FANDOM


El día anunciado había arribado, finalmente todos los habitantes de Equestria avanzaban hacía el vasto océano, donde se había erigido un colosal estadio de forma circular. Este parecía flotar en el agua sostenido por fuertes pilares negros, a los participantes y espectadores la magnitud de la estructura parecía salida de otro planeta. No era algo hecho con magia, ni tampoco arquitectura actual, ese resplandor verdoso entre los bloques y su tonalidad sombría los hacía destacar de lo que muchos llamaban moderno. Era futurista, al menos mil años superior a todo lo conocido, fascinados los participantes ingresaron por separado. Se les asignó un orden de puertas para que no hubiera acción antes de iniciar la verdadera masacre.

Un narrador se encontraba flotando sobre la arena, sus cascos podían caminar sobre las nubes, era un terrestre volando. Sin dudas la multitud lo miraba maravillada, pero sin dudas era un extranjero, su cuero parecía ser una sombra y sus ojos recordaban a la terrible Nightmare Moon. -¡Bienvenidos sean todos al Combate Real! Esperamos que la cuota de sangre sea saciada, las paredes decoradas con viseras, los pisos purificados con huesos y ¡Sus ojos complacidos con muertes!- mientras algunos quedaron petrificados en silencio, otros gritaban y aplaudían con fuerzas. Era un escenario intimidante para los ponys que nunca habían sido convocados a tal masacre. -¡Pero pasemos a lo importante! Los concursantes que complacerán cada expectativa. En primer lugar, los representantes de Ponyville. ¡Un fuerte aplauso!- desde una puerta a la derecha, emergió Red Fork, junto con Blue Ocean y Sneeze. Un equipo de tres era bastante decente para el evento. Pero el capitán se mostraba más serio que de costumbre. -En segundo lugar, el representante del Imperio de Cristal. ¡Dark Shadow, alguien que promete mucho por su linaje!- la multitud pareció estallar al ver que solo un valiente había acudido a tal evento, muchos murmuraban sobre la fuerza que podría tener o su verdadera naturaleza. Como de costumbre, Dark Shadow, no mostró nada para analizar más que su rostro serio e inerte a la situación.

-En tercer lugar, los representantes de Canterlot. Dejen que les adelante una cosa, ¡Trajeron a una potrilla al combate!- todos quedaron anonadados, un pony encapuchado encabezaba la marcha y detrás la seguía enérgicamente una pequeña potrilla. -¡Anki! ¡Un aplauso para ella!- gritó el comentarista y la tribuna estalló en un regocijo de ternura y muerte, emociones conjuntas que no intimidaron en nada a ambas participantes. Los Yaks y los Griffin hicieron sus entradas peculiares, unos avanzando con potentes pasos y los otros realizando diversas acrobacias. -Finalmente, el momento del anfitrión, el Reino Sombra se enorgullece en presentar a su campeona. ¡Prismagic!- la aparición en escena de aquella unicornio dejó a todos pasmados, se mostraba seria y con una mirada asesina. Dark Shadow pareció alarmado, la última vez esa misma unicornio por poco lo mataba. Y ahora ahí estaban, en un lugar donde la muerte se celebraba.

-Muy bien, las reglas son muy sencillas, pero claro ¡Porque no existen aquí! Pueden usar lo que sea para matar o incapacitar a sus rivales, el último en pie será el vencedor. Los equipos eliminados se someterán al juicio de quien prevalezca. Pero una última advertencia, los dos primeros equipos en caer, serán sometidos sin excepción al anfitrión. ¡Comiencen!- el relator se dirigió a una zona segura, Red Fork miró hacia las gradas donde en una tribuna apartada estaba Twilight, junto a las princesas y otra figura sombría. Aquel sujeto, pensó, era quien había eliminado tantas vidas por su torneo. Un alicornio oscuro, demasiado poderoso para él, pero debía enfocarse primero en el Combate Real.

Un fuerte sonido anunció el inicio del caos, una Griffin pasó a centímetros de la cabeza de Red Fork, en el combate era matar o ser aniquilado. Lo comprendieron al instante, Sneeze se vio acorralado por un enorme Yak quién no dudó en intentar atravesarlo con su cuerno. Afortunadamente Blue Ocean activó una trampilla previamente instalada, aunque la cornada abrió una herida en el pecho de su amigo. En el campo de batalla, la situación no era muy distinta. Dark Shadow combatía con un Yak y un Griffin, a pesar de mantener cierto equilibrio las heridas comenzaban a brotar por su cuerpo. -¡Maldita!- gritó una Griffin mientras se lanzaba hacia Prismagic en picada, los ojos de Red se clavaron en aquella secuencia.

