 

En cuanto una explosión se volvió a escuchar, retumbando el suelo, llenando de un fuerte sonido los oídos de todos y el cielo se iluminó de color turquesa otra vez. 

Miraron con gran atención el cielo, para ver que sucedía, y a lo lejos pudieron ver a una joven volando con dos alas de pegasos entre unas nubes color verde agua, posiblemente: ¡Lighting!. Al apenas reconocerla, Dash se llenó de curiosidad y con su boca abierta, no se dio cuenta que empezó a despegar del suelo de a poco, hasta que Twilight le agarró un pie: ¡Estaba volando! Aunque no se dio cuenta… 

- ¡Esto es… Grandioso!.- gritó Dash asombrada- Nunca he visto un hecho tan genial como este…

- Será hermoso Dash, pero hay que detenerla- dijo Twilight- Es algo raro… y puede pasar algo raro en cualquier momento… 

Y en ese momento donde Twilight bajó suavemente a Dash, un rayo cayó cerca de ellas y de los otros, pero por suerte no les hizo daño… Solo que se llevaron un gran susto, ambas se pararon (ya que se habían tirado al suelo) y se acomodaron para seguir viendo a la chica del cielo pero… 

- ¡Aléjense de aquí!- gritó una de las Shadowbolts- ¡Al menos que quieran correr un gran riesgo! ¡Los rayos no han de parar!

Twilight acertó que si se irían, pero cuando se dio vuelta, alguien ya estaba en el cielo: ¡Rainbow Dash!

- ¡Rainbow Dash!- gritó Twilight desde abajo- ¡Ven aquí, es muy peligroso!

- ¡No me importa!- gritó Dash desde el cielo- ¡Tengo que descubrir como hace ese asombroso efecto! 

Dash largó un vuelo entre las nubes, que eran de color verde aguado y no le permitían ver bien. Estaba buscando con atención a Lightning Dust, pero no se veía por ningún lado… Hasta que sintió un empujón y terminó entre un montón de nubes, que le quitó la vista por unos segundos. 

- ¿Qué haces de nuevo aquí?- escuchó con los ojos cerrados- ¿Pasó algo que te llamara la atención, mhhh?

La joven abrió los ojos y vio a ¡Lightning Dust!. 

- Pues, algo me llamó la atención, y eso fue lo que hiciste hace rato.- exclamó Dash.

- ¿Qué hice yo?- preguntó Lightning volando a su alrededor- ¿Hablas del Rayo veloz? ¡Por favor! ¡Llevo años haciendo eso!

Dashie se quedó impresionada con lo de “años”, pero igualmente se acercó a la terca. 

- ¿Años? Pero…. Supuestamente, yo no he visto de esos- dijo Dash. 

- ¡Es que no vivía aquí para  ese entonces!- gritó Dust- En Clousrecia, todo era un lugar de paz, ¡Y me admiraban por hacerlo! Pero todo acabó cuando los investigadores llegaron a mi ciudad para buscarme… ¡Y todo eso comenzó por culpa de 6 jóvenes que se convirtieron en Híbrido y una chica que se convirtió en Demonio a la entrada de una escuela!

Dashie reconoció que se refería a ella y a sus amigas cuando se convirtieron por primera vez para enfrentarse a Sunset Shimmer que usaba la corona. 

- ¿Y sabes que es lo peor? ¡Que gracias a ti y a tus amiguitas, todo el mundo buscó más de tu especie, y me encerraron dejándome perder mi libertad!- gritó furiosa Lightning- Pero…  ahora que la recuperé, me vengaré de la muchachita que causó alejarme de mi hogar ¡Y de mis sueños de ser un Wondercolt!

- Espera… Lo de Wondercolt tuve que hacerlo… Casi matas a mis amigas…-exclamó Dash. 

- ¡Y eso fue solo el principio de mi venganza!- gritó Lightning y empujó a Dashie fuera de las nubes, y luego al empujó otra vez, y otra, y otra, hasta llevarla a un techo. 

Allí Dashie intentó pararse, pero Dust la volvió a  empujar y empezó a pegarle patadas. Pero por suerte, eso no le hacía nada  a nuestra amiga, y pudo pararse a defenderse, con sus aleteos. Volaba alrededor de su rival, la confundía con su velocidad y la empujaba cuando se mareaba. Se pegaban cachetazos, una por defenderse y la otra para vengarse. Todo fue una pequeña pelea de callejeras en el techo hasta que… Notaron que estaban a punto de caer del techo de un edificio de… ¡60 metros! 

Estaban en al orillita, Dash por caer y Lightning en posición de pegarle, pero con un pequeño movimiento, ambas cayeron juntas. Desde lejos Twilight y los otros veían dos “bichitos” caer del gran edificio. 

- ¡Vamos a morir!- gritaba Lightning muy desesperada, como nunca nadie la hubiera imaginado- ¡Sálvame Dash! ¡Sálvame!

- ¿Cómo quieres que lo haga? En primer lugar tú querías vengarte, y además tienes alas.- contestó Dash mientras caía. 

- Lo sé, pero… - contestó Lightning cayendo aleteando sus alas- ¡No sé qué me pasa! 

Dashie aleteó las suyas y se quedó en el aire, así volando y salvándose de la caída, pero había alguien que no pudo… ¡Lightning!

- ¡Sálvame! ¡No quiero morir!- le gritó Dust mientras caía, a punto de impactarse contra el suelo- ¡Prometo que no volveré a pegarte!

Dash al principió no le creyó, pensaba que era mentira, que seguiría siendo igual de mala o incluso arriesgaría la vida de las otras chicas como aquella vez en la Academia. Se quedó viendo desde arriba como la joven grosera estaba por impactarse en el suelo, a punto de morir en el acto en cuanto algo le pasó  a Dashie: sus ojos se abrieron bien grandes, todo su cuerpo y alas se iluminaron de color azul y con los ojos blancos, voló hacia Dust que estaba a punto de caer, voló y voló hacia abajo demasiado rápido, sentía que se iba a prender fuego por la velocidad hasta que alcanzó a la joven y ¡Pum! Una explosión se sintió e iluminó todo el lugar de blanco. 

Twilight y los Shadow desde lejos quedaron cegados unos segundos por lo sucedido, y al abrir los ojos vieron… ¡La Rainplosión Sónica! 

Dashie no sabía lo que había hecho, pero al fijarse abajo notó que su cola de caballo hacia una arcoíris y lo dejaba en el aire a medida que volaba. Llegó al cielo con la joven en brazos, impactada, y la dejó acostada en el techo que estaban antes. 

Lightning estaba temblando, asustada, con los ojos cerrados y una cara de terror, unas pequeñas lágrimas salían de sus ojos hasta que Dash le habló suavemente, entonces los abrió asustada y se sentó de la nada, temblando y tomando aire una y otra vez.

- ¿Rainbow Dash?- preguntó Dust al ver la otra parada al lado de ella- ¿Qué haces tú aquí…? ¿Ya… morimos?

- ¿Qué? ¡Claro que no!- rió Dash- Solo te… salvé, supongo…

- Espera… ¿Tú me salvaste? ¿A mí, la que quería vengarse y te empujó una y otra vez y causó que ambas cayéramos de un gran edificio? – preguntó Dust asombrada. 

- Pues, obvio, ¿Quién más?- dijo Dashie-  Además, creo que mi consciencia fue la que me dijo que lo hiciera, después de todo estabas como niña rata gritándome mientras caías.. 

- ¿Niña… rata?- preguntó Dust en cuanto se escucharon relámpagos y el cielo se nublaba. 

Y así era: una tormenta venía, una eléctrica, llena de peligro tal y como dijeron los Shadowbolts. Pero Dust en vez de quedarse viendo, tomó vuelo hacia el cielo pero… le provocó un dolor en una de sus alas. 

- ¿Qué sucede?- preguntó Dash- ¿Por qué quieres ir allá arriba?

- La tormenta…- respondió Dust sentándose en el techo- Yo soy la única que puede detener todo tipo de tormenta… Es lo que sé hacer… Y es lo que más amo hacer…

Dash se quedó algo confusa al oír lo último, pero volvió a sostener a Dust cuando esta inició vuelo. 

- Tengo que hacerlo…- exclamó Lightning- Es lo que fui destinada a hacer… 

- ¡Pero no puedes! ¡Ni siquiera puedes volar del dolor que tienes!- le gritó Dashie. 

- Lo intentaré…- dijo Lightning. 

La chica volvió a  iniciar vuelo, con el dolor que le impedía seguir adelante en cuanto notó que Dashie le tomó del brazo, también con sus alas. 

- Te ayudaré- dijo ella- Algo que mi consciencia me volvió a  decir… 

A pesar que Dust se negó ya que podía ser peligroso, tuvo que aceptar la oferta de la multicolor, y así, ambas tomaron vuelo hacia el cielo, muy muy alto, donde habían un montón de nubes. 

- ¿¡Y ahora qué!?- preguntó Dash ayudando a la otra.

- Tenemos que esperar a que un rayo aparezca… E ir con él antes que caiga en algún lado…- respondió Dust.

- ¡¿Qué?!- preguntó Dash muy asombrada al escuchar- ¿Quieres que un rayo te caiga encima y no a otra cosa?

- Solo hazme caso….- dijo Lightning y se puso a mirar el cielo para ver si algún rayo podía aparecer- Vamos… se que están ahí…- susurró. 

Y en ese momento, un rayo cayó encima de Lightning. Dash se soltó al apenas sentir la corriente de este, y vio como el rayo electrocutaba a la joven. Ella estaba asustada, al igual que los Shadows y Twilight quienes querían acercarse a ver pero no podían. 

La joven quedó unos segundos electrocutándose, se movía como cualquier persona en ese caso, hasta que de repente, se quedó quieta y el rayo desapareció. Se quedó con los brazos y la cabeza gacha, pero flotando en el aire, como si estuviera muerta… Pero sus alas comenzaron a aletear, sus pies y manos comenzaron a  moverse y subió la mirada para despegar vuelo hacia lo más alto del cielo y allí arriba donde nada se veía, una luz blanca apareció e iluminó todo el lugar (otra vez) encandilando a todos. 

Pero esta vez, cuando la luz se fue, el cielo quedó despejado y azul, y ¡Lightning salió volando haciendo el arco verde agua! Un estilo de Rainplosion Sónica con sus colores quedaban marcados por todos los lugares, la chica volaba alegre y feliz… ¡Era el rayo veloz! 

Y después de unos segundos de vuelo rápido, el poder de Lightning se desvaneció y ella volvió con Dash, con un gesto feliz y un ceño fruncido. 

- Eso… fue… ¡Grandioso!- gritó Dash muy asombrada. 

- Oh si. Ya ves como era todos los días. Extrañaba hacer esta cosa- exclamó Lightning volando a los alrededores- Espera… gracias Dash, por salvarme y ayudarme a volar tan alto.- se acercó. 

- No hay de qué- respondió la multicolor- Pero… creo que tienes que pagar una promesa… 

- ¿Cuál?- preguntó Lightning. 

- La de no volver a pegarme, ni atacarme, ni vengarte como dijiste mientras caías…. 

- Espera… ¿De verdad lo dije?- preguntó Dust- Emm… bueno… yo… creo que lo haré…- tomo aire- Promesa cumplida… 

Mientras tanto, abajo, Twilight y Spike trataban de ver a Dash en el cielo. Saltaban para hacer señas pero ni eso. 

- Bueno… yo creo que con dos explosiones raras… Que en Paz descanse, Rainbow Dash- exclamó Spike en cuanto Twilight le pisó la cola. 

- Claro que no… estará bien…- dijo ella. 

- ¿Quién descansará en paz?- escucharon una voz detrás de ellos: ¡Rainbow Dash! 

- ¡Rainbow!- gritaron los dos y abrazaron a su amiga- Traté de ir allá y ayudarte, pero con dos explosiones raras y las nubes, rayos, centellas, etcétera, no he podido ir- explicó Twilight. 

- Ash, no te preocupes Twilight, está todo bien- exclamó Dash mirado hacia el cielo- Y creo que la creadora del Rayo Veloz estará bien con nosotros… 

- ¿A qué te refieres?- preguntó Twilight- ¿Hablaste con Lightning Dust?

- Algo mucho mejor, ¡Le salvé la vida! Y después la ayude a llegar alto para crear el Rayo veloz… - dijo Dash- Es decir, la cosa extraña que vimos… 

- Wow, me alegro mucho que este todo bien, y que hayas ayudado a Lightning…-dijo Twilight- ¿Y ahora qué?

- Bueno, yo creo que ella no nos molestará en un largo tiempo….- respondió´ Dash mirando al cielo- Ah, y ahora… creo que es hora de volver a casa. 

Así ambos se dieron vuelta para despedirse de los extraños Shadowbolts pero solo sus sombras se veían, tal como al principio. Confundidas, cada una volvió a su casa. Dashie contenta de ver el Rayo Veloz de cerca y Twilight feliz por enterarse que una de las integrantes de Dark Village no era tan mala como decían…  

4: Una misión para "Twilight-Chan" con amor...

Al día siguiente, Twilight despertó. Un poco mareada, intentaba recordar lo que había sucedido antes de dormir, hasta que lo logró: El Rayo de Lightning. Pero ese no es asunto del día de hoy. Hoy era un día para ir a Sugarcube Corner a pedir un delicioso desayuno especial de la Sra. Cake (los especiales de cada mañana)

Así, Spike y Twilight bajaron a la cafetería para pedir el anhelado desayuno, y allí se encontraron con Sunset, Pinkie y… Trixie… 

- ¡Bienvenida seas a Sugarcube Corner!- dijo Sunset al verla llegar- ¿Puedo tomar su orden?

- Sunset…- le sonrió Twilight- Ya sabes lo que vengo a pedir… 

- ¡Enseguida!- respondió Sunset en cuanto se escuchó un ruido de algo que se había roto al caer al piso. 

Las dos caminaron un poco nomas para ver, junto al resto de los clientes, a Trixie intentando agarrar una taza rota. 

- ¡Lo sé, soy una lunática! ¡No me miren!- decía Trixie mientras se tapaba la cara de vergüenza- No debo seguir en este mundo…- dijo y corrió a buscar un cuchillo de la Sra. Cake para acercárselo al cuello. 

- ¡Trixie!- le gritó Twilight y de un segundo al otro corrió y le sacó el cuchillo- ¡No lo hagas! 

Trixie se quedó callada y quita unos segundos al ver a Twilight frente suyo, con el cuchillo en la mano. 

- Twilight-Chan…- dijo Trixie lentamente- ¿Tu... Me salvaste?... 

- Así es, no puedo dejar que suceda algo así en este mundo…- respondió Twilight y lanzó el cuchillo justo a un pastel. 

Trixie se sonrojó un poco y luego se sacudió la cabeza, para volver al mundo real. 

- Oh, si, es cierto- dijo ella- Ambas somos jovencitas. Tenemos taaaanto en común, ¿No es así, Twilight-Chan? 

Esta vez solo Twilight le hizo un gesto de “algo no está bien” y se fue a una mesa junto a Sunset y Pinkie Pie. Se sentó y comenzó a tomar un café con medialunas que Sunset había llevado a la mesa y se pusieron a  charlar y reír. Trixie miraba atentamente desde lejos. Cada vez que veía a Twilight, su corazón latía rápidamente, se ponía más tímida de lo normal, intentaba ser diferente pero… a veces se le zafaba un clavo y parecía una tonta… Trixie la miraba totalmente callada, observaba sus gestos y movimientos en cuanto… 

- ¿Trixie Lulamoon?- dijo una señora detrás suyo: La directora Celestia- ¿Sucedió algo?

- Amm… ¡No! ¡Nada malo!- respondió Trixie con una sonrisa falsa. 

- Pues, que bien- dijo Celestia notando la falsedad- Entonces… ¿Te puedo pedir un favor? 

- ¿Cuál favor señora?- preguntó la joven. 

- Verás…- inició paso Celestia hacia una ventana, con Trixie detrás- Desde que Dark Village se ha fundado, ha atacado en la ciudad un misterioso sujeto que se hace llamar “El corta cuellos” debido a su forma de atacar… Y bueno, supuse que tú, al ser una antigua integrante de aquel grupo podías investigar más del caso.

- ¿El corta cuellos?- preguntó Trixie- Yo no he sido integrante de allí, solo Sombra me pidió una misión “especial”. Y además, nunca he escuchado de aquel sujeto… 

- Bueno, en ese caso ¿Te gustaría investigar de “El corta cuellos” y descubrir dónde está?- preguntó Celestia- No es que rompa una regla pero ese sujeto está poniendo en riesgo vida de humanos e híbridos… 

- Desde luego- aceptó Trixie. 

Y en unos minutos, la jovencita se fue de la cafetería con su celular en la mano y una mochila pequeña. Twilight que la vio salir se pregunto qué le sucedía y porque se comportó así hacia un rato, pero ninguna de sus 2 amigas presentes sabían darle una respuesta.  Mas bien, Twilight aún dudaba de Trixie después de lo que había sucedido en el gimnasio… 

- Mi Pinkie Sentido dice que algo malo pasará esta noche…- intervino Pinkie. 

- ¿Algo como qué?- preguntó Sunset.

- No tengo la menor idea…- respondió Twilight- Pero algo me dice que esa cosa mala llevará  nombre y apellido…

Después de terminar su café, las chicas marcharon a  trabajar, y Twilight… bueno, ella quería de alguna forma volver a Equestria. ¿Pero cómo? Se dirigió a Canterlot High para ver de cerca el portal y… ¡Este ya estaba arreglado! O al menos tenía un vidrio puesto donde antes había ladrillos… 

Twilight se puso emocionada, súper emocionada, hiper emocionada por darse cuenta que podía regresar a su reino después de casi un mes de espera. Pero antes de contar… quiso comprobar si podía cruzar… entonces estiró su mano y… chocó con el vidrio, como cualquier persona hace cuando pone su mano en una ventana. 

- Esto… no puede ser cierto…- exclamó Twilight tocando el espejo sin rastros de portal alguno- Creí que podía regresar…

Desilusionada sacó la mano de allí y se subió a la estatua para sentarse a pensar al lado del caballo. Pensaba alguna forma para poner magia en el portal o comunicarse con Equestria así allá también intentaban… y hablando de Equestria, hace MUCHO tiempo no hablamos de allí… 

Todo había cambiado: Celestia al no encontrar ninguna solución para reparar el portal, mando a hacer un espejo parecido al anterior, que funcione de la misma forma pero eso también tendría un problema: al crear el nuevo portal, ¿En qué espejo del mundo humano se activaría? Además, era muy complicado unir la diferente magia de los universos… era un trabajo que llevaría mucho tiempo… pero un mes sin la princesa de la Amistad cambió algunas cosas: ahora en vez de Twilight, las 5 amigas fueron coronadas “Princesas de la Amistad” a pesar que Celestia no se tomó el trabajo de convertirlas en alicornio.  Aún así, las 5 nuevas “princesas” estaban muy preocupadas y tristes por Twilight, aún conservaban la nota en una caja de plata donde guardaban los mejores recuerdos de la alicornio violeta. 

Y ahora, volviendo al mundo humano, Twilight muy desilusionada se dirigió a la biblioteca pública de Equestria City, un lugar en el cual, solía ir con Sunset… O al menos habían ido un par de veces.   

Twilight estaba allí por la razón que le gustaba salir del mundo y de la realidad al leer, y aún más con las obras literarias de Star Swirl, el barbado. Pasó horas allí dentro, quien sabe cuántas, todo el mundo que se iba la veía con una extraña cara: nunca habían visto a una joven de su edad leer tanto. Y si: ¡4 libros se había leído! ¿Les parece poco? Eran 4 libros algo largos y todos trataban sobre la magia y la fantasía… 

Hasta que en un momento, cerró sus ojos y se quedó completamente dormida, sentada y con la cabeza apoyada sobre un libro, con la saliva saliendo lentamente de su boca hasta que… la bibliotecaria la despertó con un casquillo de dedos. 

