FANDOM


hola amigos aquí Princesstwinklequestriagirl o brianna con un nuevo fic espero les gusté

Image-1447454293

Mi vida en la escuela no ha sido del todo fácil, soy la típica nerd de la escuela, aislada de los demás, a la que suelen acosar y molestar, y la clásica situación de gustar del chico más popular de la secundaria. Me llamo twilight Spaekle

Espero que les guste

Las clases comienzan mañana, bueno para algunos, más aburrido para otros, la verdad, a mí me gusta mucho el estudio, se podría decir que literalmente estoy clavada a los libros, la mayor parte del tiempo me verás con uno en las manos, o en una, si con la otra sostengo algún pequeño refrigerio, u otro libro, enfocando mi cabeza en dos al mismo tiempo.

Sin embargo, mi alegría por empezar la escuela mañana no está en el rango más alto posible de todos, debido a que mi pequeña obsesión por los libros, me ha traído algunas consecuencias negativas, pues siendo yo tan estudiosa y algunas veces aislada del mundo, soy la nerd de mi escuela: Canterlot High School, significa, abusada, molestada, ignorada, ese tipo de situaciones…sin embargo, si a mis compañeros se les hace simple o aburrido decirme nerd como todo mundo lo hace, se refieren varias veces a mí por mi apodo de hace tiempo: "Cerebrito"

Aparte de ello, siempre soy molestada por mi tonta compañera de clase: Sunset Shimmer, la chica más popular de mi escuela, me hace ver siempre como una idiota, esperando a que algo realmente humillante me suceda para poder tomar una foto o un video y después dejarme en ridículo. Ella solamente se empeña en hacer mi vida miserable, no quisiera nadie meterse con ella, es cruel, despiadada, cero corazón.

La razón por la que la mencionada y yo no nos llevamos como pan y leche, es que de todos los estudiantes del colegio, yo fui la primera en enfrentarme a ella, darle la cara, cuando ella molestaba sin sentido alguno a una de las chicas más dulces y tiernas que conozco: mi compañera y única amiga Fluttershy.


La verdad, no me arrepiento de haberla defendido en aquella ocasión que les comento de Sunset, pues hacer una amiga fue un cambio para mí en la secundaria, me ayudó mucho a darme cuenta que talvez no los estudios lo son todo en la escuela, aunque Fluttershy pueda ser tan cascarón de huevo como yo, pero por diferentes razones, ella es muy tímida, me ha hecho ver que tener amigas puede ser positivo para mí, más siendo una nerd, mi número de amigos no es positivo.


Ella siendo mi única amiga, es con la que me puedo abrir más, contándole hasta mis más íntimos secretos…bueno puede que ella sepa uno que otro, sin embargo, no conoce uno de los más secretos que tengo: estoy enamorada de Flash Sentry, el chico más popular de Canterlot High.


Estoy consciente de que no existe las relaciones entre chicas nerds y chicos populares, más no puedo evitarlo, como podría hacerlo siendo el hombre más apuesto que conozco: es tan atractivo, muy divertido y gracioso, muchos populares pueden ser unos cabezotas, pero él es realmente amable y lindo, y es taaaaaan sexy, hum, hum, hum.

En cambio, yo ni novio he tenido alguna vez, lo único que sé de chicos es que usan tales orinales y les encanta la carne, soy tan solitaria como Fluttershy, solo he dado besos a mi madre y mi padre, en la mejilla., y mi inteligencia nadie la entiende.

Siempre me he preguntado por qué casi nadie socializa con la gente lista, es de lo más importante en la escuela, supongo que le gente popular siendo de IQ bajo, no abre los ojos.

Como sea, me tengo que preparar para el día de mañana, libros, libretas, apuntes, ropa que usaré para mi día. Creo que está todo listo, espero que mañana mi amanecer escolar comience en un crepúsculo brillante.