La criatura descendiendo con sus afiladas garras, las sombras alrededor de la unicornio comenzando a tomar forma, las miles de lanzas que surgieron desde el suelo hasta empalar por completo al ave como si estuviera lista para servir. La cabeza empalada descendió hasta la unicornio verde quién la aplastó sin remordimientos con su casco, la sangre brotó mientras el público celebraba la primer muerte del Combate Real. -Es una bestia...- susurró el rojo mientras Prismagic quién se percató de su mirada le dedicó una macabra sonrisa, lamiendo con su lengua la sangre que se encontraba alrededor de su boca.

La calma no duró mucho para Red, embobado en aquella secuencia solo pudo sentir el dolor en su costado cuando un cabezaso de aquel Yak lo incrustó contra una de las paredes de las gradas. La bestia se dirigió hacia su presa, como un toro enfurecido. -Debe ser mi color- suspiró adolorido mientras trataba de reincorporarse. Blue y Sneeze corrieron a detener a la criatura, a pesar de la fuerza de los tres la bestia los barrió como si fueran de papel. -¡¿Están bien?!- gritó Red mirando con preocupación la herida de Sneeze y los raspones de Blue, él tenía algún hueso roto pero no le importaba, era un guerrero estaba bastante acostumbrado. Un sonido horrible provino de espaldas a Red, al principió tuvo miedo de voltear y ver a sus amigos empalados pero el cuerno del Yak había llegado a la cabeza de aquella potrilla inocente. El heroe estaba por montar en cólera, la multitud felicitaba a la brutal bestia ¿Acaso todos habían perdido la cabeza? Miró las gradas y por fortuna Twilight se había cubierto los ojos.

Luego de la conmoción el cuerno del Yak se hundió más en la cabeza de la potrilla, sobresaliendo por el otro extremo, todos aseguraban su muerte pero una voz inocente y risueña quebró e impactó a todos. -Eso es divertido, justo en mi ojo, tienes buena puntería a pesar de que siempre lo tenga cerrado. ¡Jajaja! Divertido- la bestia ahora parecía un gato asustado quién retrocedió dejando caer al suelo a la pequeña criatura, Anki se reincorporó mientras a la vista de todos sus heridas se cerraban y su ojo volvía a formarse -Es divertido ver todo oscuro y luego ver esa cara de sorpresa, por cierto, cuidado atrás- la mirada cyan de la niña aterrorizó a la gran criatura quién fue levantada por la compañera misteriosa de esta desde los cuernos, cayó unos metros detrás sobre su cabeza, estaba vivo pero con un importante daño en la cabeza que le imposibilitaba el movimiento. -¿De donde las sacó Celestia?- preguntó Sneeze consternado, la fuerza y habilidades de esas dos no era para nada ordinarias.

Un fuerte sonido de huesos rotos volvió la atención del grupo hacía Prismagic, quién con un potente golpe de casco había reventado la cabeza de otra Griffin mientras sostenía con su magia a la restante. -Son orgullosas, dejaron a sus otras presas para vengar su orgullo. Ahora solo quedas tú, pero, mi tarea es exterminarte. Son negocios.- sentenció la unicornio antes de despedazar dolorosamente a su rival, primero arrancó sus extremidades, luego sus alas y finalmente la despedazó cruelmente lanzando los restos a la enardecida tribuna.

-¡Los Griffins han sido eliminados!- el narrador no pudo finalizar la frase ya que un poderoso rayo oscuro envió a las profundidades del mar al Yak restante, Dark Shadow se encontraba notablemente herido y cansado. Algunas cornadas habían estado cerca de sus organos, pero aún sangrando, se mantenía en pie. -¡Los Yaks fueron eliminados con notable rapidez! ¡Solo quedan siete participantes!- el estadio comenzaba a festejar. Red Fork estaba a punto de participar cuando Prismagic se le adelantó, con un fuerte golpe abrió la herida de Sneeze quién poco pudo hacer para defenderse, Blue intentó auxiliarlo pero fue en vano. Prismagic era una peligrosa combatiente cuerpo a cuerpo, en aquella distancia sus cascos hicieron un daño letal.

Red apenas alcanzó a ver la paliza que sus compañeros recibieron, cuando disparó un rayo de su magia para detener a Prismagic esta no se inmutó, lo recibió de lleno sin mostrar mucho más que cosquillas. Acto seguido se volteó sujetando del cuello con su magia a ambos amigos. -Son solo negocios- espetó mientras apretaba las ataduras, los amigos de Red se encontraban ensangrentados, Dark se acercó comentando que sus cuerpos estaban al límite. -Suéltalos, apenas pueden respirar.- rugió Red, ver a ambos cubiertos de sangre, con sus rostros deformados por los golpes y sus cuerpos al borde de romperse había desatado su cólera. -Si tanto lo deseas, que los busquen los tiburones.- acto seguido Prismagic los lanzó a las afueras del estadio, los cuerpos casi inmóviles cayeron al agua. Red gritó consternado, pero no por mucho, un casco de la unicornio le destrozó la garganta sin mucho esfuerzo, ante la mirada atónita de Dark Shadow.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.