FANDOM


El silencio fue roto con varios gritos, algunos de apoyo y otros de angustia, todos pudieron observar claramente como Red Fork escupía sangre sin parar mientras caía al suelo. Nadie sabía si sus dos amigos habrían logrado sobrevivir, para los habitantes de Ponyville ver a su héroe en tal situación les dejó una gran marca en su mente. -Hmph, hacías mucho ruido- se explicó la unicornio verde mirando con sus penetrantes ojos al otro en pie, Dark por su parte parecía haber revivido de golpe todas y cada una de las heridas del pasado. -Eres una bestia del infierno- le espetó en la cara mientras se abalanzaba hacia ella, sin embargo, fue bloqueado con suma facilidad para luego ser golpeado contra el suelo. -Debería matarte también, no eres más que una mancha en nuestra estirpe- le susurró Prismagic, se le notaba muy decidida a eliminar a sus rivales. Su voz era fría, cada vez que la oía podía sentir un fuerte temor recorriendo su cuerpo, aquella unicornio era la personificación de las pesadillas. ¿Cómo podía ser posible? Incluso un alicornio perecería frente a ella, su fuerza bastaba para derribar ejércitos por si sola.

Un rayo de energía chocó en Prismagic, aunque solo sirvió para que esta movilizara su atención a un malherido Red Fork. -¡Tonto, te hubieras quedado tirado!- le reclamó Dark por su imprudencia mientras trataba de librarse del agarre poderoso de su rival, sin embargo, el unicornio rojo continuaba de pie. -N...no- alcanzó a decir con su garganta destrozada antes de escupir más sangre, parecía estar en las puertas de la muerte. En aquel momento tanto Dark Shadow como Red comenzaron a brillar, Prismagic retrocedió de forma pragmática, sabía que aquello significaba algo que había estado aguardando. Cuando ambos alcanzaron sus super formas, la multitud comenzó a gritar y festejar, la transformación había hecho desaparecer las heridas de los cuerpos de ambos corceles quienes ahora concentraban una gran energía en sus cuernos. Pero Prismagic lejos de estar intimidada sonrió, esta burla pareció incrementar la energía concentrada, la encapuchada trató de detenerlos pero fue en vano. La gran cantidad de energía acumulada se estrelló de lleno contra Prismagic, los corceles descendieron y chocaron sus cascos como señal de celebración pero del polvo una figura surgió imperturbable.

-Son unos descuidados, no saben en lo que nos han metido...- les expresó la misteriosa participante de Canterlot, Red notó cómo la fuerza de Prismagic parecía haber aumentado luego de tal estallido. -Prismagic no es una unicornio común, ella es la primer arma biológica de su reino, su capacidad reside en evolucionar cada cierto tiempo. Desde que le comenzaron a lanzar rayos ella estuvo alimentándose de su magia, ahora le han hecho alcanzar una nueva fase- explicó Scattered deshaciendose de su capucha, Shadow la reconoció como aquella potrilla que tiempo atrás lo había salvado. -Sabes demasiado exploradora, pero me halagas, no creí que sería tan importante como para investigarme- se excusó Prismagic mientras notaba la nueva fuerza corriendo por sus venas, Red y Dark no tardaron en rodearla para comenzar un combate cuerpo a cuerpo que todos los espectadores celebraban con total naturalidad.

En las gradas Twilight se notaba emocionada, aunque Celestia mostraba signos de preocupación, al ser interrogada por su antigua alumna esta le respondió con notable consternación -Ellos están dando todo con sus superformas, pero Prismagic apenas se ha molestado en utilizar algún hechizo sobre ella, está peleando sin dificultad con su poder básico. Los avances del Reino Sombra son horrorosos, pensar que proceso se llevó a cabo para la creación de tal monstruo.- Twilight asintió en silencio, temiendo por la integridad de ambos combatientes, no solo eso, de todos los seres vivientes. Había notado la crueldad de Prismagic, la forma sádica que contribuía a sus asesinatos, estaba pensando en aquel griffyn degollado cuando un crujido la devolvió a la realidad.

Red volvía a estar en el suelo con una o dos costillas rotas tras un fuerte casco derecho de su rival, en cuanto a Dark Shadow un fuerte golpe de los cascos traseros de la unicornio lo habían hecho chocar contra los muros del estadio. -Su función ya fue cumplida, me es indiferente su destino.- les comunicó Prismagic antes de asaltar a ambos en una sucesión de golpes que los espectadores tardaron en seguir, la sangre comenzó a brotar nuevamente de ambos corceles mientras volvían a sus estados normales. Tras una fuerte repetición en la cual sus huesos cedían a cada segundo Prismagic les permitió chocar contra el suelo, seguían vivos pero heridos en su totalidad, ambos reposando sobre su propia sangre. Prismagic estaba por brindar su golpe de gracia cuando una onda sonora la interrumpió, desde las gradas la princesa de la vida había acudido en ayuda de sus amigos. -Que conmovedor, la princesita viene al rescate, no me hagas reír.- se burló Prismagic mientras se deshacía de aquel hechizo con suma facilidad, cuando se dirigió a golpear a Estrella, la alicornio intentó defenderse con un escudo de metal grueso. -Debes estar bromeando si crees que eso me detendrá princesa.- se burló nuevamente destrozando el escudo con suma facilidad y haciendo que la combatiente se estrellara en el suelo con brusquedad.

-Era el escudo más resistente que forjaron en mi tierra natal- expresó sorprendida la combatiente mientras se reincorporaba, Prismagic parecía demasiado aburrida con las emociones de aquel encuentro, tan solo suspiró esperando no tener que volver a repasar la explicación tan evidente. -Ya les advertí que no es alguien ordinaria, para ella el diamante es un trozo de papel, no debiste haber intervenido.- le explicó Scattered, se mostraba bastante molesta por todo lo sucedido. Su tarea era detener la notable evolución de Prismagic, pero a este paso todo había empeorado. No tuvo ocasión de ayudar a Estrella, la unicornio verde la dominó con suma facilidad, primero quebró sus alas con una maniobra macabra para luego administrar severos golpes que dañaron órganos internos. Para finalizar, Prismagic la embistió contra una de las paredes del lugar, haciendo que su sangre regara como una explosión de tinta carmesí las grietas que su propio cuerpo habían provocado.

-¡Parece que solo quedan tres combatientes en pie! ¡Que destreza la de Prismagic!- comentó el relator tras ver las sangrientas derrotas sufridas por el resto de los combatientes. Sin embargo, una voz se alzó en lo alto, era Balance quién volvió a hablar. -Gran espectaculo, sin dudas hemos disfrutado, pero no es necesario continuar. Nos retiramos.- ante el asombro de las personas Prismagic asintió en silencio mientras desaparecía con el resto de las personas. Scattered sabía la verdad, el torneo solo se había realizado para experimentar con los Yaks y los Griffyn, a Balance no le interesaban las otras capitales solo quería que los más fuertes le brindaran a su proyecto principal la mayor cantidad de energía posible. Se notaba molesta, aunque no dudó en ayudar a los heridos con el resto de lugareños.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.