- Era hora que despertaras niña- dijo la señora sacando los libros que Twili había leído, incluso uno lleno de baba- La biblioteca no es para dormir... Y los libros no son para babear… 

Twilight despertó un poco mareada y sin saber donde estaba, hasta que se paró, se secó su boca y se dirigió con sueño hacia Sugarcube Corner (en sí, Twilight parecía borracha caminando media dormida en la calle) Hasta que abrió las puertas de la cafetería que tenían un cartel de “Cerrado”.

- ¡Twilight!- escuchó la joven quien dirigió su mareada mirada hacia sus amigas quienes corrían hacia ella.  

-¿Estás bien?-alcanzó a reconocer la voz de Pinkie Pie 

- Has pasado muchas hora allí afuera...- escuchó a Applejack 

- Prometiste que haríamos karaoke hoy…- escuchó a Rainbow detrás de ella. 

- Chicas, estoy bien- bostezó Twilight- Solo que, vine de la biblioteca y ahora no se qué hacer realmente… 

- Entonces yo te diré que hacer- escuchó a Celestia quien apareció detrás de todas- ¿Una misión en búsqueda de alguien te parece bien?  

Twilight sacudió su cabeza para despertarse más y aceptó acertando que sí. Entonces, Celestia le dijo que la siguiera y media confundida, Twili la siguió hasta las afueras de la cafetería donde se encontraba Sunset Shimmer cruzada de brazos afirmada a una pared. 

- La misión que quiero que hagan, es buscar a Trixie- dijo Celestia. 

- ¿Trixie?- preguntó Sunset- ¿¡Es en serio!? ¿¡Nos llamó solo por Trixie!? 

- Así es…- dijo Celestia suspirando- Esta mañana la mandé a hacer unos mandados a Dark Village para que busque a un delincuente llamado “Corta-cuellos” pero se está tardando más de lo que tendría que pasar… Así que vallan por ella por las dudas que suceda algo luego… 

- ¡Con gusto señora!- aceptó Twilight de la nada, afirmándose en una pared con unas ojeras y una sonrisa de sueño.

Entonces, las dos chicas se dirigieron a Dark Village para buscar a la gran y torpe Trixie… Bueno, en el camino también la buscaban, pero Twilight tenía bastante sueño…  Hasta que escuchó un ladrido que la despertó con el alma en la boca: Spike… 

- Oigan, ustedes ¿Qué hacen caminando por aquí antes de que anochezca?- preguntó Spike cruzándose entre las dos- ¿Ocurrió algo malo, eh? 

- Ay Spike…- dijo Twilight asustada y un poco aturdida por el ladrido- Estamos buscando a Trixie… ¿Puedes ayudarnos? 

- Por supuesto, pero ¿Qué quieren que haga?- preguntó el cachorro y en eso Sunset sacó de un bolsillo un pañuelo, el cual Spike olió y se puso a olfatear en el suelo, buscando a Trixie. 

- Un pañuelo que usó esta mañana la lunática, nada grave…- exclamó Sunset guardándolo. 

En eso, Spike aulló y echó a correr por las calles, haciendo que las dos chicas también los sigan. Corrieron y corrieron por muchos lugares, saltando y pasando enfrente de autos, bajadas y subidas hasta llegar a la ruta y bajar de allí para dirigirse a Dark Village… 

Al llegar al oscuro lugar, Spike finalizó su búsqueda en las afueras de un edificio abandonado y se acostó. 

- Oye, no creo que la lunática este aquí…- dijo Sunset sacando su celular de un bolsillo- Trataré de rastrearla por GPS, funciona también de esta forma… 

Twilight acertó que Si con la cabeza y se sentó en el suelo para acariciar a su perro cansado hasta que… unos maullidos se escucharon: ¡Un gato!

- Owwww- gritó de ternura Twilight acercándose  acariciar al gato- Es tan… ¡Adorable!- dio un saltito feliz y comenzó a acariciar al gatito quien jugaba con los mechones de pelo de la joven. 

- Ay sí, que adorable, me da diabetes…- se quejó Spike viendo al gato verde de envidia. 

- Eres tan tierno… Te llamaré, ¡Pusheen!- dijo Twilight jugando con el gatito en cuanto se escuchó un ruido desde el edificio y Pusheen salió corriendo asustado. 

- Vamos Twilight…- dijo Sunset acercándose lentamente al edificio- Hay que ver qué sucede aquí… 

Las dos jóvenes y el cachorro se acercaron lentamente al edificio. Sunset iba adelante, con su celular en la mano y algo seria y Twilight iba detrás, asustada y temblando en  cuanto Sunset abrió la puerta que hizo un chillido. 

Con cuidado pasaron dentro del lugar, no se veía nada, estaba todo muy oscuro, ni se oía nada hasta que de repente, un ruido de una maquina extraña se escuchó y Sunset tiró a Twilight hacia fuera. Luego saltó ella. 

- Qué bueno que te salvé…- sonrió Sunset mirando el edificio- Hubiera salpicado mucha sangre… 

- ¿A qué te refieres?- preguntó Twilight agarrando a Spike en cuanto alguien salió del edificio…

- ¡No se escaparan de mi!- gritó la persona que había salido, con una motosierra en las manos: Trixie. 

- Un segundo…- dijo Twiligth mirando con atención- ¿Trixie, eres tú?

- ¿Ah?- bajó Trixie su mirada hacia las dos jóvenes en el suelo- ¿Twilight-chan? ¿Sunset Shimmer? ¿Qué hacen ustedes aquí? 

- Estábamos buscándote- se paró Sunset enojada- ¿Y así nos recibes? Es la última vez que le hago caso a Celest… 

En ese momento, Trixie dejó la motosierra en el suelo y les tapó la boca  Twilight y a Sunset. 

- Tengan cuidado y hagan silencio…- les dijo- El Corta cuellos puede aparecer en cualquier momento… 

- ¿El corta cuellos?- preguntó Spike desde abajo- ¿Esa cosa existe en serio? 

Trixie tapó la boca del cachorro con su zapato pero ya alguien más los había escuchado: alguien que estaba en el techo del edificio y bajó cayendo de pie, levantando la motosierra que Trixie había dejado en el suelo. Esa persona se dirigió hacia los 4, y mostró su cara al sacarse una capucha: un rostro blanco, unos labios pintados de amarillo y unas afiladas garras. 

- Vaya vaya, miren a quien tenemos aquí…- dijo esa persona, sacándose la campera que llevaba puesta y dando a conocer su identidad: Gilda. 

- ¿El… el Corta cuellos?- preguntó Trixie despacito muy asustada. 

- Así es, dulce y torpe niñita- contestó Gilda rozando con una de sus garras el cuello de Trixie- Sería una lástima que las atrape por venirme a buscar… 

- No lo hará tan rápido…- exclamó Sunset- Será difícil enfrentarse con Twilight y conmigo… 

- ¿Hablas en serio?- rió Gilda- Hablas como si se olvidaran de alguien- agarró a Trixie del cuello y la tiró al suelo detrás de ella. 

- Pues no. Ahora que tenemos tu cara grabada serás atrapada tras las rejas…- exclamó Twilight “mintiendo”

Pero lo que ninguna se dio cuenta, fue que mientras Twilight hablaba, Trixie gateó lentamente en el suelo para alcanzar la motosierra, y al agarrarla, se paró y la encendió justo atrás de Gilda. 

- ¿Qué? ¿Cómo alcanzaste mi arma mortal?- preguntó Gilda en cuanto Trixie le acercaba el objeto a su cara. 

- Tuviste que dejarlo en un lugar no apto para niños- exclamó  Trixie.

- ¿Có… como hizo eso?- preguntó Twilight muy bajito, en cuanto Gilda las dejó a ella y a Sunset. 

Gilda corrió para quitarle la sierra a Trixie, con sus garras y unas alas de águila que crecieron de su espalda alzaron vuelo para parar justo en el cuello de la jovencita, pero… le fue bastante mal… 

Trixie le había atacado con la sierra,  cosa que hizo caer y golpear duramente a Gilda. Para cuando se encontraba en el suelo, Gilda sangraba y se movía poco para aguantar el dolor. 

- Al fin te tengo, bestia- dijo Trixie con una cara de psicópata total mirando a la joven sufrir ante sus pies- ¡Al fin he hecho algo bien!

Trixie levantó la sierra para atacar y matar a Gilda quien sufría del dolor en cuanto Twilight se le cruzó y… Twili Entró en un sueño profundo en pleno dolor… 

Allí, Twilight se encontraba en las afueras de una casa grande, con muchos autos. Se le hacía conocida, y de repente se escucharon unas voces de adentro y se acercó a una ventana a ver. Allí, se veía una dulce mujer con un vestido rojo acomodando el cabello de una niña de vestido celeste…. ¡Trixie de pequeña! 

- Muy bien hija, espero que te comportes en la mesa del gobernador- le decía la mujer- Es una cena muy especial… 

- Lo haré bien mami- le respondió la pequeña Trixie dándole un abrazo y al rato salieron de la casa con un hombre vestido de traje y muy alegre. 

Los 3 se subieron a un auto que conducía un chofer, como una familia feliz. Twilight sonrió de la ternura pero de un momento al otro, se atardeció de la nada y unas ambulancias pasaron por la calle, detrás de ellas un montón de personas corriendo y autos. Twilight las siguió y se unió al montón de personas que corrían, luego aparecían más personas de otros lados y así corrieron unas cuadras hasta llegar a un lugar donde estacionaron las ambulancias y había patrullas de policía. 

La gente intentaba acercarse, pero los policías los detenían mientras tapaban el lugar con cintas de “peligro”. Twilight en cambio, pudo pasar sin que nadie la notara y vio una horrible escena: el auto de la casa de Trixie dado vuelta con los cadáveres de la mujer de rojo y el hombre alegre siendo revisados por una enfermera. También, un poco alejado del auto, dos enfermeras sostenían a Trixie quien lloraba con unas heridas en el cuerpo. Las mujeres intentaban hacer que ella no viera a sus padres muertos, pero esta vez se oscureció de la nada y todo el mundo desapareció, dejando el auto destruido a un lado de la carretera. 

Twilight horrorizada por la triste escena, volvió a la casa donde muchos autos rodeaban el hogar. Se volvió a poner en la ventana y vio  a la pequeña Trixie acostada en un sillón rodeada de gente que la acariciaba y lloraba diciéndole que “todo estaría bien”

- Todo esto fue mi culpa…- dijo de la nada Trixie- Yo nunca hago bien las cosas… y si no hubiera insistido en ir a esa cena esto no hubiera pasado… Nunca hago nada bien…

Y en un momento, todo desapareció, la casa, los autos, la gente, todo se volvió de blanco. Donde Twilight cerró los ojos y los abrió, esta vez en el suelo, con Sunset y Spike al lado intentando despertarla. Se dio vuelta y se encontró con Trixie lloraba mientras acariciaba con sus frías manos el cuerpo de la joven. 

- ¿Trixie?- preguntó Twilight- ¿Sunset, Spike?

- ¿Twi.. Twilight-Chan?- preguntó Trixie y abrazó a la joven con un llanto terrible- No fue mi intención atacarte, no quise hacerlo, en serio… 

- No te preocupes- dijo Twilight- Después del todo querías hacer algo bien… 

Twilight se sentó algo mareada tocándose la cabeza pero les causó una gran sorpresa a los otros 3. 

- Twilight- dijo Sunset con los ojos bien grandes- Tu… tu herida, ya no está… 

- Ya no hay sangre, ni rastros de… ¡Nada!- dijo Spike moviendo la cola. 

- ¡Estás bien Twilight- Chan!- gritó Trixie de alegría y abrazo bruscamente a Twilight, parándola de repente.- Me alegro que estés bien… ¡Hice algo bien después del todo!- gritó con lágrimas de alegría mirando al cielo. 

- Yo creo que… todos estamos bien…- le sonrió Twilight, hasta que desvió su mirada al cuerpo de Gilda, aún vivo pero desmayado. 

- Espera, Trixie…- dijo Twilight- ¿Tú tienes la idea que si matabas a Gilda, harías algo bien? 

- Yo…- suspiró Trixie mirando al suelo- Desde la muerte de mis padres me echo la culpa de cada cosa que sucede en mi alrededor… y creía que si acababa con el Corta Cuellos al fin haría una misión bien… además, mi madre tenía un corte en el cuello al morir.... 

Twilight se puso a pensar que todo lo que Trixie había hecho era por ello… Cuando la atrapó debajo de su casa, peleó en el gimnasio, cuando fue a salvarla junto a Starlight…. Para ella cumplir las misiones de Sombra eran algo que se le recompensaría con el bien, o al menos ella creía… y lo de hoy era algo que creyó que era bueno si terminaba con el trauma que ha mantenido escondido… 

- Detrás de la verdad, el Corta Cuellos estará bien…- sonrió Sunset y agarró la sierra- Creo que hay que irnos…

- Como tu digas, “Sunset-San”- dijo Trixie en cuanto Sunset le pegó una patada en toda la panza

- No me llames así  maldita les…- le retó Sunset cuando miró a Twiligth y a Spike- Ya… regresemos de una vez- sonrió. 

Las 3 jóvenes y el cachorro volvieron a Sugarcube Corner, pero al rato, alguien apareció para agarrar el cuerpo de Gilda: Nightmare Moon. 

- ¿Cómo pudieron?- preguntó Nightmare, despertando a la joven- Ash, no hay que preocuparse… ya sabemos que ese tipo de personas tarde o temprano tienen su final... 

Nightmare se paró para ver la luna con sus afilados dientes y una sonrisa malévola hasta que… sintió un ronroneo en sus pies: Pusheen… 

5: Adiós discordia, hola "princesa"

En construcción uwu

6: La Piedra de un Universo Paralelo...

Y ese día, para Twilight y sus amigas era un día normal (por suerte)

Estaban arriba de la cafetería, en la casa de Pinkie jugando a las cartas, video juegos y laptop mientras tomaban refrescos y comían. Al menos estaban las 7 amigas de siempre: Twilight, Sunset, Applejack, Dashie, Pinkie, Flutter y Rarity. 

- Cariño, la verdad es que hoy es un día perfecto para seguir aquí hasta la noche…- exclamó Rarity acostada en la cama disfrutando del aire que venía de Aire Acondicionado. 

- Tienes razón Rarity…- habló la tímida Fluttershy cepillando un gato de peluche- Y lo mejor es que hasta ahora no ha pasado nada raro, y ninguna misión que esté relacionada con algo malo…

- Espera… es cierto Fluttershy- exclamó Twilight pintándose las uñas con mucha torpeza- Hasta este momento no ha pasado nada rar… 

- ¡MI PINKIE SENTIDO DICE QUE…!- gritó Pinkie de la nada- Ah… esperen… Mi Pinkie Sentido no dice nada :0 

- Está bien que no diga cosas negativas- dijo Sunset comiendo papas fritas-  Después de todo, merecemos un día de descanso…

- Es cierto caramelo- exclamó Applejack mientras jugaba un juego de lucha- Ojalá que tu Pinkie sentido no vuelva a decir cosas malas… 

- ¡Claro que lo dirá!- dijo Dash jugando también- Lo dirá cuando prediga que perderás ante mi poder, Applejack- exclamó y se puso a pelear (en el juego) 

Twilight comenzó a reír mientras veía a sus amigas tan positivas, tan alegres, tan… tranquilas. Se acomodó para pintarse las uñas de los pies en cuanto de la nada, una piedra proveniente de afuera rompió el vidrio del cuarto y le pegó en la cabeza a nuestra pobre Twilight… 

Todas se pararon y rápidamente fueron con Twilight, quien estaba en el suelo tirada sin reaccionar por el golpe de la piedra hasta que se arrodilló de la nada y comenzó a tocarse la cabeza mientras dejaba el esmalte húmedo en sus cabellos. 

- ¿Qué fue eso?- preguntó confundida hasta que notó sus uñas pegadas a su pelo. 

- Eso fue una piedra- respondió Dash mirando la piedra en el suelo y se acercó a la ventana rota- ¡Más les vale no haber sido ustedes estúpidos callejeros rompe ventanas!

- Más bien, no creo que haya sido una persona, Dash…- dijo Sunset agarrando la piedra y mirándola atentamente: tenía unos dibujos de líneas que apenas se notaban, y en el medio tenía dibujado un estilo de diamante que unía todas esas líneas que chocaban entre sí. 

- Uhhh, una piedra mágica :D - sonrió Pinkie. 

- ¿Piedra mágica dices?- resaltó Twilight y le quitó la piedra a Sunset- En este mundo no hay tanta magia como para que esta piedra fuera a dar justo en mi cabeza… - continuó hasta que todas la miraron raramente. 

- Ajá… como tu digas Twilight….- dijo Sunset separándose del grupo agarrando un peluche- Creo que tomaré una siesta… 

Las demás se fueron a hacer lo que estaban haciendo y Twilight se paró para sentarse en la silla y seguir pintándose pero al mismo tiempo veía esa piedra, de un tamaño mediano, pesada que tenía esos raros dibujos que apenas se notaban de lejos… Era raro que una piedra fuera a dar justo allí, pero también pensó que pudo haber sido alguien que la tiró y la dejó a un lado, yendo a comer helado con sus amigas. 

Sin embargo, entre tantas copas de helado de 4 sabores exquisitos sucedió la tragedia: ¡No quedaba más helado! Y como eran tan adictas a ello, decidieron comprar más pero ¿Quién iría? Pues, Twilight se ofreció  ir junto a Pinkie… Así que la alegre dueña de casa armó una billetera con dinero de todas para el helado y Twilight pidió prestado el bolso de Rarity para llevar dinero y… la piedra, la cual la puso allí a escondidas. 

Las 2 chicas salieron fuera, donde era un caloroso día, aún así no había rastros de alguna persona que jugara a tirar piedras a ventanas de edificios. 

Twilight estaba atenta a ello, alguna persona o un niño que puso haber sido el causante del golpe, pero casi nadie andaba en la calle, solo unas pocas personas que hacían deporte o estaban en plazas. A fin de cuentas las dos llegaron a la heladería donde entraron a pedir helado y… ¡estaba muy lleno de gente! Pinkie se quedó haciendo fila adentro y Twilight pidió sentarse afuera a esperar (entre tanta gente adentro y un comercio pequeño no había mucho aire para respirar) 

Entonces, la joven se sentó en unas de las sillas de afuera, sacó la piedra del bolso y se puso a revisarla más de cerca, donde nadie le diría algo, pero al ponerla al trasluz por curiosidad, la piedra proyectó un estilo de luz fucsia hacia la esquina. Twilight sin dudar, dejó el bolso y siguió la luz de la piedra (con esta en manos). Al llegar a la esquina, notó que la dirección de la luz había cambiado hacia la izquierda, y se fue en una vereda hasta que cambió de rumbo la luz nuevamente, proyectando esta vez a un callejón donde había solo unos contenedores de basura… 

Twilight sin pensarlo dos veces, y con mucha curiosidad y algo de miedo entró en el callejón y se acercaba a la luz, de a poco, mirando lo que había a su alrededor, hasta que estaba a punto de llegar, por poco averiguaría a donde guiaba esa luz hasta que algo apareció frente suyo, en el aire: un vórtice color fucsia, que adentro se veía… un fondo rosa, sin  nada de especial. 

Twili se quedó impactada al ver lo que había aparecido frente suyo, pensó que la piedra había causado eso y… ¿Podría ver que había allí dentro? La joven estiró sus manos hacia el vórtice y nada sentía, solo aire. Después de unos segundos donde no pasaba nada raro, sacó sus manos de allí pero en ese momento, unas manos oscuras salieron del vórtice y agarraron sus delicadas manos. 

Twilight intentó soltarse, juntó sus fuerzas y hacia marcha atrás para que las manos negras la soltasen, pero estas la tenían muy agarrada, y lo peor: Unas garras de esas manos comenzaron a lastimar la muñeca de Twilight.  Ella comenzó a sentir un dolor ahí y notó que unas gotas de sangre salían, pero cuando tanto intentaba separarse de esas manos que la jalaban, terminó siendo atrapada por las manos quienes la empujaron con brutalidad hacia el vórtice. 