Nueva cara

Al día siguiente, Lunes, Twilight ya estaba lista para ir a la escuela, en compañía de su hermano menor Spike y su hermano mayor Shining Armor, quienes eran llevados en su auto por su padre Night Light, aunque las ganas de la joven no eran del todo grandes, pues en el trayecto sugirió que pasaran por su amiga Fluttershy para acompañarles, pero al momento de llegar a su casa, se enteró de que había enfermado de gripe y debía quedarse en casa al menos hasta mañana. Esto desaminó a Twilight, era el primer día y debía pasarlo al menos sin su única amiga y peor, era el primer día de clases, era importante que cada estudiante estuviese presente.


Cinco minutos después de haber llegado a la escuela, y que Twilight tomara su propio camino diferente al de sus hermanos, Spike tomaba clases en un área lejos del de ella por ser menor de edad y Shining quien era entrenador del equipo de futbol, se dirigió a su casillero para dejar algunos de los libros, entonces se miró en su espejo, de nuevo reflexionando sobre la apariencia física de su rostro, pues se dejaban apreciar uno que otro granito y además usaba algunas gafas, otra burla para ella.

Una vez que salió de sus pensamientos, cerró su casillero y se dirigió a su primera clase, sin embargo y sin ningún aviso una voz conocida que no quería ni esperaba escuchar la hizo detener sus pasos.

-¡Oye! ¿Qué hay de nuevo Cerebrito?- la llamó una chica de pelo ondulado de colores amarillo y rojo, quien usaba una blusa color púrpura con una marca de sol en ella, sobre esta una chaqueta color negra, falda color anaranjado y botas de cuero negras y flamas rosas, ella no era otra más que Sunset Shimmer.

Twilight trató de ser valiente, así que volteó en dirección a ella quedando cara a cara con la cruel joven.

-¿Qué es lo que quieres Sunset, tengo que ir a clase?- replicó la peli púrpura frunciendo el ceño.

Sunset comenzó a reírse.

-Mírate nada más, ¿te das cuenta de lo que estás usando? Te ves totalmente estúpida, dime ¿No te da vergüenza ser tan fea?-


Twilight simplemente miró su ropa, usaba una blusa color blanco con mangas, por encima una camisa sin tirantes color ocre de botones, una falda color púrpura, medias oscuras y zapatos de tacón negros, su pelo estaba recogido en un Moño

Los estudiantes que estaban cerca se acercaron para ver la discusión y luego de ver a Twilight comenzaron a reírse, las mejillas de esta se tornaron del color de un tomate, entonces sintió que unas lágrimas frescas se asomaban en sus ojos púrpuras cuando las burlas aumentaron, sin embargo, no podía pareces débil ante Sunset, así que trató lo más posible de contenerlas.

Para evitar seguir escuchando todas las risas de los jóvenes, se dio vuelta y salió del pasillo, dejando a Shimmer con una sonrisa de satisfacción en su rostro.

-Pobrecita, qué patético ser una Cerebrito- susurró para sí misma Sunset con una risita

La clase de historia ya había comenzado hace cinco minutos, Twilight trataba de olvidar lo ocurrido hace un momento, más le era imposible, pues esa no era la primera vez, ella como muchos otros estudiantes, como Fluttershy habían sido víctimas de constantes fastidios de Sunset, tratar de despejar su mente de todas las burlas que le había otorgado no era sencillo, eran realmente humillantes.

De pronto la puerta del aula se abrió, entró una chica de pelo de siete colores, jos violetas, una camisa negra, por encima una sudadera cian que le llegaba al ombligo, falda de mezclilla azul y zapatillas de deporte cian. La profesora, la señorita Cheerilee fijó su mirada molesta en ella.