Una vez dentro de este, Twilight abrió sus ojos en un estilo de espacio-exterior pero todo color rosa, fucsia, chicle y esos tonos. Twili no sabía el porqué, pero de repente, volvió a sentir las garras lastimando esta vez su brazo izquierdo y se dio vuelta a ver: ahora detrás de ella se encontraba una mujer de piel negra, cabello turquesa oscuro y unos extraños ojos que resaltaban mucho. Twilight pegó un grito y se soltó, pero la mujer la agarró de los brazos y sostuvo todo su cuerpo manteniéndola inmóvil mientras ambas flotaban.

- Tú, tú eres ella- exclamó la mujer poniéndose detrás de Twilight, y de repente todo el vórtice se tiño de un azul muy oscuro- Eres esa joven que tiene la magia suficiente para visitar aquel otro mundo… 

- ¿De que habl…?- preguntó Twilight en cuanto la mujer la tapó la boca. 

- No creo que quieras saber estando viva…- exclamó la mujer y pasó su alargada y rara lengua alrededor del cuello de Twilight- ¡Mi lengua lo presiente! Tu… tú tienes magia… 

Twilight con la boca tapada sintiendo el asqueo trataba de soltarse, pero se le era imposible, dudaba sobre esa mujer que se le hacia conocida de algún lugar, pero entre sus pensamientos, volvió a sentir esas garras hiriendo sus hombros. Twilight entonces al sentir tal dolor gritó de furia y un aura violeta la empezó a flotar a su alrededor, hasta que crecieron sus alas, sus orejas y su poder. Resulta que con las alas tan grandes, la mujer había sido empujada bien lejos, y tan lejos que… desapareció, tal vez… 

Ahora, Twilight flotando en el vórtice vació y oscuro, no sabía qué hacer, no sabía dónde ir, si volar hacia  una salida o esperar, hasta que cerró sus ojos para estornudar y ¡Pum! Sintió un golpe al mismo tiempo que estornudo: había caído en suelo, al lado de una caja, frente a un vórtice con fondo rosado: ¡Había caído en el mismo callejón  de antes!

La chica se paró, se alejo lenta y asustadamente dando marcha atrás hasta que pisó algo duro: la piedra. La levantó del suelo y en ese momento que la sostuvo en sus manos, el vórtice había desaparecido… 

- Me pregunto qué raro poder tiene esta cosa…- se dijo Twili sorprendida al ver que no había nada- Y también… ¿Quién era esa mujer?

Se quedó pensando unos segundos, hasta que alguien la sacó de sus pensamientos: Pinkie Pie. 

- Vamos tontita- exclamó Pinkie entrando al callejón con el bolso de Rarity en manos y un tarro de helado- Dejaste el bolso allá afuera. 

- Ah si…- suspiró Twilight- Lo había olvidado, pues… Vine hasta aquí para revisar algo…

- Oh, te iba a preguntar eso- sonrió Pinkie- Hora de volver con las demás… 

Y asi, las dos partieron a casa de Pinkie nuevamente, Twilight guardo en el  bolso la piedra nuevamente (Pinkie nunca se dio cuenta que la otra la llevaba) mientras se preguntaba mas sobre ese raro acontecimiento. 

Al volver a la casa, tomaron el helado las 7, jugaron, hablaron, se pintaron hasta que se hizo de noche, y era hora de volver a casa. Twilight dijo que quería ir sola, pues aún llevaba escondido en el bolso la piedra del golpe. Sin embargo, Sunset Shimmer se ofreció a acompañarla y eso cambio sus planes…

Las dos amigas caminaban en plena noche, oscura, por las veredas de la ciudad dirigiéndose a la pequeña casa de Twili. Aún así, Twilight intentaba revisar si le piedra hacia algo a cada rato, pero Sunset le prestaba mucho atención a sus acciones hasta que la descubrió con la piedra en el bolso.  

- ¿Qué haces con esto aún?- preguntó Shimmer quitándole la piedra- Twilight…. Esto es raro, no creo que deberías tenerlo. 

- Sunset, mira te explico…- exclamó Twilight algo preocupada intentando sacarle la piedra a la otra- Verás, esta piedra es mágica en serio. Cuando salí hoy, la piedra proyectó una luz hacia un callejón y allí se formo un vórtice hacia un espacio, pero cuando estaba por irme unas manos del vórtice me atraparon y me llevaron dentro de él. Luego intente soltarme y me convertí en híbrido allí dentro, y cuando pestañee me encontré de nuevo en el callejón donde había empezado todo… 

Sunset se quedó quieta y callada, sin entender mucho y sin creerle, así que ignoró a la joven y siguió el camino. 

- ¡Si no me crees, es cierto!- le gritó Twilight a medida que quedaban lejos- ¿¡Alguna vez te he mentido?! 

- ¡Lo que me dijiste es demasiado absurdo!- gritó Sunset a lo lejos- ¡Lo lame…

Pero en ese momento, en el lugar donde Sunset estaba parada, el suelo comenzó a derrumbarse de la nada, un pequeño terremoto se sentía debajo hasta que ni más ni menos que dos manos oscuras salieron de allí ¡Como las del vórtice! 

Twilight comenzó a correr hacia el lugar para ver de cerca lo que sucedía, pero a medida que pisaba el suelo comenzaba a derrumbarse, los árboles y casas, la gente comenzó a correr por las calles hacia un lugar seguro. Twili estaba mareada, el ruido le impedía concentrarse, tropezaba a cada segundo hasta que cayó en un pozo que se había formado.  Mientras que Sunset Shimmer corría y saltaba en los hoyos para no caerse, pero a cada lugar que pisaba se rompía. Escapaba de las oscuras manos que esta vez formaron brazos y perseguían a la joven. 

Corría en los patios delanteros de las casas, incluso ellos se venían abajo hasta que las manos se le cruzaron y le quitaron la piedra, la cual al apenas hacer contacto con estas, lanzó un brillo que encandiló todo el lugar. 

Sunset quedó en el suelo al lado de las manos, que a poco comenzaban a unirse al cuerpo de una mujer de piel oscura, la misma que Twilight había visto en el vórtice. A medida que el brillo de la piedra comenzaba a acabarse, el rostro de la mujer quedaba en vista, y Sunset la reconoció enseguida: Chrysalis


- ¡Al fin! ¡Tengo la magia de la piedra de Equestria!- gritaba la mujer con la piedra en las manos- Y al fin, podré vengarme de aquellas personitas que me derrotaron una vez…- le dijo a Sunset que estaba en el  suelo.

- Tú… ¡Usted no puede estar con vida!- exclamó Sunset en tono de seriedad, preocupación, susto, y demás expresiones mezcladas- Creí que había muerto después de… de lo de Twilight… 

- Yo nunca morí, pero tu si lo harás- le dijo Chrysalis poniendo su bota en el rostro de Shimmer- Pagarás por todo lo que han causad…

Y en ese momento, unos mechones de cabello violeta le quitaron la piedra a la mujer, haciéndole perder parte del “poder” ya que cayó arrodillada, tosiendo y tapando su pecho donde se ubicaba el corazón.  Y esos mechones le pertenecían a ¡Twilight! Quien obtuvo nuevamente sus alas y salió del pozo. 

- No sé qué haces aquí, o que hayas hecho antes, pero tú nunca tocarás a mi amiga- le dijo Twili en un tono de seriedad y firmeza. 

- ¿Espera? ¿Es esta la niña inútil que quiso derrotarme tirándome de un balcón una vez?- preguntó Chrysalis mirando a Twili- Vaya, creo que es otra, realmente es la misma de esta tarde….

Sin prestarle atención a lo que decía, Twilight gruñó un poco y se lanzó en vuelo hacia la malvada mujer, alejándola de Sunset. 

- Vamos- le estiró Twilight la mano a su amiga- Tenemos que irnos ahora…

- No creo que ahora- dijo Sunset parándose con ayuda de la otra- La piedra tiene magia como tu decías, y hay que salvarla de… ¡Sus manos!- gritó en cuanto vio que Chrysalis estaba por agarrar la piedra pero Twilight se le cruzó y se la quitó. 

- ¡Nunca obtendrás lo que hay en esta piedra!- gritó Twilight- Aunque no tengo ni la menor idea de lo que tenga…-susurró. 

Twili no notó que la mujer estaba por tirarse arriba suyo, entonces la joven le lanzó el objeto a Sunset para que escapase con ello, sin embargo Chrysalis no se iba a quedar parada y siguió un veloz vuelo hacia la chica de cabellos cálidos. 

- Maldita bruja- le dijo Sunset viendo a la mujer volando hacia ella- ¡Recibe esto!

Y en el momento que gritó lo último, sus alas de fuego hermosas le crecieron nuevamente en su espalda y se dio vuelta para quemar a la mujer, quien con cenizas en su nariz dio marcha atrás. Incluso notó que un poco de  su nariz fue quemada y fue desaparecida. 

- ¿Eh?- se dijo Twili al ver la mujer sin una parte de su nariz- Si piel  debe ser frágil, aún más que la de un ser humano cualquiera… Apuesto a que si Sunset sigue con sus alas, Chrysalis se detendrá al quemarse… -pensó. 

Y sin dudar, Twilight echó vuelo hacia la mujer y le dio un gran empujón para que esta cayera justo arriba de Sunset, y así fue… pero cuando Sunset intentaba pararse, no podía por el peso de la mujer ¡Y porque la piedra había caído en un hoyo!

Cuando Twilight se acerco para ayudar a Sunset, de paso tiró al suelo a Chrysalis quien quedó gritando de dolor al sentir el fuego en su piel, toda incendiada y herida. 

- Ahora sí, hay que irnos ahora- dijo Twilight- Esta bruja no se quedará allí por mucho tiempo… 

- Aún no- dijo Sunset- La piedra fue a dar allí abajo cuando Chrysalis cayó encima mío… 

Sin dar respuesta alguna, Twilight alzó vuelo para meterse dentro de ese hoyo y alcanzar la piedra, pero al encontrarla, notó que si la sacaba podía derrumbarse toda esa tierra y dejarla atrapada allí abajo ya que la piedra era como un sostén. 

- Veamos…- se dijo Twilight revisando alguna forma de sacar la piedra y marcharse antes que se derrumbara el suelo- Si lo saco, quedaré aquí… Tal vez tenga que sacarla y volar lo suficientemente rápido para que no suceda otra cosa… 

Y al terminar de hablar y pensar, Twilight estiró sus manos, tomó aire y agarró la piedra que enseguida se iluminó de fucsia, y antes que el suelo se derrumbara, la chica salió volando por el mismo hoyo donde había entrado y se encontró a salvo colocándose junto a Sunset, apartadas de allí.  Tal como calculaba, la tierra (o ese tramo) se vino abajo, dejando una gran parte con un enorme agujero, y lo demás que quedaba era tierra firme o poco firme… 

Aún así, después de respirar agitada, Twilight escuchó otro ruido, un gruñido pequeño que provenía de Chrysalis, que estaba parándose esta vez mostrando los agujeros en la piel asemejándose a los de la Reina Chrysalis de Equestria. 

- Tu… Tu niña inútil, dueña de la magia más grande del universo, no te escaparás de mi- exclamó la mujer sacudiéndose el polvo- ¡Dame la piedra del otro mundo! 

- ¡Nunca!- gritó Twilight. 

En ese instante del grito, Sunset Shimmer salió volando hacia la mujer y volvió a quemarla con sus alas, esta vez el cuerpo de la mujer comenzó a desaparecer más rápido debido a los agujeros de la piel, y en un momento corto esta se llenó de una luz amarilla y entre un grito largo de desesperación, desapareció de la nada. 

Al sentir que la mujer no estaba detrás suyo, Sunset se paró en el suelo a respirar, y Twilight corrió hacia ella nuevamente, pisando accidentalmente una pequeña corona que le pertenecía a Chrysalis, supuestamente… 

- Nunca creí que en este mundo existiera una reina queso…- exclamó Twilight agarrando la coronita. 

- ¿Reina queso?- rió Sunset- Ya lo sabes, si hay una en Equestria ¿Por qué aquí no? Además…  ¿Por qué ella quería esa piedra? 

- No tengo la menor idea- dijo Twili mirando la roca en sus manos- Pero tal como lo dijo… ¡Proviene de Equestria! Tiene esa magia, lo pensé desde un principio… 

- ¿Y que crees que harás con ella ahora?- le preguntó Sunset- Digo, teniendo tu inteligencia y tu saber en esas cosas de Equestria ¿No crees que puede ser algo que te ayude en regresar? 

- ¿Regresar… a mi reino?- peguntó Twili preocupada- ¿Acaso quieres… que yo me valla? 

- No, no digo eso, pero me refiero a…- exclamó Sunset resaltada- …A que si tu quieres volver obviamente… 

Twilight se puso a pensar y suspiró, sonriéndole a Sunset y dando marcha hacia su casa, tratando de no pisar los hoyos en el suelo, ni el agujero gigante. 

- Oye, ¿Qué crees que hará la gente con estos hoyos y sus jardines?- preguntó Sunset tratando de no tropezarse. 

- Ya han de buscar una solución… y espero que nos no hayan visto, quiero decir, se que el problema no es con las personas, si no que con investigadores…- dijo Twilight. 

- Tal vez…- dijo Sunset. 

Y mientras marchaban, la gente salía de sus casas para ver sus jardines destrozados, preguntándose qué sucedía, al parecer tan escondidos nadie las había visto, excepto una persona, quien miró todo detrás de un árbol, y una pequeña sonrisa se vio entre la oscuridad. 

7: En busca de... La princesa de los tacos...

A la mañana siguiente de aquel acontecimiento, las 7 amigas se reunieron en Sugarcube Corner nuevamente para  debatir sobre esa piedra, su poder y… su posible relación con Equestria.

- Así que ustedes dos fueron las que ocasionaron ese desastre en la calle donde vive mi padre…- dijo Dash tomando un batido en cuanto Sunset le pegó un codazo. 

- No fuimos nosotras dos, fue Chrysalis- le dijo bajito Sunset. 

- ¿Chrysalis?- interfirió Pinkie en voz alta- Quiero decir… ¿Chrysalis? ¿La mujer malvada que vivía en aquella man…?- pregunto susurrando pero Celestia llegó a preguntarles algo. 

- Supongo que tengo que hablar con dos señoritas de este grupo- intervino Celestia mirando atentamente a las chicas- ¿Están muy ocupadas Sunset y Twilight? 

- No señora Celest- dijo Twilight acercándose en cuanto tiró un batido en la ropa de Fluttershy sin querer- Celestia…

Ambas chicas siguieron a Celestia hacia arriba, donde se quedaron paradas en la puerta del departamento de Sunset. Allí Celestia comenzó a preguntarle sobre lo sucedido anoche, y ellas le explicaron toda la historia (sin embargo, nunca preguntaron el porqué Celestia sabía que ellas dos estaban relacionadas con ello). Una vez narrada toda la historia, Twilight le mostró la piedra y la señora la revisó, dando la respuesta que era mágica tal como decían. 

- Aún así, no puedo darles muchas respuestas a sus dudas sobre esto- dijo Celestia entregándole la piedra a Twilight- Tal vez haya una persona que pueda saber algo. 

- ¿Y quién cree que sea esa persona?- preguntó Sunset. 

- No solo puede ser una, pueden ser personas que provienen de Equestria, sin contarlas a ustedes dos que no saben nada de esta cosa…- explicó la mujer. 

- ¿Personas o una persona que proviene de mi reino?- preguntó Twilight- Realmente no conozco a otra persona que sea de allí… 

- Pero yo si- exclamó Sunset- Sonata Dusk, apuesto a que ella debe saber algo más… y si no es ella, puede preguntarle a Adagio o Aria, a pesar que no nos llevemos bien con ellas dos… 

- Pero solo es resolver una pregunta, deben buscar la manera más ideal para encontrar esa respuesta- dijo Celestia. 

- Enseguida- exclamó Twilight y guardó la piedra en su bolso nuevamente para ir en marcha hacia… donde estuviera Sonata… 

Y así, Sunset y Twilight bajaron para explicarles a sus amigas sobre lo que les habían contado. 

- Uhh, Sonata- sonrió Pinkie- ¿Creen que podemos ir con ustedes? :D

- No creo que sea necesario que vallan, además solo es ir a un negocio para preguntar y ya- dijo Twilight- Y por cierto, díganle a Spike que no vuelva a meterse en nuestro camino esta vez… 

- Como quieras Twilight, nosotras siempre respetaremos tus decisiones- exclamó Fluttershy limpiándose la mancha de batido. 

Despidiéndose de sus amigas, Twilight y Sunset partieron hacia Taco World, donde supuestamente trabajaba Sonata, o al menos eso le había comentado.

Llegando a la entrada de Taco World, las dos amigas pasaron dentro y entre tanta gente en la caja y en mesas, se adelantaron en la fila para solo ver si Sonata estaba, pero no era así: habían muchos empleados atendiendo gente, pero no… ¡SONATA!

- Disculpe…-  le dijo Sunset a un joven mesero que llevaba el nombre de “Braeburn”- ¿Sabe donde se encuentra  Sonata Dusk en estos momentos? Trabaja aquí… 

- Pues, si hablas de  Sonata, hoy es su día de descanso…- dijo Braeburn- ¿Sabes donde vive verdad?

- No me diga que de todos los días de la semana tuvimos que venir el mismo día donde descansa- se dijo Sunset en forma chibi. 

- Pues… aquí les dejo su dirección- dijo Braeburn dándole un papel a Twilight- ¡Suerte!

Sunset desvió su mirada hacia el papel y se colocó a leerlo junto a su amiga, así salieron del lugar y entre calles, calle y callecitas encontraron la casa de Sonata: una pequeña y bonita casa. 

- Espero que este aquí…- exclamó Sunset tocando la puerta- Y que no nos digan que está trabajando. 

Cuando Twilight iba a responder abrieron la puerta, y quien iba a ser: ¡Sonata!

- ¡Sunset! ¡Chica que nos derrotó en la batalla!- dijo Sonata con un rostro de alegría- Pasen adelante chicas. 

- ¿Qué hay de nuevo Sonata?- preguntó Sunset pasando junto a Twilight- Vaya… nunca he visto de cerca tu casa, es muy bonita… 

- Gracias Sunset- sonrió Sonata pasando a la cocina- ¿Quieren algo de comer? ¡Tengo tacos que saque de Taco Wordl!

- Nos gustaría, pero te vinimos a buscar por algo importante…- exclamó Twilight poniendo el bolso arriba de la mesa, sacando la piedra- ¿Sabes algo sobre esto? 

En ese momento, Sonata cerró brutamente su heladera y se acerco a mirar esa piedra. 

- Adivinaré, ¿Es de Equestria, verdad?- preguntó Sonata. 

- Así es… ¿Sabes algo más?- preguntó Twilight. 

- Pues, si no más me equivoco, es del sur de Equestria y proviene del mar de allí- dijo la joven. 

- ¡Espera, hablas del mar que está cerca de…!- gritó Twili. 

- Si, de eso- dijo Sonata- Apuesto a que es algo que debió estar allí hundido durante muchos años, pero cuenta una leyenda, que un mago llamado Star Swirl tenía una gama de piedras mágicas que le permitían guardar la magia de otros universos paralelos a Equestria… 

Twilight se colocó a escuchar con atención la historia. 

- Eran unos 4 universos, no lo sé, y seguramente esta piedra obtiene magia de este mundo y  por no sé qué razón, ha llegado a “su hogar”- contó la ex sirena- Fin. 

- ¡ESPERA!- gritó Twilight desesperada- ¡¿NO HAY MÁS!?

- Twilight…- dijo Sunset calmando a la otra- Creo que esa información es muy útil. 

- Ojala recordara más de esa historia, es que nuestra madre siempre nos contaba esas leyendas antes de dormir cuando vivíamos en Equestria- dijo Sonata.  

- ¿A qué te refieres?- preguntó Sunset. 

- Cuando éramos sirenas pequeñas, nos contaban antes de dormir y mis hermanas y yo nos quedábamos dormidas a media historia, no recuerdo lo que sigue, pero tal vez mis hermanas si… 

- Te refieres a… ¿Qué Aria Blaze y Adagio Dazzle son tus hermanas?- preguntó Twilight sorprendida. 

- Así es- sonrió Sonata- Si tan solo pudiera saber donde están ahora para preguntar sobre eso y otras cosas… 

- Pues, nosotras sabemos donde están ellas ahora- exclamó Sunset. 

- Y no sé si será fácil convencerlas…- exclamó Twilight guardando la piedra. 

- ¡¿En serio?!- gritó Sonata mostrando una sonrisa- Y… antes de irnos por ellas ¿Podemos comer los tacos? 

- Mhhh, como tú digas Sonata- respondió Sunset y en un instante Sonata les acercó un plato lleno de tacos y gaseosas. 

Y después de comer los tacos (excepto Sonata, ella los devoraba) las 3 partieron hacia Dark Village, donde la sirena comenzaba a asustarse por el ambiente oscuro que había allí….  Las 3 siguieron y siguieron hasta que llegaron a la entrada del barrio de Dark y pasaron por los caños y alambres que impedían el paso. 

- Así que ¿Es aquí donde viven mis hermanas?- preguntó Sonata pateando alambres que la pinchaban. 

- Si- dijo Sunset- Y hay que tener cuidado, aunque hemos visitado este lugar últimamente… tal vez tus hermanas no estén acostumbradas a vernos… 

Y en ese momento en el que Sunset dejó de hablar y las 3 llegaron a un claro, los Shadowbolts de Nightmare aparecieron entre sus sombras oscuras. 

- ¿Qué buscan de nuevo aquí? -Preguntó una de las Shadow- ¿Acaso no la ha convencido el rayo veloz?

- No es por eso- exclamó Twilight- Estamos buscando a Aria Blaze y a Adagio Dazzle, por parte de su hermana Sonata. 

- Lamentamos decirte que Adagio es la co- líder de este lugar y no puede recibir “estas” visitas, y Aria estará por allí, supongo que pueden pasar…- exclamó la Shadow y les señaló hacia un montón de edificios abandonados. 

Las 3 pasaron y tímidamente se acercaron a aquellas construcciones que en cualquier momento se podían venir abajo. 

- ¿Desde cuándo los Shadowbolts nos dejan pasar aquí?- preguntó Sunset. 

- No tengo la menor idea….- respondió Twilight. 

Mientras ambas caminaban cerca de ese abandonado y arruinado edificio, unos pasos diferentes al suyo se comenzaron a escuchar: no había nadie más cerca que aquellas 3, nadie más, ni una sombra se podía ver, hasta que de repente alguien cayó del techo de pie, haciendo un gran polverio con el aterrizaje.  

- Vaya vaya- dijo la causante del polverio, a la cual no se le veía la cara- Pero miren a quien tenemos aquí, a la princesa valiente y su amiga la fénix mascota y... ¿Sonata? 

Al escuchar lo último, Sonata Dusk se acercó al polverio y con unos soplidos pudo revelar el rostro de quien era: ¡Aria Blaze! 

- ¿Aria?- preguntó Sonata sorprendida al ver a su hermana así de mala y con sus brazos lastimados- ¿Qué has echo?  

- ¿Te interesa? - preguntó Aria y le dio un pequeño empujón a su hermana, pasando a su lado- ¿Y porque tu estás con ellas aqui?  

- Vinimos a preguntarte algo que seguramente recuerdas- dijo Sonata- Vamos, ni siquiera es grave.  

- Ve al grano- le contestó Aria pateando una piedras del suelo.  

- Es sobre esto- intervino Twilight y mostró la piedra que sacó del bolso.  

Al ver la piedra, Aria abrió bien sus ojos, apretó bien fuerte sus puños y respiró hondo para dar una respuesta.  

- ¿De donde sacaste eso?- preguntó Aria.  

- Solo me golpeó en la cabeza y ya, no tengo ni la menor idea de donde salió esa cosa, pero seguramente tu sabes aunque sea un poco de su leyenda, ¿O no?- explicó Twili.  

Aria miró de forma seria e idiota a Twilight y con un sonido que hizo con su lengua les pidió a las 3 chicas que entraran entro del edificio abandonado. Así las 3 chicas pasaron dentro y con sus celulares comenzaron a iluminar lo que no se veía dentro. Hasta que una luz se encendió y dio a ver un gran desorden allí.  

- Disculpen por no mantener el aseo- dijo Aria- No sabia que recibiría visitas...  

Antes que Sonata respondiera a esto, una ratita pasó al lado suyo y pegó un gran grito, que por suerte se calmo un poco al sentarse en una silla vieja que había junto a una mesa vieja.  

- Dámela- dijo Aria señalando la piedra.  

Twilight tímidamente le entregó la piedra a Aria quien empezóa revsarla atentamente de cerca.  

- Vaya vaya...- dijo- Estos dibujos le pertenecen a Star Swirl, el barbado...- dijo.  

- Si, eso lo sé- dijo Twilight.  

- Bien, es simple, la piedra es una de las que pertenecen a cada universo y ya. Nada raro supongo. Solo que alguien seguramente la tiró y te pegó sin pensar.- dijo Aria y le entregó la piedra.  

- ¡Oye, yo no vine aquí para que me digas eso!- le gritó Twilight desesperada hasta que...  

- Ah, y la piedra contiene magia de Equestria y probablemente una pequeña parte de la magia que hay en este mundo- dijo Aria- Creo que.. magia de un antiguo híbrido de aquí...  

- ¿Eso crees?- preguntó Sunset- Digo, ¿Que hay de la otra parte de la leyenda? ¿La que Sonata no alcanzó a escuchar?  

- Si no me equivoco, Star Swirl creó portales hacia otros universos y luego viajaba a tráves de ellos, y cuando descubría un poco de magia en cada uno las ponía en piedras especiales que el mismo hacía- contó Aria- Pero, después de un "accidente" con alguien que cruzó el portal sin autorización, Star Swirl perdió la piedra con la magia de este universo en alguna parte. Y por eso está aqui ahora.  

- ¿Alguien que cruzó sin autorización?- preguntó Twilight- ¿Y quien crees que fue?... 

- Ah pues, no lo sé, siempre se lo llamó "alguien" y nunca por su verdadero nombre...- dijo Aria. 

- ¿Entonces ese fue el final que nunca alcancé a escuchar de la leyenda? - preguntó Sonata con una araña en el hombro- No me faltaba tanto que digamos :D 

- Me das lastima- dijo Aria y le sacó la araña, casi provocandole un infarto.  

- Bien ahora ¿Que harás Twilight? Ya tienes algo de información sobre el tema ¿Crees que sirva de algo?- preguntó Sunset.  

- Si esto tiene magia tanto de Equestria como de este mundo...- dijo twilight observando al pierda- Tal vez me sirva para regresar a mi mundo.  

- ¿Tu crees? - preguntó Sunset- Oye, si quieres ayuda puedo averiguar algo sobre la magia de esta cosa y saber si se puede reparar el portal...  

-¿En serio? - preguntó Twilight emocionada-  

-Pues, si utilizo algunos elementos del laboratorio y una pequeña investigación sobre esa magia, supongo que encontraremos alguna forma de reparar ese portal...- dijo Sunset.  

-¡Ahhh no puede ser, gracias Sunset!- gritó Twilight muy contenta y abrazó de gran forma a su amiga- Gracias gracias gracias, te quiero mucho.  

-Si, yo igual... te quiero- dijo Sunset intentando despegarse de Twilight.  

- Y bien, ¿Ya se acabó la parte yur...- preguntó Aria- Necesito limpiar esto por si las moscas pican...  

Twilight se soltó de Sunset y le agradeció a Aria por la información , aunque esta solo le contestó mal y desapareció de un momento al otro con la excusa de ir a buscar una escoba. Sonata... ella estaba traumada por el lugar pero feliz de ver a su hermana pero también preocupada por verla tan diferente... Y asi nomas, sin buscar otra cosa ni nada, las 3 se fueron de la misma forma que vinieron: pateando alambres, saltando caños y saliendo hacia la ciudad para descubrir más sobre esa piedra tal como Sunset había propuesto... 

8: Un viaje al pasado, y una escena misteriosa.

Tal vez se estaban tardando días en saber lo que tenía esa piedra, pero Twilight y Sunset no dejarían nunca de hacerlo. Twilight quería volver a Equestria, encontrarse con sus amigas y regresar a su casa pero… las amigas humanas eran muy buenas igual, incluso tenían maneras muy buenas de entretenerse, comprar y comer, cosas que no se podían hacer con los cascos. Y Sunset… Twilight creía que Sunset le haría mucha falta allá. No era que ella fuese débil y necesitara ayuda de esta pero al no haber una Sunset en Equestria ¿Cómo podría estar con ella? Shimmer había nacido allá y cruzado el portal, pero si tan solo… si tan solo hubiera una forma de convencerla a cruzar el portal nuevamente… 

Sunset Shimmer se encargaba de utilizar sus elementos del laboratorio para la investigación del portal, buscando vidrios antiguos o algo que quedara del antiguo portal, o simplemente trataba de buscar alguna forma de colocar la magia de la piedra en el espejo. Ella también pensaba la falta que haría Twilight allí, no solo para ella si no para sus amigas y el resto de las amistades que había hecho allí. Pero había propuesto la idea de reparar el portal creyendo que Twilight tenía muchas ganas de regresar a Equestria, resulta que Twili pensaba lo contrario y a veces no quería volver. 

A pesar de usus trsites pensamientos, Sunset lgró con mucho cuidado abrir la piedra en dos, así como abrir un huevo de pascua, pero resultó más complicado y duro de hacer. Obtuvo la ayuda de Twili y de Rainbow Dash para hacerlo y ¡Se abrió! Mostrando una pequeña bolita de cristal que lanzaba una luz fucsia. 

- ¿Qué se supone que es esto?- preguntó Rainbow Dash viendo la bolita. 

- No lo sé, pero parece útil para trasladar parte de la magia en el espejo- sonrió Sunset. 

- Parece una canica, o una perla, o algo así…- dijo Twilight en cuanto Pinkie intervino a gritos. 

- ¡Parece una esfera del dragón de color fucsia!- gritó Pinkie- Si encontraran un dragón pueden pedir deseos supongo. ¿Alguien conoce un dragón? ¡Porque quiero pedir…!

- Ya calma terroncito- le tapó la boca Applejack- Sea lo que sea, debe ser muy útil para el portal de Equestria. 

- Y si es así… ¿Significa que Twilight se irá y ya no estará con nosotras?- preguntó Fluttershy abrazando a Angel. 

- No te preocupes Fluttershy, Twilight estará en un buen lugar- suspiró Rarity- Aunque… la extrañaremos. 

- No se pongan tristes, aún falta tiempo para que se pueda reparar el portal- intentó animarlas Twilight- Y además… creo que se me olvido mencionar que tenemos que salir a cenar una de estas noches…- guiñó un ojo. 

Las chicas sonrieron y suspiraron porque aún así sabían que Twili se iría. Mientras pensaban sobre la cena, Sunset les mostró de cerca la bolita fucsia que supuestamente contenía la magia de Equestria. Todas estaban impactadas al ver que esa cosa tan pequeña fuese a contener la magia y la piedra era solo un contenedor de ella. Pero un incidente ocurrió, y uno grave…

Resulta que mientras veían la bolita, Twilight la agarró y la sostuvo en sus manos comentando sobre la increíble magia de su reino, y Pinkie quien saltaba como loca para verla de cerca, no se dio cuenta que tropezó un poco y chocó con Twilight, a quien se le cayó la bolita y la empujó hacia arriba con sus manos, y el pequeño objeto fue a dar justo en la boca de Twili, quien se la tragó y media ahogada cayó al suelo. 

Tosiendo y tratando de sacarse lo que parecía una perla, Twilight se golpeaba el pecho para escupirlo mientras que Dash comenzó a pegarle palmadas en la espalda para hacer lo mismo, pero en vez de escupirla ¡Twilight se la tragó más! Y en un momento comenzó a dolerle la panza de una forma diferente a un dolor cualquiera. Se paró y se sostuvo en los hombros de Dash y Applejack pero de repente sus ojos se volvieron blancos y el brillo fucsia comenzó a iluminarse alrededor de Twilight, lo cual fue raro…

Al terminar de iluminarse, la joven tragó saliva y cayó desmayada en el suelo, mientras que sus amigas se preocuparon mucho por ella, intentaron despertarla pero no… Y todo por culpa de la emocionada Pinkie que quería comprobar si la perla era una “esfera del dragón”… 

Sin embargo, Twilight no estaba dormida: al apenas cerrar sus ojos al caer al suelo, despertó en un lugar oscuro, donde era de noche. Al parecer aquello que había despertado era su alma, ya que su cuerpo permanecía en el suelo junto a las amigas. 

Se levantó y comenzó a dar unos pequeños pasos en el lugar: parecía una playa, de noche y con la marea alta que por suerte no alcanzaba a llevársela. Miró hacia atrás y notó que habían un montón de edificios iluminados no tan lejos de allí, entonces sin dudar fue a ese lugar: calles iluminadas y llenas de gente se podían apreciar, junto a restaurantes, parques, heladerías ambulantes, payasos y mimos en la calle, etc.  Twilight creía haber visto ese lugar pero… ¿Dónde era? 

Algo entre una multitud de gente le llamó la atención: un vendedor ambulante ofrecía video-Casetes en la calle para vender, con títulos de películas ya conocidas como “La Sirenita”, “El Rey León” y “Volver al futuro”… 

- Alto…- pensó Twilight al ver el titulo de la última película, luego se volteó a ver el resto de las cosas: negocios que vendían Video grabadoras, televisores de 21” o menos, consolas de videojuegos Game Boy, muñecas vestidas de forma “distinta”- Esto acaso es… ¿El pasado?

Y así notó que cada cosa era distinta: a cada niño que veía se lo encontraba feliz incluso con un simple oso de peluche y los adolecentes reían mientras compraban casetes y Cds de sus artistas preferidos. Era tan distinto a la actualidad! No había celulares, ni LCDS, ni autos inteligentes con GPS, ni nada de esas cosas ¡El pasado parecía ser tan increíble! Pero… ¿Por qué había llegado ella ahí?

Sin saberlo aún, se acercó a una mujer que le pareció conocida así de la nada, llevaba un largo cabello de colores con un flequillo y una remera rosa que sobresaltaba su piel. Era… ¡Celestia! Pero Celesta de joven, con unos 21 años al parecer. Con ella estaba un hombre que aparentaba tener 24 años, o cerca. Tenía una pequeña barba y un saco azul con estrellas dibujadas, acaso ese era… ¿Star Swirl? Sin embargo, este último no parcía tan alegre… 

- ¿Dónde está?- preguntó el hombre a Celestia- ¿Dónde está?

- ¿A que te refieres?- preguntó la joven Celestia con dos helados en la mano, entregándole uno al hombre- No te preocupes, estará a salvo…

- ¡No, no lo está!- gritó el hombre, dándole el helado a Celestia nuevamente- Si pierdo esa joya estaré más que muerto, y más aún si su majestad escapase… ¡Estoy muerto!

El hombre desesperado pasó al lado de Twilight, entonces sin dudar esta se le cruzó amablemente. 


- Disculpe buen hombre ¿Qué se le perdió?- preguntó Twilight haciéndose la dulce e inocente. 

- ¿Y tu quien eres?- preguntó la joven Celestia mirando raramente a Twili- ¿Y qué hay de tu forma de vestir? Amiga, debo admitir que no estás a la moda.

- Lo sé, de hecho nunca lo estoy- respondió Twilight en voz baja y se acercó nuevamente al supuesto Star Swirl- Y bien…

- Ah, se me extravió una perla- dijo este- Una perla de color fucsia que estaba en la playa esta tarde en mi bolso, pero al parecer se me ha caído hoy y bueno… Si fuera alguien tan solidario de ayudarme a buscarla, ya que es tan importante para mi… 

- Ash, para eso le pregunté, ¡Yo le ayudaré!- gritó Twilight. 

- ¿De veras lo harás jovencita?- preguntó el hombre- No te veo con la astucia suficiente como para encontrar esa delicada perla. 

- Si, lo hare en serio… dijo entre dientes Twili- Y bien… ¿Dónde tengo que buscar?

- En la playa…- respondió Star. 

Twilight sin dudar volvió a la playa donde había despertado para encontrar aquella perla que tanto le importaba al posible Star Swirl...  

-¿Por qué le  importará tanto esa perla?- se pregunto Twilight a si misma- Al menos  que…

Y en ese momento Twili abrió bien sus ojos al reaccionar de qué se trataba: esa perla que buscaba Star era ni más ni menos que la que ella poseía en el futuro. Y sin pensar dos veces se acercó al mar para buscar en la orilla. Incluso se empezó a meter de a  poco a este en cuanto algo raro pasó…  

Las olas comenzaron a salirse de  control, el viento volaba la arena salvajemente y… así de la nada apareció entre las olas un hombre de cabellos negros y piel gris: Sombra. 

-¿Pero como…- se preguntó Twili-  … puede estar este tipo aquí?

Una ola fue dar hacia Twilight y se la llevó con fuerzas al mar, justo al lado de Sombra… 

-Tú, niñita, dime- le gritó furioso Sombra a la chica- ¿DÓNDE ESTÁ LA PERLA?

Twili se levantó empampada y media ahogada respondió:

- No sé dónde está esa piedra que deseas, pero si sé que no te pertenece

- ¡Maldita sea!- gritó el malvado nuevamente- ¿Cómo se supone que lo sabes? ¿Acaso no confías en mí?

- No, y nunca lo haré- respondió Twilight- Tú eres más malvado de lo que uno cree…

Sombra se quedó callado unos segundos y miró con  desprecio a la joven. 

- No importa… de todas formas ya sé donde está…- dijo Sombra entre dientes y dio un gran salto hacia la arena- Y espero que tu, dulce niñita, no arruines mis planes… 

Twili desde el agua escuchó lo último que dijo. ¿Le haría caso al malvado hombre? Pues no, se pondría a seguirlo para saber donde estaba esa deseada perla…  

Lo siguió por muchas calles y callecitas, siempre entre el oscuro lejos de la gente o incluso lejos de las luces y faros. Así el malvado y joven Sombra saltaba como un gato, de techo en techo sin importar la distancia que hubiera entre estos para llegar hacia la anhelada perla… Y Twilight lo perseguía volando con mucho cuidado de que no lo viera, a pesar de estar en el pasado también podía convertirse en híbrido… Y cada vez que sobrevolaba una zona veía lo lindo que eran las épocas pasadas pero… ¡No podía pensar en eso ahora, lo que importaba eran los planes de Sombra! Y esa perla… 

Así lo persiguió sin que nadie, ni él mismo la notara, y llegaron a un lugar el cual dejo boquiabierta a Twilight: el patio delantero de Canterlot High. 

- ¿Pero por qué… estamos aquí ahora?- se preguntó en su mente escondida detrás de una pared. 

Sombra paró allí. Tomó aire unas cuantas veces. Se estiró y suspiró largando un aura violeta alrededor, el cual no había sido vista hasta ese momento. Se tocó las rodillas y codos hasta que escucho un ruido de pisadas, y fue allí donde se escondió detrás de lo que parecía ser ¡El espejo-portal!

- ¿Esos ruidos… acaso es?- se preguntó nuevamente Twili al ver escondida la escena. 

Y así, esas pisadas le pertenecían a ¡Celestia! Pero… Celestia diferente a la Celestia que estaba junto a Star. O tal vez era la misma, con otra ropa. Esta llevaba un vestido corto y sencillo de color blanco con volados de soles hechos en tul, y llevaba un collar asemejado al de la princesa de Equestria. Esta chica se acercaba de forma lenta al portal, se quedó mirándolo unos segundos hasta que… 

- ¡Amiga!- apareció de la calle otra Celestia- ¡Ahí estás! 

- Shhh…- le dijo la Celestia del vestido-  No hagas tanto ruido… creo que alguien nos mira… 

Al escuchar esto Twilight se escondió más pensando que hablaban de ella, pero la del vestido señalo algo detrás del portal… 

- ¿Estás segura de que quieres regresar a tu reino ahora?- preguntó la otra Celestia, la de remera rosa y pantalón celeste. 

- Tengo que volver ahora… O si no, el portal se cerrará y permanecerá cerrado durante 30 lunas… Y no podría quedarme aquí, sería mucho tiempo…- respondió la Celestia del vestido. 

- De… de acuerdo…- dijo en tono triste la otra joven. 