-Señorita Dash, pensaba que ya no venía, me puede explicar por qué llegó…- miró su reloj de mano-…cinco minutos tarde a la clase?-

-Se me hizo tarde, el tráfico y esas cosas- respondió la joven como si no le importase

-Ese no es pretexto, usted debe llegar a la hora que es, así que trate de levantarse más temprano-

-Oiga agradezca que llegué- susurró para ella

-¡¿Qué dijo?!-

-Nada-


-La próxima la mandó a detención, escuchó?- Dash asintió- Bien, vaya a tomar asiento al lado de la señorita Sparkle-


-Oh no! ¿Al lado de la Cerebrito?- se quejó Rainbow


Al instante la clase comenzó a reír discretamente.


-¡¿Qué cosa?!- pidió Cheerilee


-Ya vio cómo está vestida, parece secretaria, no estudiante- bromeó la de pelo arcoíris


Todo el mundo volteó a ver a Twilight sólo para reírse más, entonces ella se encogió de hombros lentamente en vergüenza.


-¡Ya basta! Ahora sí, ¡Detención!- le gritó la profesora


-¡¿Qué?! ¿Por qué?-


-Por burlarse de su compañera, y por negarse a una orden mía, ahora pídale una disculpa a Twilight-


Rainbow Dash se volvió hacia Twilight.


-Dame una disculpa Twilight- bromeó Dash


Toda la clase estalló en risas por aquel chascarrillo.


-¡¿Qué fue eso?!- pidió Cheerilee


-Usted me dijo que le pidiera una disculpa y eso hice- contestó entre risas la peli arcoíris


-¿Haciéndose la chistosita, no? ¡Doble detención!-


-Pero…-


-¡Sin peros! Ahora sí, discúlpese-


Dash volvió a mirar a Sparkle.


-Lo siento- dijo con una voz grave y forzada


Entonces fue a sentarse a su lado. La señorita Cheerilee volvió a la clase. Más de lo que nadie era consiente era que Twilight soltaba algunas lágrimas en silencio, apenas iba comenzando el día y ya le habían hecho dos burlas, lo peor es que estaba sola en ese momento, como deseaba que Fluttershy estuviese ahí, seguramente le diría algunas palabras confortantes como sólo ella sabía hacerlo, con una gran dulzura. No era justo, ¿Qué tenía de malo ser inteligente? Era motivo de burla? Tristemente para ella sí.


Rainbow Dash suspiró luego de saber que tenía doble detención ya en el día, no era la primera ocasión, pero sí le sentaba muy molesto, trató de ir al corriente de la clase, pero debido a que no tenía ni la más mínima idea de Historia y había llegado tarde, no sabía qué demonios era lo que la profesora decía.


Furtivamente dio una mirada a Twilight, notando que su libreta tenía escrito parte del apunte de las explicaciones de Cheerilee, así que sin pensarlo dos veces, comenzó a copiar de sus notas, sin embargo, se detuvo cuando vio algo en las hojas, estaban húmedas, fue cuando se dio cuenta de que ella estaba llorando.


-Estás, ¿Llorando?- se sorprendió Dash, sonando extrañamente culpable. Cabe destacar que ella había formado parte una que otra ocasión en las burlas hacia Twilight, sin embargo, solamente creía que eran bromas leves, que nada más terminaban en una gran risa y luego la Cerebrito volvía a reponerse, nunca había visto que las risas contra ella la condujeran a las lágrimas, Rainbow no sabía cómo sentirse ahora.


Twilight metió los dedos debajo de sus gafas para limpiar el líquido de sus ojos y luego sus mejillas.


-No importa- contestó sin más.


Dejó caer la bandeja de su almuerzo con un suspiro, se sentó en la mesa de la cafetería más alejada de los chicos que pudieran hacerle burla, de su mochila tomó un libro para dar un repaso a la lección de hoy de Historia y de paso otras más. Mientras hacía sus dos actividades en la mesa, sus oídos se animaron cuando escuchó la silla de al lado en la que estaba arrastrarse, para su sorpresa, encontró con que era la chica de cabello de arcoíris la que se encontraba junto a ella.