Twilight reaccionó enseguida: la chica que tenía la remera rosada era la Celestia del mundo humano, y la del delicado vestido blanco, era… la princesa Celestia de Equestria… 

Twili se quiso acercar más y terminó escondiéndose detrás de un contenedor de basura. 

- Te voy a extrañar mucho- dijo la princesa Celestia abrazando a la otra- Después del todo, no volveré… nunca más… 

- Es una promesa- dijo la Celestia humana- No puedes dejar tu reino así por así… Ve, ellos te están esperando… También te extrañaré… 

Y entre el caído y triste abrazo, apareció Sombra subido al monumento, parado al lado de la estatua del caballo. 

- Vaya vaya, pero que tenemos aquí- dijo en tono serio y bajó de un salto entre las dos chicas- Lo sabía, ustedes dos son una impostoras… 

- ¿Qué… qué dice?- preguntó la Celestia humana- ¿Quién es usted? 

- ¿Qué QUIEN SOY YO?- gritó feroz Sombra- Soy Sombra, el hombre que ha sobrevivido a las peores torturas muchos años, que creó una forma de crear magia oscura en un mundo como este y… Pronto, yo seré el rey… 

- ¿El rey de qué?- preguntó la princesa Celestia de tono serio- No me diga que se refiere a…

- ¡Sí! ¡Tu reino, hermosa princesa!- gritó Sombra tomando a la princesa de su pera- Y cuando cruce ese portal… ¿Quieres saber, no?

- ¡Dime que le harás a mi reino!- gritó la princesa Celestia, sacando la mano del sádico hombre se su rostro. 

- Ohh, bueno… Tal vez le muestre que su majestad cruzó un portal a otro universo sin permiso alguno y… Gobierne aquel mundo mientras secuestro toda la magia para apoderarme de ella ¿Qué opina?- sonrió Sombra sádicamente. 

- ¡Ni lo piense!- gritó la princesa y en ese momento se iluminó su collar, aquel que llevaba una… ¿Perla? 


Twilight se paró a mirar, esa perla podría ser… ¡La de Star Swirl!

- Tú…- dijo Sombra mirando la escena, empujando a la Celestia humana y mirando el collar de la otra- ¡Tienes la perla! 

- Así es, y nunca la obtendrás- dijo la princesa elevándose en el cielo con un brillo blanco al su alrededor- ¡Al igual que mi reino! 

Y cuando dejó de hablar, la Celestia de Equestria se mostró con dos alas, pero dos alas gigantes, mucho mas grandes que las de Twilight. Eran largas y así de pesadas, parecían de ángel. Y la perla del collar en ningún momento dejó de iluminar. En la cabeza apareció un estilo de corona- vincha que igual brillaba y un cuerno. 

- No… no pudiste hacerlo…- decía la Celestia humana en el suelo viendo a su contraparte híbrida- No pudiste justo ahora… 

- ¡Eso es! – gritó Sombra con una gran emoción- Ese poder… ¡Con ese poder seré capaz de gobernar tu reino de una forma más fácil y rápida!

- No, no lo harás- dijo la princesa y furiosamente se tiró arriba de Sombra, pegándole una gran patada que este logró esquivar. 

- Una típica patada, infantil infantil- dijo Sombra y se rodeo de auras violetas, unas garras crecieron, un cuerno chueco y su larga lengua de serpiente junto a grandes colmillos. 

Y asi se armó una gran pelea entre Sombra y la Princesa Celestia: vuelos, patadas, golpes, Celestia golpeó y empujo lejos al malvado con sus enormes alas pero este la mordió con sus colmillos, y así.

Y la Celestia humana, estaba asustada y agitada viendo la escena, trataba de ayudar pero la princesa  le decía que tenía que esconderse. Obedeció a su amiga y fue a ocultarse justo al lado de Twilight donde…

- ¿Y tú que Haces aquí? – pregunto la Celestia humana a la joven Twilight

- Pues… es una larga historia…-- dijo Twili para no explicar- ¿Puede decirme que es lo que sucede entre Celestia y Sombra?

- Espera, ¿Conoces a esa tipo?- Le preguntó la Celestia humana- Pues, si no me equivoco, ese hombre quiere la perla de Celestia para obtener su poder… O mejor dicho, la perla de Star Swilr…

- ¿Y porque ella tiene esa perla?- preguntó Twili

- Ella la robó del cofre de Star en su reino para ponérsela en su collar y lucir en la gala del galope, pero después de un incidente terminó cruzando el portal con esa perla encima y… al parecer eso es muy malo… 

- Oh, vaya, la princesa Celestia quiere que le demos escritas nuestras lecciones de amistas y resulta que ella roba cosas- se quejó Twili en cuento la otra la miró raramente- Mejor… creo que…

En ese momento Sombra atacó con sus garras a Celestia Híbrida, hiriéndola bastante y dejándola en el suelo herida. Fue allí donde la Celestia humana corrió para verla y…Twilight se quedó allí porque ya sabía de que trataba la situación y como iba  a terminar… 

- Celest…- dijo la humana agarrando la manos de la híbrida- Estas sangrando, y mucho…

- No te preocupes- dijo la princesa tratando de pararse- Yo puedo- se arrodilló. 

Y así como se arrodillo, un dolor tremendo le agarró en su herida, sangraba mucho y así se descubrió otras heridas en sus brazos y piernas… comenzó a debilitarse y a sentir el ardor de sus heridas y cayó al suelo, desangrada y estirada, como una persona muerta con sus alas cortadas y desemplumadas, el cuerno con la punta quebrada y la corona en el suelo. 

Al ver de cerca tan horrible escena, la Celestia humana se quedó arrodillada al lado de la otra unos segundos, mientras que Sombra miraba con su malvada sonrisa todo, pasando su lengua de serpiente entre sus garras con sangre. 

- No… -habló la Celestia humana- No pudiste,…

- ¡Pero claro que no pudo!- dijo Sombra acercándose a la humana- Y tu, no serás testigo de lo sucedido- acercó sus garras al cuello de esta hasta que algo pasó…

El brillo del collar de la princesa rodeó a la Celestia humana, y al igual que la otra sus alas enormes y fuertes crecieron, a diferencia que no llevaba una corona ni un cuerno.  Y con las alas que salieron en un segundo, tiró a Sombra lejos y se paró lista para atacarlo. 

- ¡No podrás acabarme jamás!- le gritó la muchacha y largó un veloz vuelo hacia el hombre, agarrando su lengua de serpiente y estirándola con la intención de arrancársela pero apareció la princesa Celestia renga atrás de Sombra agarrándolo de los pelos. 

- No hagas fuerza- dijo la Celestia humana- Estas muy herida… 

- Lo sé, pero tengo que…- dijo la princesa resintiendo el dolor.

- Ve, cruza el portal, la luna está a punto de llenarse- dijo la humana viendo la luna- ¡Apúrate! 

La princesa obedeció y con un pie rengo resistiendo el dolor que sufría se acerco al portal, y tomando aire, largando lagrimas, colocó su mano izquierda dentro de este. Y antes de marcharse, con una cara de dolor se sacó su collar y lo tiró al suelo, rompiendo no solo la joya si no que también la perla que llevaba ¡Y se iluminó todo! Y así, sin que nadie la viera, la princesa cruzó el portal antes que la luna se llenara. 

Mientras que la humana trataba de detener a Sombra, al ver el brillo frente al portal, lo soltó pata ver lo que pasaba… y así descubrió la perla rota en mil pedazos. 

- No… ¡NO!- gritó Sombra completamente furioso al ver la perla, y luego empujó a la joven de una patada al suelo- Volveré… ¡Volveré y secuestraré toda la magia de ese reino con o sin esa perla!- y así, con esas palabras, se rodeó de auras oscuras y desapareció. 

Al desaparecer, Twilight quedó inquieta, tiritaba con sus ojos muy abiertos, y lentamente se acercó a levantar a la Celestia ya normal, sin sus alas. 

- No te preocupes- dijo Celestia a ver que Twili miraba los pedazos de perla- Yo se lo diré a Star Swirl… 

- De acuerdo…- suspiró Twilight- Creo que ya… me tengo que ir… 

- Hasta luego, joven- dijo Celestia- Espero volver a verte y saber más sobre esto algún día…

- ¡De seguro pasará!- dijo Twilight- De… seguro… será… 

Y cuando comenzó a hablar lentamente, sintió un dolor de panza fuerte, se desmayó al lado de Celestia y… 

- ¡Twilight!- escuchó la joven con los ojos cerrados- ¡Twilight despierta!

Abrió sus ojos y se encontró rodeada de sus amigas, las de siempre. Dash hablándole, Applejack con un termómetro y… Pinkie con el pelo lacio llorando. 

- ¿Qué pasó?- se sentó Twili en el suelo sobándose la panza. 

- Te tragaste la perla… -dijo Sunset sentándose a lado de Twili- ¿Estás bien?

- Si, aunque… dijo Twilight mirando a su alrededor, recordando lo que había pasado con las dos Celestias, la perla rota y Sombra- Emm… Oye, Pinkie… no te preocupes, estoy bien – sonrió. 

- ¿De veritas?- preguntó Pinkie triste hasta reaccionar al ver a Twili bien- ¡Twilight!

Y así Pinkie se tiró arriba de Twilight para abrazara y disculparse y. bueno, preguntar por cómo se sentía tragar una perla...

9: El pasado continúa...

Twilight respondió todas las preguntas de sus amigas, inclusive las que preguntaban de lo que había pasado. Twili respondió y explicó que al parecer, su alma había viajado en el tiempo hacia la noche en la cual la Directora Celestia se enfrentó contra Sombra convirtiéndose en hibrido por primera vez con ayuda de la princesa Celestia de Equestria. Todas quedaron sin palabras, sin entender lo que sucedía, porque en realidad a ellas nunca les habían contado eso, solo a Twilight…

- ¿Acaso los señores Cake nunca les contaron sobre la vez donde Celestia se enfrentó a Sombra?- preguntó Twili confundida. 

- ¡Tal vez a ti sí y a nosotras no tontita!- saltó Pinkie y abrazó a su amiga- Creo que te golpeaste muy duro la cabeza…

- Seh, de una…- dijo Dash en cuento miró su celular- ¡El ensayo! ¡Lo había olvidado!

- Es cierto, casi nos olvidamos del ensayo- dijo Applejack.

- Bien, chicas, es hora de irnos- dijo Dash guardando su celular- ¿Sunset, Twilight, vienen?

- Lo siento Dash, pero ahora tengo que seguir con esto- respondió Sunset.

- Y yo estaré con ella- dijo Twilight. 

- De acuerdo, hasta luego- dijo Dash y se fue con las demás, dejando solas a Sunset y Twili en el laboratorio. 

Allí quedó un completo silencio, solo se escuchaban los tic-tac del reloj, el sonido de las burbujas al explotar, y así… Sunset buscaba algo en la piedra y Twilight… a Twilight se le ocurrió preguntar algo…

- ¿Tú crees en mí?- preguntó. 

- ¿A qué te refieres?- preguntó Sunset.

- A que… si crees lo que dije hoy, del viaje al pasado y eso…

- Pues, sinceramente, te creo…- suspiró Shimmer- Los señores Cake también me contaron la misma historia cuando me reformé. 

- ¿¡De verdad?!-preguntó Twilight dando un saltito- ¿Y… por qué a las demás no?

- Supongo que ellas nunca se preguntaron mucho sobre su especie, pero nosotras sí…

- Comprendo…- suspiró Twilight y se sentó- ¿Y ahora que haremos si ya tengo la piedra en mi estomago?

- Pues, tal vez sea mejor así- dijo Sunset.

- ¡Espera!- gritó Twilight- ¿Qué?

- Así es, es decir mira, si te conviertes en híbrido tendrás magia muy fuerte y la suficiente como para abrir el portal ¿Qué dices?

Twilight tragó saliva y pestañeó dos veces

- Emmm… de acuerdo…- dijo Twilight- Oye, y ya que me crees… ¿Qué piensas si viajo en el tiempo otra vez?

- ¿Viajar otra vez?- dijo Sunset-. Mira, Twilight, no podemos perder más tiempo, tu reino te necesita…

- ¿Mi reino? Pero yo…- dijo Twilight en cuanto Sunset la intervino.

- Si, ese reino, tu lo pediste Twilight, tienes que volver pronto, además tu familia y amigos te han de extrañar allá

- Pero yo no…

- Tu lo dijiste, extrañas Equestria

- Yo nunca dije eso…

- ¡Si lo dijiste!—gritó Sunset- ¡Cuando apenas llegaste  a este lugar!

- Pero solo fue ahí, ahora creo que… Equestria no sea del todo mi hogar…- dijo Twilight. 

- ¿Qué quieres decir?

- Digo que… yo, se que extrañaré este mundo, y ya me he acostumbrado a vivir aquí y… las echaré demasiado de menos… 

- … Entiendo…- suspiró Sunset, dejando de lado la piedra- Si quieres quedarte, puedes pero… en serio, debes ir tarde o temprano o algo malo pasará en Equestria…

- Volveré, pero ahora no lo creo…- dijo Twilight- Además… tengo algunas dudas que resolver…- pensó y se paró de la silla.

- ¿Cuáles dudas?- preguntó Sunset poniéndose al lado suyo.

- Pues, ya vi el enfrentamiento entre Sombra y Celestia, vi que la piedra en realidad pertenecía a Star Swil y la princesa lo robó pero… aún me preguntó cómo fue que Luna se convirtió en Nightmare Moon…

- ¿De  veras te preguntas eso?- preguntó Sunset- Yo también, a pesar que fue hace poco, Celestia no nos quiere contar… ¡Y nadie más sabe! Dark Village lo tiene oculto y… bueno, creo que fue algo muy “privado” entre esas dos hermanas. 

Twilight se quedó pensativa sobre lo de “algo muy privado” Pues, ella creía que había sido malo pero no tanto… De todas formas, no iba a detenerse y se sentó de nuevo. 

- ¿Y cómo viajaras en el tiempo ahora? Quiero decir… tu alma…-preguntó Sunset 

- ¡No tengo la menor idea!- dijo Twilight subiéndose a la silla y tirándose bruscamente de cara al suelo. 

- Okay… Mejor prueba una idea menos dolorosa…-dijo Sunset arrodillándose para ayudar a su amiga pero esta ya se había dormido, o mejor dicho, su cuerpo lo estaba y su alma ya había viajado.  

Y tal como decíamos, el alma de Twilight volvió a despertar pero esta vez en un lugar oscuro sin luz alguna. Caminó unos pasos pero no veía nada, era como estar en una habitación oscura con paredes y pisos negros, como estar en la nada… 

Caminaba pero parecía estar en un mismo lugar siempre, además de no ver nada hasta que… escuchó un grito de desesperación de la nada. 

Se asustó, y comenzó a correr al ver una luz blanca. Era de forma cuadrada, como la entrada a un cuarto nuevo, corrió y corrió hasta encontrarse del otro lado de la puerta, en una gran mansión llena de decoraciones delicadas y elegantes y, un chandelier llena de soles y lunas. Con su vista quiso ver de dónde provenía el grito, y enseguida vio una rara escena: Nightmare Moon gritándole a Celestia desesperada. 

- ¡Por favor hermana!- decía Nightmare Moon arrodillada a los pies de su hermana- ¡Déjame vivir a pesar que no soy la Luna de siempre!

- No puedo…- exclamó Celestia, más asemejada a la actual, con una mirada triste y gacha- Prometiste no volver a convertirte en esto nunca más… 

- ¡Pero no puedo! ¡No puedo ser la de siempre! Así es mi destino…. Yo tengo que ser esto…- suspiró la otra, bajando su cabeza-Yo tengo que ser Nightmare Moon… 

- Pero no puedes- dijo Celestia nuevamente y alzó su mirada para ver la piedad que pedía su hermana menor- Nuestros padres nos advirtieron sobre lo que pasaría si “Nightmare Moon” volvía a despertar… Yo solo quiero protegernos… 

- ¡¿Y lo harás así?! ¡Intentando matarme!- gritó Nightmare…

- Lo lamento, pero es la misión que me ha dejado nuestros padres…- exclamó Celestia sacando una espada de su vestido- Ya han pasado muchos años, ya deberías saber… 

Así era, Celestia estaría a punto de atacar y asesinar a Nightmare Moon con esa espada extraña, pero… no pudo. Era su hermana, la pequeña “Luna” a pesar que ya tenían varios años de edad… Luna, ella no era así ¿Por qué había cambiado? ¡Ella ya debería saber que si se convertía en Nightmare… recibiría su castigo! 

Se quedo quieta sosteniendo la espada  a unos centímetros de la cabeza de su hermana, y sin poder alguno de matarla, lanzó la espada hacia atrás y se dispuso a abrazarla. 

Twilight quedó mirado escondida detrás de una escultura, que exactamente tenia la figura de las dos hermanas cuando eran niñas. 

Sin embargo, durante el abrazo, algo muy extraño y malo sucedió: cuando todo aprecia estar “bien” y tierno, Celestia sintió que unas garras le clavaban en la espalda, y sentía como rasgaban esa parte de su piel. 

- Oh, vaya…- dijo Nightmare con una voz más seria que la anterior- ¿Crees que aceptaré que te hayas rendido hacia mí? 

Celestia sintiendo el dolor tragó saliva y cerró sus ojos. 

- ¿Ah, lo crees?- preguntó de vuelta Nightmare clavando sus garras de forma más profunda. 

- N…No lose- dijo Celestia soportando el dolor de su herida. 

- ¿Ah, no lo sabes?- preguntó Luna soltando a su hermana y parándose ante ella- Sería una lástima que…

Y en ese instante, en el que Nightmare dejó de hablar y Celestia intentaba pararse, la mujer de armadura negra y cabello azul se lanzó sobre la otra, atacándola ferozmente como si fuera un lobo o un león. Sus garras rasgaban la piel de Celestia, sus colmillos dejaban sus marcas en los brazos de esta, su pesada armadura golpeaba duramente a la otra. 

Nightmare dejó tirada Celestia unos segundos para poder agarrar aquella espada que su hermana había tirado: una espada que tenia dibujada unos dibujos de soles y lunas. Una espada que no se sabía de donde era realmente, y así con mucha furia y ferocidad, se acercó a Celestia con la espada y la atacó, sin lástima alguna. 

Twilight quedó boquiabierta y enseguida se escondió del todo para no ver. Se tapó los oídos para no escuchar, pero cuando no escuchó ningún ruido, se paró a ver de nuevo y… ¡Accidentalmente tiró la escultura!  Y al escuchar ese sonido, Nightmare se dio vuelta y… no vio nada… 

Twili se había escondido nuevamente, y así siguió unos minutos para verlo que sucedía: Celestia logró pararse renga y muy herida, pero con sus fuerzas corrió detrás de Nightmare quien se fugaba en la gran mansión. Corrían y corrían, Nightmare reía de una sádica forma como si fuese un juego pero Celestia sufría cada vez que pisaba o se rozaba con algo… 

Twilight siguió a ambas hasta llegar a una habitación oscura y extraña a las afueras de la mansión, allí Celestia se encontraba en el suelo cansada y Nightmare estaba en el cielo, con dos gigantescas alas burlándose de la otra. 

- ¿Ves quien ríe al último?- se burlaba- ¿Qué crees que digan papá y mamá ahora?

Celestia no contestó anda y siguió llorando. 

- Oww, que pena…- dijo Nightmare- Me tengo que ir, pero antes…Me gustaría dejarte un regalito, querida y amada hermana… 

Y al terminar de hablar, se lanzó de manera brusca y veloz hacia su hermana, impactándola muy fuerte contra el suelo, y salió volando como si anda, dejando a Celestia mas herida todavía. 

Fue allí donde Twilight corrió a ayudar a Celestia, y al encontró muy lastimada, y sin habla. Sus respiraciones cesaban de a poco y de un momento a otro, se desmayó en el suelo. Twili se asustó, y como le haba pasado una vez en Equestria, largó a llorar en el cabello de Celestia, preguntándose que había sucedió y lamentando por no haber ayudado pero…

- Yo… juro… que acabaré- dijo Celestia abriendo sus ojos, con mucho dolor- Juro que… te encontraré... Luna… 

A medida que hablaba separaba lentamente con dolor y tomando aire miró al cielo, sin rastro de su hermana. 

- Te… encontraré… y hare que todo esté bien… aunque me duela… otra vez…

Twilight no entendió mucho, pero… 

- Si tan solo… -suspiró Celestia- Si tan solo ellos estuvieran aquí, sabrían que haber hecho contigo, sabrían como ayudarte con ese problema y poder, sabrían como calmarte, sabrían…como mandarte a un lugar sin castigo alguno… 

Twilight intentó comprender que aquella escena no era al primer vez que Luna se convertía en Nightmare Moon, al parecer había sucedido antes, pero los padres de Celestia sabían cómo frenarla.. Pero ahora… ¿Acaso en el mundo humano el castigo de enviar  aun pony a la luan era asesinarlo? ¿Por qué el mundo sería tan… duro?

Vio como Celestia caminó renga hacia la mansión, y en un abrir y cerrar de ojos, Twilight despertó en su cuerpo, en brazos de Sunset que… se había quedado dormida junto a ella.

- Eh… etto…- se dijo Twilight al ver a Sunset dormida encima suyo- Sun… Snset…

- ¿Ah?- preguntó Sunset levantando la cabeza, con grandes ojeras y bostezos-Ah, la raíz cuadrada de.. tres es… ocho…

- ¿De qué hablas?- preguntó Twilight riendo. 

- Espera, Twilight… ¡Estas de vuelta!-sonrió Sunset abrazando a su amiga- Y bien ¿Qué viste?

- Pues… es una historia confusa pero creo que ya se lo que sucedió entre ellas dos…- contó Twilight.

Y así, Twili se puso a contar como fue que Luna se convirtió en Nightmare Moon y Sunset escuchaba de forma atenta tomando notas de la historia. 

10: Investigando sobre Híbridos.

En cosntrucción uwu

11: En busca de Star Swirl

Y en ese mismo día en el cual, Shining, Derpy y los otros dos habían partido hacia nuevos destinos, dos chicas habían sido llamadas por la directora Celestia hacia una nueva misión, un nuevo lugar y…. una nueva duda.

Resulta que Twilight había contado todo. Sí, aquella historia que vivió con su viaje al pasado. Primero, contó a todos la historia que había vivido al viajar por primera vez al pasado, cuando fue sin querer y despertó en la playa. Era en la década de 1990. Allí un tal Star Swirl buscaba una perla que al final fue la Princesa Celestia de un universo paralelo quien la tenía. Y un hombre misterioso pero cruel apodado “Sombra” era quien se enfrentó a Celestia intentando robar esa perla, pero al final perdió cuando la profesora Celestia (en aquel entonces la Celestia humana no era directora) se convirtió en híbrido y lo derrotó dejándolo ir. 

La otra historia prefirió dejarla en “privado” ya que no quería herir los sentimientos de su superior, ni contarle a quienes no le llamaban la atención el caso. La historia extraña de cómo Luna se convirtió en Nightmare Moon por segunda vez, la sabía tan solo Sunset quien inventaba teorías sobre esto. Hacía unos 10 meses, Luna habría desaparecido de la ciudad y de la boca de todos. No se sabía nada de ella, hasta que hacía poco se la había visto coronándose como la líder de Dark Village. 

Y como habíamos dicho antes, Twilight le contó la primera historia a todos. Y como habíamos dicho más antes, Celestia había mandado a dos chicas a una nueva misión. Y adivinen quienes eran: si, Sunset y Twilight de nuevo listas para una nueva… desventura o aventura… 

La misión se les dio a conocer en Sugarcube Corner, mientras la directora preparaba unos cafés para ella y para otras personas. Y Twilight y Sunset ayudaban a repartir las tazas. 

- Así que, ¿Ya sabes que fue lo que sucedió hace tiempo?- preguntó Celestia preparando café en la cafetera. 

- Así es- respondió Twilight sentándose en una banqueta- No puedo creer lo increíble que era usted… y lo increíble que sigue siendo ahora… 

- Pues, me alegro que te guste- sonrió Celestia- Pero… ahora me has recordado ¿Qué fue de la Celestia de Equestria? Es decir… la de tu reino… 

- Pues,  ella siempre ha sido una gobernante muy responsable.- exclamó Twilight- Ha tomado decisiones sabias, pero no tan buenas, como la idea de convertirme en princesa solo por… eso- suspiró. 

- Muy bien, comparto la idea de que no es una gobernante de tomar ideas muy “buenas”- exclamó Celestia apagando la cafetera y sacando la jarra. 

- ¿A qué se refiere?- preguntó Sunset mientras cargaba algunas tazas de café. 

- Bueno, como contó Twilight, la princesa Celestia de Equestria se había escapado con la perla de Star Swirl hacia nuestro mundo, el humano- dijo Celestia agarrando las tazas-  Y bien… esa no fue una decisión  muy buena que digamos… 

Twilight se quedó pensando y junto a Sunset esperaron a que Celestia les sirviera el café, y siguiera contando el resto de la historia.  

-Ella robó la perla por querer librarse del reino- dijo Celestia- Ella me lo dijo, y es la verdad. 

Twilight y Sunset abrieron bien sus ojos al escuchar esto 

- Pe… pero ¿Por qué?- preguntó Twilight. 

- Porque ser casi una reina en ese mundo, era algo muy difícil, y más aún cuando te quedan muchos más años por vivir en libertad, en amor, en amistad… ser una princesa, en Equestria, es como ir por el camino del encierro. Así hasta llegar a gobernar un reino.- explicó Celestia. 

Esas palaras sorprendieron a ambas, pero Twilight tan solo quedó reflexionando un poco: ¿Era cierto lo que decía ella o no? Pues, aunque Twilight ya tenía su palacio, no tenía su propio reino para mandar.  ¿Y si cuando volviera a Equestria, no le permitirían salir más? ¿Se quedaría por siempre en su castillo? ¿Estaría muy poco tiempo con sus amigas? ¿No habría oportunidades para el amor? ¿Ni la familia? Cerró los ojos al imaginar esos horribles pensamientos y los volvió a abrir con un suspiro. 

- Twilight….- dijo Sunset- ¿Escuchaste lo que dijo Celestia?

- ¿Ah?- reaccionó Twilight de repente, en cuanto vio que la directora habría desaparecido del lugar, dejando a Sunset y Twilight a cargo del café. 

- Twilight… exclamó nuevamente Sunset mientras servía café en tazas- ¿Estabas en tu mundo, verdad?

- Ah, pues, yo…- dijo Twilight, tratando de no decir la verdad de sus pensamientos- Sí, pensaba en lo de Celestia, estaba muy loca. Ser princesa es lo mejor que hay en Equestria. 

Sunset la miró raramente, entregó unas tazas y volvió a acercarse a ella. 

- Celestia nos pidió ir a la escuela Crystal Prep- dijo Sunset. 

- ¿Crystal Prep?- preguntó Twilight.

- Así es, ¿Acaso no la escuchaste ni un poco?

Twilight negó con un movimiento de cabeza. 

- Tenemos que ir por Star Swirl, él sabrá algo de cómo liberar tu magia u algo así para volver a casa…- explicó Sunset sirviéndose café  para ella. 

- ¿Volver a casa?- preguntó Twilight- Esta bien, supongo… 

- Pues, que esperamos- sonrió Sunset- Tomemos esto, y vayamos allá. Crystal Prep parece ser uno de nuestros rivales en los Juegos de la Amistad…

- ¿Juegos de la amistad?- preguntó Twilight- Pues, que bien, entonces iremos. 

Sunset la miró raramente de nuevo y tomó su café, lavó la taza y esperó a que Twilight terminara lo suyo, pero esta estaba muy rara: pensativa, preguntona, insegura… Esa no era la Twilight de siempre…   

Las dos jóvenes partieron hacia la escuela Crystal. Para ir allí tuvieron que tomar un autobús, el cual llevaba a la ciudad. Ambas subieron y tomaron asiento para continuar su viaje: Star Swirl sabría algo. ¿Pero qué cosa? ¿Acaso él era un científico o un hechicero al igual que en Equestria? O acaso era… un profesor, un simple profesor como las demás almas maestras de Equestria. 

Pero mientras Twilight pensaba en sus preguntas y Sunset se ponía sus audífonos para escuchar música, alguien les agarró los hombros desde atrás: ni más ni menos que la gran y poderosa Trixie… Otra vez. 

- ¡Twilight- Chan!- gritó Trixie abrazando de atrás a Twilight, interfiriendo sus pensamientos además de asustarla. 

- ¿Trixie?- preguntó ella confundida- ¿Qué haces aquí….?

- Oh, simplemente tomaba este autobús hacia la ciudad, querida…- explicó Trixie, sin soltar a la joven- Ya sabes que vivo en la ciudad… 

- No me digas que esta lunática vendrá con nosotras…- exclamó Sunset sacándose los audífonos recién enterándose de la presencia de Trixie 

- ¿Ir con ustedes? ¿A dónde?- pregunto “La gran y poderosa”

- A la escuela Crystal Prep- respondió Twilight con seguridad. 

- Oh, EL Crystal Prep…- exclamó Trixie- ¿Puedo ir con ustedes?- preguntó.

- ¿QUÉ? ¡NO ME DIGAS QUE ESTA LESB…!- se puso a gritar Sunset alterada y muy enojada. 

- Si, vendrá con nosotras- dijo Twilight- De seguro nos ayudará, además… Quiero mandarla a algo… 

- Owww, Twilight-Chan…- se sonrojó Trixie- A sus órdenes, mi majestad- y agarrando la mano de Twili besó un anillo que llevaba puesto. 

Y así, con una Trixie positiva y cariñosa, una Twilight igual de positiva y una Sunset seria y enojada llegaron a la ciudad, y  caminaron hasta llegar a la entrada de la escuela Crystal, que por cierto, abría en vacaciones debido a los talleres de diferentes cosas que habían dentro. 

Las 3 pasaron dentro y allí se toparon con diferentes cosas. Pero ninguna llamaba la suficiente atención: Star Swirl era el indicado aquí. Y pues, las 3 lo buscaron recorriendo la escuela hasta que una mujer de piel celeste y gran altura se les cruzó. 

Esta mujer, que en realidad era la directora del Crystal Prep les preguntó quienes eran y de donde venían, pues aparentemente Canterlot High era un gran rival de esta escuela, y un alumno de CH no podía entrar a esta. Sin embargo, la mujer trató a Twilight como alguien que ya conocía de antes, como la “mejor alumna” y la mejor de todas, mientras que sospechaba de Trixie y Sunset quienes habían dicho que eran de otra ciudad. Al final de su charla, la directora les dijo que el señor Star Swirl estaba dando clases de lectura en la biblioteca, y que solo las atendería al finalizar la hora del taller. 

Las 3 aceptaron con la cara y apenas la señora se fue, se desesperaron y se preguntaron qué harían ahora: Bien, le habían dicho a la mujer que no eran alumnas de Canterlot High y que eran de otro lugar pero… ¡Los alumnos de los talleres la conocían! Muchos de ellos iban a Sugarcube Corner, o compraban en tiendas, algunos incluso eran parte de Dark Village… Ellos llenarían la escuela con la verdad… 

Se sentaron en un banco a esperar que la hora del taller de lectura acabara, y entrar allí lo más rápido posible para que nadie las viera, ya que los alumnos del Crystal Prep Eran unos soplones y eran capaces de decirles a su directora la verdad… Ya que la rivalidad de esta escuela con Canterlot High era grande… 

- Bien Twilight… tenemos que entrar lo más rápido posible allí y salir lo más rápido… Ya sabes el porqué…- exclamó Sunset sentada en el banco.

- No te preocupes, estará todo bien- largó Twilight una leve sonrisa en cuanto… 

- ¡Qué tal mother f*ckers!- apareció Trixie detrás de todas vestida con el uniforme del Crystal Prep- ¿Me veo hermosa, no creen? 

- Pssst, te ves como una pedófila en busca de niños- susurró Sunset. 

- Ya, cállate tú, esto es para “camuflarme” ¿Entiendes? ¡La gran y poderosa Trixie tiene la razón!- dijo Trixie dando un pequeño giró sacudiendo su pollera hasta que chocó con una chica pelirroja a punto de llorar tapada con una toalla. 

- Eres tú… Tú me robaste mi uniforme…- decía la joven cuando de repente la puerta de la biblioteca se abrió: ya estaba todo listo. 

- Pssst, espera un rato pequeña- le dijo Trixie a la joven- Es para hoy. 

Cuando los jóvenes del taller empezaron a salir de la biblioteca, Sunset y Twilight se escondieron detrás de la puerta para que no las vieran, y Trixie se quedó sentada fingiendo ser una alumna más junto a la joven que tiritaba por solo taparse con una toalla. 

Así, las 3 pasaron dentro y  se encontraron con Star Swirl, terminando de ordenar los libros del taller. 

-Emmm… disculpe… ¿Usted es Star Swirl, verdad?- preguntó Twilight cuidadosamente. 

- ¿Ah?- preguntó el señor pegándole una mirada a la chica- Pues sí, soy yo. ¿Y ustedes son…?

- Somos Sunset Shimmer, Twilight Sparkle y Trixie Lulamoon. Y somos alumnas de Celestia- respondió Sunset seriamente. 

- ¿Celestia?- preguntó el hombre- No había oído sobre ella en años…

-Pues sí, y nos ordenó a preguntarle un par de cosas a usted…- exclamó Sunset. 

- Ya veo…- dijo Star llevando unos libros a una estantería- Tomen asiento, ya las atenderé… 

Las jóvenes tomaron asiento y esperaron a que el hombre terminara de ordenar. Una vez hecho su trabajo, Star se sentó frente a ellas. 

- Y bien… ¿Qué sucede?- preguntó él mirando atentamente a las alumnas. 

- Pues…- exclamó Twilight- Celestia nos ha ordenado a preguntar si usted tiene idea sobre la magia de otro mundo… un mundo paralelo tal vez llamado Equestria… 

- ¿Equestria?- preguntó él- Creo haber escuchado de ello, sigan…

- Equestria es aquel mundo paralelo- dijo Sunset- Allí habitan seres místicos que nunca podrían existir aquí… al menos que se los fusione con los humanos, ¿No cree? 

- ¿Híbridos, verdad?- preguntó el hombre- Déjenme ver… ¿Ustedes lo son?

- Sunset y yo lo somos- respondió Twilight tímidamente.

- Entiendo… No había tenido a híbridos tan cerca desde aquel incidente con ambas Celestias… Digan… ¿Cuál es su duda entonces?- exclamó Star. 

- La magia de Equestria… ¿Es posible encontrar esta en el mundo humano?- dijo Twilight. 

- Pues obvio que se puede, ¿Qué hay de ustedes? Los híbridos contienen el poder de aquel reino ¡Ya tienen el poder incluido! 

- Pero, me refiero a… Poder poner esa magia en un portal para así trasladarse a Equestria…- dijo Twilight. 

- Ohh, eso…- respiró Star- Pues, si bien no recuerdo, el portal se abre cada 30 lunas, ¿no?

- Pero el portal fue reemplazado por un espejo común y corriente. ¿Hay alguna forma de abrirlo como antes?- preguntó Sunset. 

- Pues, en ese caso, creo que si la hay…- se paró el hombre a buscar un libro gigante de color azul, que estaba en el más alto estante, un libro muy pesado que lo fue a buscar rápidamente, y sin ninguna otra palabra que decir. 

Star llevó el libro hacia la mesa donde estaban las jóvenes y lo abrió, largando tierra y polvo a todos lados. Movió y movió un montón de páginas para encontrar la indicada, y lo hizo: La forma de construir un portal. 

- Bien, para convertir el espejo ordinario a un portal a Equestria, tan solo se necesita magia de híbrido de las 4 especies de corceles conocidos *Terrestre, Unicornio, Pegaso y Alicornio*, iluminación potente hacia el espejo *del sol o eléctrica*, poción de energía curativa y por último una perla- contó Star leyendo la página indicada- Una perla mágica proveniente de aquel reino… Que se quedó una vez…

- ¿Habla de una perla que estaba dentro de una roca, cierto?- preguntó Twilight. 

- ¡Si, esa misma!- sonrió Star- ¿La tienes? ¡Dime que la tienes! La he perdido hace unas semanas, o mejor dicho, me la robaron… 

- ¿Robar?- preguntó Sunset- ¿Quién pudo hacer eso?

- Si bien no recuerdo…- suspiró el hombre, tratando de recordar- Era de noche, y no vi del todo bien pero creo que fue… una híbrida. 

- ¿Una híbrida?- interfirió Trixie- Oigan… ¿Por casualidad no fue alguna de ustedes?

- Para nada, pero esa roca fue a parar hacia la casa de Pinkie Pie… ¡golpeándome en la cabeza!- contó Twilight. 

- Ya veo…- suspiró Star- ¿Y la tienes?

- Pues, sí- largó Twilight una pequeña sonrisa- En mi estómago… 

- ¡¿EN TU ESTÓMAGO?!- gritó Star a punto de desplomarse- ¡¿CÓMO QUE LLEGÓ A TU ESTOMAGO?!

- Tranquilo…- exclamó Sunset echándole aire al hombre con unos papeles- Twilight la tragó accidentalmente… 

- Acci… accidentalmente- suspiró Star tratando de tranquilizarse- Entonces… Tal vez tu poder de híbrido se haya mezclado con el de la perla, y se habrá hecho más poderoso… 

- ¿Más poderoso?- preguntó Twilight-¿Entonces quiere decir que con tan solo convertirme en híbrido puedo reemplazar la perla? 

- Aparentemente…- suspiró Star. 

Bien, ahora ya sabían los “ingredientes” para poder convertir el espejo ordinario del frente de Canterlot High a un portal: magia de híbridos de distintas especies, poder del sol, la perla *cosa que Twilight remplazaría con su magia* y… Poción de energía curativa. ¿Pero de donde sacarían eso? 

- Por si te preguntas de donde sacarás la poción que nombré… No te preocupes, conozco a unas personas que pueden hacerlo en un par de minutos- exclamó Star guardando el libro a su lugar. 

- ¿Y en dónde se encuentran esas personas?- preguntó Twilight. 

- Ahora irán conmigo- dijo Star sacudiéndose el polvo- Después del todo, voy allí todas las tardes. 

Las 3 jóvenes salieron afuera para acompañar al “profesor” Star Swirl a aquel lugar donde se encontraban aquellas personas. 

12: La calamidad

Quedándose en el patio de frente del Crystal Prep, Twilight, Sunset y Trixie esperaron a que Star Swirl terminara de ordenar unas cosas para ir a aquel lugar. 

Twilight se preguntaba que pasaría, a donde irían, pero también estaba contenta por algo: no se tenía que preocupar por la perla, pues ella ya tenía su poder dentro de ella. Sunset seguía estando seria, desde que había tomado al autobús se había puesto así, y nomás estaba cruzada de brazos escuchando música en sus audífonos mientras que Trixie observaba lo que era la escuela a medida que se acomodaba su cabello, y detrás de ella estaba la chica pelirroja, vistiéndose nuevamente con el uniforme escolar…   

Cuando Star salió, las chicas *excepto la pelirroja, claro* lo siguieron a pie unas cuantas cuadras. A medida que caminaban se iba atardeciendo. Y también, a medida que caminaban… Se iban aburriendo, y se preguntaban ¿A dónde irían? ¿Esas personas serían buenas o… malas? 

Hasta que Star se detuvo en la vereda de, lo que parecía ser, una iglesia abandonada. Allí fue donde dio un suspiró profundo y les dijo que allí era, y dentro estaban aquellas personas que harían la “Poción de energía curativa” 

- ¿Una iglesia abandonada?- preguntó Sunset, sacándose los audífonos y guardándolos en un bolsillo- Esto me suena a algo malo… 

- No seas tan negativa- exclamó Twilight poniéndose al lado de ella- Yo solo creo que aquí están esas personas y ya. No pienso en cosas “malas” 

- Es cierto, Sunset-san- interfirió Trixie dándole un fuerte abrazo a Sunset desde atrás- Yo creo que deberías ser más positiva :D

- Suéltame, lunática- le pegó Sunset un codazo a Trixie- Soy lo que quiero… 

Twilight y Trixie se le quedaron viendo raramente, en cuanto Star les pidió que pasaran dentro de la iglesia, y así hicieron: era un lugar oscuro, abandonado *tal como lo decía* arruinado y olía a quemado, además de haber cenizas por todos lados. Cuando caminaban, se toparon con 3 personas más, todos con un largo collar que llevaba colgando una estrella. Ahí fue donde Star se les cruzó y se los presentó: Astro, Zecora y el “Profesor”, solo con ese apodo. 

- Ellos son mis compañeros- exclamó Star- Y somos parte del grupo Swirl, un grupo que se dedica a investigar la magia de otros reinos desde muchos años, y que nuestros antecedentes lo ha hecho desde hace generaciones. 

- ¿Un grupo dedicado a la magia?- preguntó Trixie observando al cuarteto- Y luego alguien me llama “lunática”- dijo mirando a Sunset.

- Muchas personas nos han llamado así, pero la mayoría no sabe que existimos, porque como toda leyenda urbana… Cuenta que esta iglesia abandonada está maldita- exclamó Astro. 

- Pero no lo es, solo son cuentos de personajes, que alguna vez escucharon en su niñez- contó Zecora. 

- Entiendo… Entonces ¿Ustedes pueden hacer una “Poción de Enegría Curativa?- preguntó Twilight sorprendida. 

- Por supuesto pequeña- respondió el “Profesor”- Por cierto, ¿Para que la querrías? 

- Es para…- suspiró Twilight, mirando hacia todos lados, pues no sabía si decir o no, hasta que Star le dijo que lo dijera sin problema- Es para abrir un portal hacia Equestria, un mundo paralelo, en un espejo. 

- Vaya, Equestria…- dijo Astro- ¿Recuerdas cuando te ayudaba a investigar sobre ese mundo, Star?- rió.

- Nunca lo olvidaré- sonrió Star- Y bien… empecemos con la poción… 

Los 4 se encargaron de llevar un pequeño caldero con agua y otras pequeñas botellas hacia lo que parecía ser, el altar. Mientras que Twilight, Sunset y Trixie se sentaron en los arruinados bancos para conversar. 

- Este lugar es fantástico- dijo Twilight llenando de cenizas sus manos- Me encanta

- Será fantástico hasta que te encuentres a un cadáver por allí- exclamó Sunset poniéndose sus auriculares de nuevo. 

- ¡Eso sería el doble de fantástico!- gritó Trixie, haciendo eco por toda la iglesia, hasta que Star y los demás hablaron. 

- ¡Listo!- gritó Star, mostrando una botella con un líquido color verde-aguado- Aquí está la poción de Energía Curativa…

- La única que ayudará a que ese portal se abrirá- dijo Zecora. 

- ¡Increíble!- sonrió Twilight, yendo a buscar la poción- Gracias, muchísimas gracias…

- No hay de qué pequeña- exclamó Star mientras se la daba- Pero ten cuidado con usarla en los lugares incorrectos, hacerlo puede ocasionar… 

Y en ese momento en que Star Swirl estaba hablando, los vidrios del lugar se rompieron más de lo que estaban, entro un helado viento y las cortinas rotas comenzaron a volar, dando lugar a ni más ni menos que Nightmare Moon, quien apareció volando en lo más alto. 

- ¡Pero miren a quienes tenemos aquí!- gritó Nightmare, mirando a Twilight con la poción en la mano, y también al grupo Swirl- ¡La princesita y el grupo de torpes y lunáticos científicos! 

- ¡Tú!...- gritó Star- ¡Tú no ocasionarás la calamidad…!

Y cuando el hombre iba a terminar la frase, Nightmare voló hacia él rápidamente y le clavó en su cuerpo unas enormes y afiladas garras que atravesaron todo. 

- …De nuevo…- dijo Star al sentir el dolor, al sentir las garras atravesar sus venas y sus órganos, al sentir que salían del lado de su espalda. 

Y así, cayó al suelo, con los ojos blancos y sangre saliendo de su boca: la pesadilla habría vuelto. 

- ¡Star Swirl!- gritó Twilight en cuanto Zecora le agarró los brazos y comenzó a correr, llevando a Twilight a la salida de la iglesia. 

- ¿Qué estás haciendo? ¡Hay que hacer algo!- le dijo Twilight en cuanto escuchó a Sunset Shimmer gritar. 

- ¡Oye tú!- le gritó Sunset a Nightmare, sacándose los audífonos y tirándolos al suelo- ¿Te desapareces durante mucho tiempo y reapareces de la nada, solo para venir a molestar e interferir con la vida de las demás personas? Pues si es  así, te invito a no interferir más en la mía, ni en la de mis amigas… 

Nightmare largó una malévola sonrisa y con un rugido echó a volar hacia donde estaba Sunset, pero esta saltó lista para evitarla. 

- Estoy lista- dijo Sunset e hizo aparecer sus alas de fuego. 

Y así se armó una batalla entre las dos, Sunset volaba alrededor y quemaba a Nightmare, pero esta le era inmune a las heridas de un híbrido inferior, pues ella tenía mucho más poder, y sacando sus garras nuevamente hirió a Sunset en toda la cara. 

- ¿Así que te gusta hacer esto, cierto?- le preguntó Sunset y voló para empujar a Nightmare hacia unos bancos, cosa que hizo bien. 

Moon cayó rompiendo unos cuantos bancos, y cuando estaba por pararse, Sunset se le tiró encima para pegarle con sus puños en su cara, y también para quemarla a medida que sus alas aumentaban.  Pero Nightmare se levantó fuertemente y tiró a Sunset lejos, y cuando estaba  a punto de iniciar vuelo… Twilight apareció y enredó los cables de los audífonos con los tobillos de Nightmare, y jalando con fuerza la hizo caer nuevamente.

Tratando de levantarse, Nightmare cayó nuevamente enredada por los cables, hasta que con fuerza los rompió, cosa que hizo enfurecer a Sunset y salió volando para caer de pie sobre su estomago, lo que hizo escupir sangre a Moon. Le empezó a pegar y pegar en el rostro, pero de nada servía: Nightmare alzó vuelo de nuevo y se puso a batallar frente a Twilight y a Sunset.  

Mientras tanto, Trixie ayudaba a Astro, Zecora y Profesor para sanar a Star, quien estaba más cerca de la muerte, Pero con un poco de la poción de energía curativa, que por cierto Trixie logró levantar del suelo, podría sanarse. Le dieron un poco, pero no. Star estaba igual o peor que antes. 

Pero cuando al fin tenían pensada la cura, Nightmare había planeado algo malvado, y agarrando a Twilight del cuello, salió volando ahorcándola a ella hasta aplastarla frente una pared, y allí fue donde el cuerno que Nightmare llevaba se iluminó de azul, y donde Twilight sentía algo extraño en su estomago, en el interior de su cuerpo, hasta que allí vio lo que sucedió: la perla estaba sostenida por la magia del cuerno, frente a sus ojos. Y en el momento que Nightmare sacó el tesoro, soltó a Twilight y salió volando lo más rápido hacia la ventana, donde se fue tal y como llegó.

¿Y Sunset? Ella estaba desmayada, inconsciente en el suelo desde hacía unos minutos, entre un montón de bancos. Pasó un rato hasta que Trixie se le acercó y la despertó acariciando su rostro.

- Sunset-San…- dijo Trixie, con una cara triste y voz suave- Todo terminó…

- ¿¡Qué?!- gritó Sunset parándose de la nada y viendo a su alrededor- ¿Cómo que todo terminó?...

- La perla…- suspiró Twilight, sentada atrás de ella- Nightmare Moon… se la llevó…

- ¡¿QUÉ?!- volvió a gritar Sunset muy desesperada- Oohhh Dios que hice… Todo esto es mi culpa- se agarró de los pelos.

- No, no es tu culpa Sunset- largó una muy leve sonrisa Twilight, parándose y abrazó a su amiga- No es tu culpa, no fue de nadie, solo fue… un accidente.

- Pero si yo no me hubiera quedado inconsciente… ¡Acéptalo Twilight!- dijo Sunset- ¡Si yo hubiera estado despierta hubiera evitado que te robaran la perla! Además… ¿Cómo lo hizo? ¡La perla estaba dentro de ti!

- Magia- respondió Twilight soltándola- Nightmare  me acorraló y usó su magia para sacar la perla de mi interior. No tengo la menor idea de cómo pudo detectarla… 

- Esto está mal, ¡Muy mal!- gritó Sunset, y en eso Trixie le agarró el hombro muy tristemente.

- No es lo único que está mal…- suspiró Trixie, y desvió su mirada hacia el altar, donde estaban Zecora, Astro y Profesor llorando frente al cuerpo de ¡Star!  

Sunset corrió allí y vio, la calamidad que había nombrado Star antes de morir era cierta: Nightmare Moon lo hacía. Ella hacia calamidades en su presencia, muertes, catástrofes, heridas… Ella era cruel y malvada, y Star lo había dicho.  

Twilight y Trixie se acercaron con la mirada gacha a despedirse, al igual que Sunset que luego se incorporó. Largaron unas lágrimas a pesar de haber conocido a esa persona hacía unas horas, pero era Star Swil ¡El gran Star Swirl! Quién sabía mucho de magia y otros mundos…  Se había ido, y a medida que sus lágrimas caían, el viento helado hacia mover los pedazos de cortinas del abandonado lugar. 

13: En contra de la Oscuridad

A la mañana siguiente de aquella fría y horrible noche, Twilight, Sunset y Celestia llegaban del entierro de Star Swirl. Muy tristes se dirigieron a Sugarcube Corner, era una mañana de lloviznas y de clima frío. Cuando llegaron simplemente se pusieron a desayunar. Y allí fue donde Twilight y Sunset pidieron disculpas por no poder cumplir con la misión de la que le mandaron hacer.

- Si la hicieron- dijo Celestia tomando café- Hablaron con él, y descubrieron una forma de abrir el espejo… Ahora solo tienen que implementar esa forma para hacerlo…

- Tenemos todo lo necesario para hacerlo… Bueno, casi todo- suspiró Twilight.

- La perla fue robada, lo sé- suspiró Celestia- ¿Hasta cuando se dejará de hacerle problemas a la gente? Odio eso de ella.

Y después de hablar se levantó y se fue. 

Sunset y Twilight se miraron confusas. ¿Acaso Celestia se refería a Luna? Pues eso era muy posible… Sin nada más que decir, Sunset subió hacia su departamento y Twilight se dirigió hacia su casa, donde… 

- ¡Por qué no fuiste por la perla!- le gritó Spike al llegar su dueña- Si se supone que la necesitas para volver a Equestria, entonces… ¿Qué esperas? 

- No espero nada- suspiró Twilight sentándose en una silla- Nightmare Moon es demasiado fuerte, y creo que tiene aún más poder que Sombra. Si fuera alguien fácil de vencer, con gusto iría a buscarla y me enfrentaría a ella si es necesario, pero… no es más que otra malvada enemiga…

- ¡Twilight!- gritó Spike subiéndose a otra silla a los saltos- Mira, ¿A cuántos villanos de Equestria te has enfrentado? Y además tu peleaste contra Sombra, SOM-BRA, el malvado Sombra, que tenía mucho poder y magia negra, y lo hiciste tú sola ¿Acaso crees que no podrás contra Nightmare Moon? Después de todo también la enfrentaste en Equestria junto… a los elementos de la armonía… 

- Ese es el problema Spike- se paró Twilight yendo a una ventana- Aquí los elementos de la armonía no son lo suficientemente fuertes, y además, si hirió a Sunset, asesinó a Star Swirl y es inmune a las heridas de los híbridos ordinarios como nosotras ¡Será imposible pelear contra ella! 

- Ash, como tu digas…- exclamó Spike yendo con Twilight- Solo te recomendaría no bajar la cabeza…

Escuchando lo último, a Twilight se le vino algo a la mente: “No bajar la cabeza”… ¿Y si eso hacía falta? ¿Y si tal vez esta vez todos deberían ayudar al enfrentamiento contra Nightmare? Bien, ya habían sido dos la noche anterior, pero ¿Habría que estar preparado? ¡Eso era! Había que prepararse por su acaso, todo el tiempo, por si Nightmare atacaba en el momento menos esperado… Y eso iba a hacer: Preparar ella a sus amigos para enfrentarse a Nightmare Moon, pero no yendo a buscar pelea a Dark Villagre, si no que por si la malvada atacaba a los híbridos nuevamente. 

Y así fue como, apenas se le ocurrió la idea, dejó a Spike a cargo de la casa, agarró una campera y echó a correr a toda velocidad hacia las casas de sus amigos cercanos. Primero pasó por la mansión de Trixie, a la quien animó diciéndole que recibiría “algo especial a cambio” *Y claro que como Trixie sentía cosas por Twilight había pensado otra cosa* aceptó, luego se dirigieron hacia la casa de Starlight Glimmer, quien a pesar de dudar esta opción, terminó aceptando con el fin de apoyar a quienes la apoyaron, y luego se guiaron a la tienda de música de Flash Sentry donde enseguida este aceptó la oportunidad de ayudar a Twilight. 

Allí se dirigieron a Sugarcube Corner, donde Twilight subió hacia los departamentos en busca de Pinkie Pie, Sunset Shimmer, Celestia y los Sres. Cake. Al mismo tiempo que Starlight le enviaba mensajes a las personas que faltaban para que se reunieran allí.

Al rato llegaron Rainbow Dash, Applejack, Rarity y Fluttershy para reunirse: todo estaba listo.  

Cerraron la cafetería, y adentro con las cortinas cerradas se reunieron en ronda dejando a Twilight al medio para hablar y dar sus ideas, cosa que la mayoría recibió muy bien.  

- Euyup, también esta puede ser una perfecta oportunidad para usar la cueva Anti-Investigadores en contra de esos idiotas secuaces de Nightmare Moon- ideó Applejack. 

- Y también para usar la rain-plosión sónica para enviarlos a volar lejos- contó Dash. 

- Uhhh :D- sonrió Pinkie- También puedo usar mi personalidad de Pinkamena para atacar a esos secuaces. 

- Y yo…- se quedó pensando Fluttershy- ¡Y yo puedo hacerme valiente contra esos bandidos! 

- Yo podría imitar a Nightmare Moon, ya sabes cariño- exclamó Rarity- Nightmare Rarity no suena nada mal, ya sabes, para “confundir” a los de Dark Village pensando en que yo soy Nightmare Moon… 

- Bien…- suspiró Sunset- Supongo que mi poder puede sacar más fuerza que la de costumbre- sonrió. 

- ¡Y no se olviden de Yandere-chan!- interfirió Trixie metiéndose en el medio- Osea, yo…

- Supongo que golpear de nuevo no estará mal…- exclamó Starlight.

- Y algo de engaño hacia Dark Village no está de más, ¿Cierto?- dijo Flash. 

Y así todos aportaban sus ideas y planes ¡Estaba saliendo perfecto! Mientras que Celestia sonreía a lo lejos, pues ella también ayudaría, pero por alguna razón no quería decir su estrategia a seguir. Y Twilight, pues ella estaba muy orgullosa de tener amigos tan buenos e increíbles como los suyos, que enseguida se propusieron a ayudarle en todo.  

Ahora que ya tenían todo listo para buscar la perla y enfrentarse a Nightmare y sus secuaces en caso que estos los atacaran *que sería, obviamente lo más probable* el grupo estaba listo para estar en contra de la oscuridad.

14: Más arriba, más al infierno

Fue así que, después que todos aportaron su idea y regresaron a sus casas para planear el papel que desarrollaría cada uno, Sunset decidió acompañar a Twilight hacia su casa. Era común de ella, pues a Sunset le gustaba mucho la casa de Twilight, y si fuera por ella, viviría allí.

Ambas tomaron el camino donde se toparon con todo el centro de la ciudad, los mercados y tiendas, el tráfico, los parques, las heladerías, la gente andando en bicicleta y skate, entre otras cosas. Fue allí donde… 

- ¿Quieres acompañarme al centro comercial?- preguntó Sunset- Tengo que comprar un par de cosas

- Pero…- exclamó Twilight- ¡Pero tenemos que seguir con el plan!

- Ah, bueno, si tu no quieres ir está todo bien- sonrió Sunset- Además… Quería comprobar algo también…

Twilight se quedó pensando

- ¿Qué cosa?- preguntó.

- Nightmare Moon- respondió Sunset- Según información que encontré, ella ha estado últimamente en el techo del centro comercial. 

- ¿Y por qué?- preguntó Twilight sorprendida

- Pues, eso es lo que no sé- respondió Sunset- Sonata me lo ha dicho ya que ella trabaja allí, y quiero ir a investigar qué es lo que trama… Y si está allí para hoy.

- Tenemos que tener cuidado- exclamó Twilight- Yo iré contigo

Y ahí fueron: al centro comercial, que era básicamente un edificio muy alto, de 4 pisos. Tal vez no era el más alto de toda Equestria City *ni por un poco* pero dentro del todo lo era, y justamente, y por una extraña razón últimamente era el lugar preferido de Nightmare Moon. 

Una vez dentro del edificio, Sunset y Twilight pasaron y pasaron hasta detenerse en una tienda de comida rápida, donde había una gran fila de gente esperando su comida, y una de las cajeras del lugar era ¡Sonata! Entonces ambas tuvieron que meterse en la fila no solo para pedir comida, si no para consultarle algunas cosas a ella. 


Una vez que llegó su turno, las jóvenes saludaron a Sonata quien las saludó con una enorme sonrisa.

- Que tal Sonata- sonrió Sunset- Queremos 3 hamburguesas y una gaseosa cola de un litro, ya tú sabes. 

- Con mucho gusto querida, enseguida llega su orden- sonrió Sonata anotando en una libreta el pedido. 

- Y también necesitamos habar- susurró Sunset. 

Sonata largó una sonrisa y levantando el pulgar aceptó lo último. Sentándose en una mesa, Twilight y Sunset esperaron a que Sonata llegue en su tiempo libre para hablar junto con la comida, y llegó. 

- ¡Buenas tardes chicas!- sonrió Sonata poniendo la bandeja con las hamburguesas en la mesa- ¿De qué querían hablar? 

- Pues, creo que ya la conoces- respondió Twilight- Nightmare Moon. 

- ¡No se diga más!- exclamó Sonata sentándose y agarrando una hamburguesa- Sé que es lo que quieren…. 

- Tú ya sabes- exclamó Sunset mientras comía- ¿La has visto hoy?

- Creo que no…- respondió Sonata pensativa- Pero… si no me equivoco, siempre llega aproximadamente a las cinco y media, ósea cuando me mandan afuera a tirar los desechos. 

- Eso sería en 20 minutos- exclamó Twilight abriendo la gaseosa- ¿Qué tenemos que hacer? 

- Según lo que he visto desde afuera, Nightmare se coloca en el techo y se pone a usar magia azul para invocar cosas del cielo, u algo así- trató de explicar Sonata- No podría decirles mucho con tan solo mirar, tampoco entiendo lo que ella hace, pero ustedes de seguro entenderán- sonrió. 

- Entonces Twilight y yo tenemos que subir al techo y observar de cerca que es lo que hace Nightmare- exclamó Sunset- Ósea… Algo quiere tramar ¡Y justamente eso describiremos hoy! ¿Verdad Twilight? 

Twili acertó que sí con la cabeza y siguieron comiendo tranquilamente, hasta que se hicieron las cinco y media: la hora justa. Unos trabajadores del restaurante pidieron a Sonata a llevar una bolsa de basura hacia afuera, y saliendo por una puerta trasera del restaurante, Sonata, Twilight y Sunset (quienes habían pedido permiso para pasar) salieron. Fue allí donde las 3 se separaron. Sonata se dirigió a un contenedor de basura lejano mientras que Twilight y Sunset subieron unas escaleras que habían en la pared, que guiaban justo al techo. 

Allí arriba, una vez en el techo del alto centro comercial, las dos se escondieron detrás de un tanque de agua gigante, solo para esperar a que Nightmare Moon apareciera e hiciera lo que venía haciendo hace días… y así, las dos pudieran descubrir que era lo que sucedía… 

Y fue así: después de unos 5 o 7 minutos ¡Nightmare Moon llegó! Volando en medio de una niebla azul marina, la cual desapareció al apenas tocar el techo. La mujer dio unos pasos hacia el centro de todo el techo, observó que nadie hubiera alrededor, y como no vio a nadie, observó al cielo. Alzó sus manos y comenzó a moverlas lentamente y de manera rara, haciendo movimientos de tranquilidad y armonía. Más bien, la misma Nightmare se veía pacifica, tranquila, no se veía malvada, se notaba que respiraba en tono seguro, hasta que…  

- ¡Espíritus de la oscuridad, almas en desgracia, criaturas y demonios repletos de obscuridad, vengan a mí!- girito Nightmare mientras alzó sus manos haciendo los movimientos de forma más rápida. 

Twilight y Sunset le prestaron atención a esto, se quedaron boquiabiertas al ver lo que sucedía: unas auras de color azul comenzaron a salir de las manos de Nightmare, y salieron impulsadas por el viento hacia el cielo, donde en unos segundos, comenzaron a hacerse agujeros en este: agujeros que eran negros, y de los cuales salían mariposas, mariposas negras  que eran extrañas por un motivo: no parecían normales. 

Eran cientos y cientos de estas, de muchos tamaños, incluso gigantescas, todas salían de estos agujeros que Nightmare creó con las auras. Sunset y Twilight observaron con sorpresa, no sabían lo que significaba esto cuando de repente, una mariposa gigantesca apareció detrás de ellas dos y aleteando fuertemente causó que las dos jóvenes cayeran a vista de Nightmare Moon. 

- Vaya, vaya, vaya… - dijo Nightmare acercándose a las chicas que estaban tiradas- Pero miren a quienes tenemos aquí… 

- ¡Tú!- gritó Sunset-  ¡Horrible bruja! Ya sabemos que es lo que planeas…

- ¿Planeas?- preguntó Nightmare- ¿Te refieres a mí? Pero cariño, yo no planeo nada, y ni siquiera soy una bruja… ¡Soy Nightmare Moon!

- Sí, lo eres- exclamó Twilight parándose- Pero sabemos que planeas hacer algo malo con estas mariposas. Tal vez sean bonitas por fuera, pero de seguro son demonios por dentro… Al igual que tu… 

- Ohhhhh… ¡Que dolor!- dijo Nightmare en tono dramático- Pero… en algo tienes razón querida… Son verdaderos demonios. 

Cuando Nightmare dijo esto, todas las mariposas se juntaron alrededor de esta, y cambiaron su aspecto a uno horrible: abrieron sus bocas y mostraron enormes colmillos, las alas que eran de mariposas comunes se volvieron con una forma puntiaguda y largaron ruidos extraños, nada comunes. 

- Estas son mariposas/vampiro- exclamó Nightmare haciendo que una de las mariposas se posara en su hombro- Estas criaturitas son híbridos entre mariposas y murciélagos. Parecen hermosas, parecen creación de la naturaleza pero no es así… ¡Son verdaderos demonios! 

Y al terminar de hablar, todas las mariposas rodearon a Sunset y Twilight, para luego tirarse encima de ellas y ¡Atacarlas! Las dos jóvenes sintieron mordidas  como aquellas mariposas chupaban su sangre. Era doloroso dependiendo el tamaño del animal, pero era horrible. Las dos jóvenes querían librarse pero ¿Cómo? Las mariposas no se soltaban ni aunque aquellas dos se movieran.  

Nightmare comenzó a reír malvadamente, y sus auras azules comenzaron a rodear a las dos amigas, debilitándolas más de lo que ya estaban. Las dos comenzaron a ponerse pálidas, a punto de caerse, a punto de caer desmayadas por culpa de aquellas mariposas con sus terribles mordidas y las auras con poderes malignos de oscuridad. 

Las dos estaban más y más mal, intentaban sacarse las mariposas de encima pero parecían estar pegadas a ellas, se movían pero estaban a punto de caerse, sentían sus brazos y piernas pesadas, su vista se hacía borrosa, nomás escuchaban los ruidos de los insectos-murciélagos y las risas de Moon.  Todo empeoraba en cuanto… 

- No me rendiré…- dijo Sunset apenas pudiendo hablar, y fue en ese momento que juntando las fuerzas que le quedaban, sus alas de fuego aparecieron en su espalda, espantando a las mariposas que estaban en ella. 

Nightmare, quien estaba a las carcajadas se sorprendió al ver unas cuantas de sus mariposas-vampiro estar quemadas gracias a las alas de Sunset, las cuales aparentemente tenían poderes rehabilitadores, y enseguida hicieron que la joven pelirroja se sintiera bien nuevamente, entonces corrió por Twilight quien estaba ¡Desmayada! 

- ¡Córranse estúpidos bichos!- gritó Sunset metiéndose en el medio, tratando de pasar para alcanzar a su amiga. 

Sin embargo, Twili estaba así, desmayada y no reaccionaba a nada, estaba tremendamente pálida, entonces Sunset le sostuvo en brazos e hizo que sus alas se agrandaran más, para así asustar o quemar a las mariposas que querían atacar a la joven de cabello violeta. 

Pasó por todo el montón de insectos quienes la mordían tanto a ella como al cuerpo desmayado, y una vez alejándose del montón, Sunset dejó en el suelo al cuerpo de Twilight, y dirigió su mirada a aquellas mariposas que estaban por atacarlas a ambas.

 Nightmare estaba del otro lado, mirando con una sádica sonrisa todo: ¿Y si ese era su plan? ¿Hacerlas caer en una trampa para mostrarles esos curiosos bichitos que podían ser asesinos? Pues Sunset no lo sabía, pero una tremenda furia nació de su interior, y sus alas crecieron más y más y…. Largó un grito de locura,  y corrió pasando alrededor de todas las mariposas-murciélago una y otra vez, para así quemarlas o herirlas.  Las del tamaño pequeño eran fáciles de derrotar, las medianas costaban ya que directamente se pegaban al cuerpo de la joven para morderla y las gigantescas eran las más difíciles, pero era también cuestión de cómo reaccionar al obtener una mordedura. La joven se dio unas cuantas vueltas en el medio, incluso hasta marearse, y así terminó quemando a casi todas las mariposas-vampiro del lugar, haciendo quedar a muy pocas. 

Fue allí donde Nightmare, quien tenía toda su confianza que las mariposas estarían vivas y derrotarían a las dos jóvenes, cambió su cara de maldad a una de asombro, y abriendo su boca y sin poder creer lo visto,  largó un rugido temible, sus alas crecieron nuevamente, al igual que sus colmillos, sus garras, y voló hacia Sunset para atacarla pero… No fue así. 

Nightmare nomás desapareció de la nada, dejando una pequeña parte de humo azul, y las pocas mariposas que quedaron se convirtieron  en mariposas comunes y corrientes, así como si nada. 

Sunset se llevó un gran susto, y temblando sin entender nada dirigió su mirada a ¡Twilight! Quien aún estaba debilitada. Corrió a abrazarla, a asegurarse que estaba más o menos bien. Miró su pálida cara, que ni color tenia. En el suelo trató de agarrarla para bajar juntas y llevarla a un hospital, pero cuando estaba planeando algo, alguien llego justo detrás de Sunset, y ese alguien le pegó con algo duro en la cabeza, haciéndola desmayar junto a Twilight.  

15: Atrapadas

Sunset cayó desmayada al lado de Twilight, y luego… Luego, despertó. Abrió sus ojos lentamente como si estuviera muerta del sueño, bostezó, se refregó sus ojos y pestañeó unas cuentas veces. Era un lugar oscuro, con una pequeña entrada de luz de, aparentemente, una ventana. Sunset no sabía donde estaba, pero tampoco se preocupó, tampoco recordada lo que había sucedido antes de despertar. Estaba “perdida” tratando de recordar algo, se seguía refregando en cuanto…

- ¡Ya despertaste!- escuchó un gritito feliz de repente. 

Sunset se sentó asustada al escuchar el grito retumbar en su oído, miró hacia todos lados, y no vio nada raro, hasta que volteó su cara y… 

- ¡Hola!- dijo una persona de voz dulce con la cual se encontró al  voltearse, con unos ojos chuecos. 

Sunset pegó un grito de miedo sin entender lo que sucedía, y se movió desesperada hasta… caer de espalda al suelo. 

- ¿Pinkie? ¿Eres tú verdad? – preguntó Sunset tirada en el suelo, con los ojos cerrados y con miedo. 

- ¿Pinkie? Confunda pero no ofenda- exclamó la persona de la voz- Me llamo Derpy. Derpy Hooves. 

- Espera… ¿Derpy?- se levantó Sunset enseguida y reconoció a través de la poca luz a… ¡Derpy! Sí, era ella, pero… ¿Dónde estaban? 

- Seguramente te preguntas dónde estás ahora- exclamó Derpy sonriendo. 

- ¡Sí! ¡Eso mismo me pregunto!- gritó Sunset feliz- ¿¡Dónde estamos!? ¿¡Hay comida verdad!?

- No sé- respondió Derpy sonriendo- Bueno, si sé, pero no te voy a decir. 

Sunset se quedó callada, sin decir nada, se golpeó la cara con la palma y sacudió su cabeza, pero no, seguía estando en el mismo lugar, en cuanto sintió que alguien le tocó uno de sus hombros.

- ¿¡QUIÉN ANDA AHÍ!?- gritó asustada. 

- Sunset… Tranquila, soy yo- dijo la persona que le había tocado, y se cruzó a la joven- Soy Twiligth- sonrió. 

Sunset largo una sonrisa y abrazó fuertemente a su amiga, muy muy fuerte, pero después abrió sus ojos sin entender lo que hizo y la soltó rápidamente. 

- Ah… que bien que estés aquí- sonrió Sunset levemente- ¿Y que estamos haciendo aquí? 

- No tengo la menor idea…- dijo Twilight, y así ambas desviaron su mirada hacia la joven Derpy que estaba saboreando un muffin al lado de la ventana. 

- Derpy, Derpy, Derpy…- suspiró Sunset acercándose a esta- ¿Hay algo que nos quieres contar? 

- Pues, me gustaría, pero se me está prohibido hablar y…- respondió Derpy hasta que la puerta del lugar se abrió. 

Pasaron dentro 3 personas, las cuales abrieron las persianas e iluminaron también con la luz el lugar, que era un cuarto al parecer, con un dos sofás, una pequeña mesa y una mesada con comida y una cafetera.  

- Gracias por cuidarlas, Derpy- exclamó una de las personas, un hombre de cabello marrón y piel morena- Estás aprendiendo bastante. 

- ¡Así es!-  gritó otra de las personas, una mujer de piel rosada- Al parecer estás aprendiendo mucho más que mi compañero. 

- ¡Oye!- gritó la otra personita, un joven de piel blanca y cabello azul- ¡No es mi culpa que…!

Sunset tosió a propósito y los demás la miraron.  

- ¿Se puede saber donde estamos?- preguntó Sunset de brazos cruzados y muy seria.- ¿Y quiénes son ustedes? 

Las 3 personas se le quedaron viendo sin pestañear, se quedaron sorprendidas por alguna razón  y luego, tomando aire y cada una sentándose en algún lugar distinto, hablaron. 

- Soy Time Turner, pero me pueden llamar “Doctor Whooves”- dijo el joven de cabello marrón, sentando en el sofá- Y están aquí porque fueron atrapadas. 

- Atrapadas por los investigadores de híbridos- exclamó la joven rosa, sentada en la mesada al lado de la cafetera- Me llamo Candence. 

- Y nosotros, somos los investigadores de híbridos- dijo el joven de pelo azul, afirmado a la ventana- Me llamo Shining Armor. 

Twilight enseguida reconoció a aquel último, pero Sunset se le cruzó muy enojada, de brazos cruzados y con una mirada amenazante. 

- ¿Cómo que nos atraparon?- preguntó Sunset- ¿Cómo fue eso posible?

- Simple- dijo Time Turner- Unas personas llamaron a la policía debido a unos extraños sucesos que ocurrían en el techo del centro comercial, y como nosotros estamos relacionados al cuerpo de policías, fuimos a ver, y cuando aprovechamos el momento menos “peligroso” para entrar, las dormimos a ambas y las trajimos hasta aquí. 

- Aunque en realidad una de ustedes dos ya estaba dormida de antes- dijo Candence. 

Twilight se quedó preocupada: Atrapadas. Eso no tendría que estar pasando… ¿Y ahora que harían? Los investigadores de híbridos justamente hacían eso, atrapar, investigar híbridos para obtener información de la especie, y si descubrían que provenían de otro reino… De otro mundo, de otro universo… ¿Sería el fin para Equestria? ¿Los humanos atacarían aquel mundo por solo apoderarse de uno nuevo, por su horrible curiosidad?  

Sunset se quedaba como estaba: enojada, seria, brazos cruzados y la mirada gacha mientras se mordía los labios. También estaba nerviosa, pero no pensaba lo mismo que Twiligth. Sunset estaba preocupada porque temía que estos sujetos le hicieran algo a ella y su amiga, algo relacionado a la muerte. Y luego, ir detrás de sus amigas, de Celestia, y del resto. 

- ¿Qué nos harán?- preguntó Shimmer de repente, así quieta como estaba- ¿Nos matarán? ¿Nos arrancarán nuestras alas y orejas y nos matarán? ¿Nos congelarán para revisar años después? ¿Nos enterraran vivas en pozos de cemento?

Twilight se asustó ante las palabras, se alejó un poco de su amiga y se sentó en el otro sofá, muy asustada. 

-No.- respondió Time Turner- No le haremos nada de eso. 

Sunset se quedó sorprendida, y Twilight también. 

- No somos bestias como todo el mundo cree- respondió Candence, sirviendo una taza de café- Tal vez la mayoría de los investigadores desea eso, terminar con la vida de todos los híbridos, pero nosotros cuatro, no. 

- Así es- dijo Shining- Tenemos razones para no hacerlo

Sunset alzó su mirada totalmente sorprendida y se fue a sentar sin captar la situación, al lado de Twilight, que estaba igual.  

- ¡No queremos terminar con la vida de ustedes!- dijo Derpy- Eso sería terrible, son humanos también, somos humanos… No tenemos que terminar con nuestra misma especie. 

- Ósea que… ¿Ustedes no quieren hacernos daño?-preguntó Twilight 

- ¿Qué es lo que acabamos de decir?- preguntó Shining- Por cierto, me pareces muy conocida… 

Twilight se quedó en silencio, pues ella conocía de vista a Shining desde aquella vez que Sunset se había enfrentado a Discord hacia un par de meses…  Pero no dijo nada. 

- Ya veo, pero ¿No le harán daño a nadie, a ningún híbrido de toda la ciudad?-preguntó Sunset- Quiero decir… Hay híbridos que realmente son peligrosos, no como nosotras, nosotras y otros híbridos somos inofensivos para los demás…. Al menos que nos hagan daño. 

- En realidad hay unos cuantos híbridos que tenemos que detener a la fuerza- respondió Candence- Son unas bestias malvadas que llenan de sombra la ciudad y atacan a las demás personas que pasean por la noche, o también a aquellas personas que pasan a unas cuadras de su hogar. 

- Oh sí, esas bestias- dijo Time- Si bien no recuerdo… Algunos de esos casos era el de un híbrido que causaba rayos en toda la ciudad, incluso quemó un edificio por la fuerza del rayo.  Otro fue el de un híbrido extraño que cortaba cuellos a través de una motosierra y unas garras. 

- Otro fue el de aquél híbrido de poder fuerte que causó un temblor en un barrio y derrumbó gran parte del suelo, jardines e incluso algunas casas- contó Candence. 

- ¡O el de Nightmare Moon!- gritó Derpy. 

Sunset y Twilight se quedaron asombradas al escuchar aquel nombre, y fue así que enseguida recordaron lo que había pasado antes de despertar allí: la pelea en el techo del centro comercial contra Nightmare Moon y sus mariposas/vampiro. 

- Ah, y Nightmare Moon, cierto-suspiró Time- La híbrido más peligrosa de la ciudad. 

- No después de Sombra- dijo Shining quitándole la taza de café a Candence- Él sí que era peligroso. 

- ¿Y qué hay de Discord?- preguntó Candence- Tu antiguo compañero, Shining. He escuchado que ha sido un hibrido muy peligroso metido en medio del cuerpo de investigadores.  

- Y de Chrysalis, la hibrida- hada, mariposa o lo que sea- dijo Derpy. 

Sunset y Twilight escuchaban atentas las conversaciones de los cuatro investigadores. Sabían mucho del mundo de los híbridos, bastante. 

- Así que conocen a Nightmare Moon- intervino Twiligth- ¿Tienen alguna idea de detenerla?

Los cuatro se quedaron callados  y luego dijeron que no. 

- Es muy peligrosa, demasiado. Ha asesinado a muchas personas con su poder, nosotros somos personas ordinarias, no podemos enfrenarnos a ella. – contó Shining. 

Sunset se paró y  largó una risa 

- ¿En en serio? ¿Son unos 70 investigadores en total y no pueden enfrentarse a Nightmare Moon?- rió Shimmer

- Pues… es que ella es muy poderosa- dijo Candence- No podemos, nadie puede. 

- ¿Nadie? Yo puedo hacerlo- exclamó Shimmer. 

Los cuatro investigadores se quedaron sorprendidos, y Twiligth se sorprendió, se asustó y corrió a agarrarle el brazo a Sunset. 

- No…. No lo hagas…-susurró Twilight. 

Sunset sin voltear a ver a su amiga, se soltó y sonrió con una extraña sonrisa

- Me enfrentaré a ella, no me importa si me cuesta la vida o no, Nightmare Moon tiene que ser derrotada tarde o temprano- dijo- Creí que ustedes, los investigadores estaban a cargo de ella. Pero no… No podemos seguir causando que muera más gente por su culpa, y por culpa de su clan. 

- Pero… Tú eres un híbrido común- dijo Shining. 

- ¿Común? Tengo alas de fuego, eso no lo tiene cualquiera- exclamó Sunset muy valiente- Iré y me enfrentaré a ella, y a todos sus amiguitos de Dark Village. 

Twilight sin creer lo que escuchaba, volvió a agarrar a su amiga y le rogó que no hiciera nada. 

- ¡No puedes ir!- gritó Twilight sin soltarla- ¡No puedes tomar una decisión así de repente! Puedes morir, y si te pasa algo… a mí, a nuestras amigas y a todos nos pasa algo… 

Sunset se volteó a verla, bajó su mirada, su cara se tornó triste y se acercó cara a cara a Twilight. 

- Estaré bien, no tienes que temer- dijo- Es solo un híbrido mas ¿Que puede pasar? Además, la haré un gran alivio a Celestia, a nuestras amigas, a estas personas y a toda la ciudad. 

Twilight se soltó lentamente. No creía lo que escuchaba. Sunset se solía poner valiente, pero no tanto. Estaba bien, pues Sunset mostraba la preocupación por los demás pero… ¿¿Ir ella sola y enfrentarse a la peor de todas? 

- Iré contigo- exclamó Twilight, parándose firmemente, pero Sunset le agarró la mano y la sentó en el sofá.

- Tú te quedas aquí- dijo- Odiaría que te pase algo malo… Al igual que  Rainbow, Fluttershy y el resto de nuestras amigas… Prométeme que no le dirás nada  a nadie. 

- Pero…- dijo Twilight, pero se estaba haciendo tarde. 

Sunset preguntó si podía ir detrás de Nightmare, los cuatro investigadores sin saber que decir le dieron unas cuantas advertencias de lo que podía pasar, que podía morir, pero Sunset los ignoró y salió por la puerta, cerrándola de un portazo. 

Los investigadores y Twilight se quedaron dentro sin saber que decir, ni que hacer. Twilight quería ir detrás de su amiga, pero los otros cuatro no se lo permitieron, era muy peligroso ir. 

Twilight se quedó callada, quieta, sentada. No sabía qué hacer. Tal vez iría con las demás de sus amigas y les contaría, pero… ¡Sunset no quería que les hicieran daño!  

16: La amistad irá al rescate... Otra vez

Continuará... 

EN CONSTRUCCIÓN D8

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.