-Oye- la llamó


Twilight frunció el ceño. -¿Qué? ¿Viniste a pedirme otra disculpa?-


-No, solo…quería…disculparme-


Esta declaración la dejó confundida, ¿Disculparse? Desde cuándo se disculpaba con ella, o mejor, cuando ALGUIEN se había disculpado con ella. Clavó sus ojos en ella.


-Oh, está bien, ya estoy acostumbrada de todos modos- contestó suavemente


Rainbow no perdió más tiempo y estaba lista para irse, era seguro que Twilight no tenía ánimos de hablar, así que tomó su mochila, se levantó y la puso sobre su hombro, lo que ella no sabía es que esta se encontraba medio abierta por lo que de esta cayo a los pies de la chica de pelo morado algo que lo último que deseaba era que cayese y que los demás vieran, aquello era…un libro, pero no un libro de texto de alguna asignatura, sino uno de lectura. Twilight lo notó y al instante se quedó sin palabras, cuando recogió dicho libro reconoció su portada, decía: Daring Do y la búsqueda de la piedra de zafiro. Ella conocía ese libro, era uno de sus favoritos, pero no era aquello lo que le sorprendía, sino que Rainbow Dash, una chica atlética y de una actitud relajada como ella, se tomase tiempo para la lectura.


Miró que Dash se alejaba, ignorante de que Twilight había visto su secretito, así que se levantó y corrió para alcanzarla.


-Eh, espera-


Rainbow Dash volteó y vio a Twilight aproximándosele.


-¿Qué pasa?-


-Se te cayó esto- respondió enseñándole el libro


En ese momento Rainbow deseaba desaparecer de ahí y llegar a un lugar muy lejos, no podía estarle pasando eso, alguien había descubierto que llevaba consigo un libro de lectura.


-Q…q…qu..qué? E…eso, eso no es mió- tartamudeó tontamente


-Si lo es, cayó de tu mochila que traes entreabierta, deberías cerrarla-


-Shhhhhhhhhh- la hizo guardar silencio, asegurándose que nadie en la cafetería hubiera visto aquello, rápidamente tomo el libro de sus manos y lo guardó en su mochila de nuevo.


-Qué pasa? No tiene nada de…-


-Por favor no se lo digas a nadie- comenzó a rogar Dash


-Escucha yo…-


-Por favor, lamentotodoloquetedijelamentohabermereídodetíalgunasvecesporfavornoselodigasanadiesinotodosdiránqueamimegustaleeryafectaráamireputacióntedarétodoloquequierasmedejarédereírdetíparasiempre…-


-¡Oye!- cayó todo su largo, rápido y confuso suplico- Descuida, no tiene nada de malo leer, a mí también me gusta mucho ese libro, y… no te preocupes, no se lo diré a nadie-


-¿En serio?-


-Sí, pero…-


-Oh, gracias, gracias, gracias…- detuvo su gratitud dándose cuenta de que había algo más que tenía que decir- escucha…siento haberme reído de ti hace rato en Historia, y, también por otras ocasiones, es que…-


-Descuida, no has sido la única, y como dije, ya estoy acostumbrada-


-Gracias, y también por no decirle a nadie sobre…tu sabes- señalo con la cabeza su mochila


Rainbow se volteó para alejarse, pero se detuvo apenas unos pasos, volteó y regresó hacia Twilight.


-Sabes Cerebri…Twilight, ahora me doy cuenta de que no sé cómo se pueden reír de ti, tú no eres como los otros creen, eres una gran chica, talvez tan grandiosa como yo, ja-


Las dos rieron.


-Juntémonos alguna vez- concluyó, dio media vuelta y se fue.


Twilight quedó muy feliz, alguien se había disculpado sinceramente con ella y quería ser su amiga.


Aquí termina el capítulo, no hubo momentos de Twilight y Flash en este, pero no se preocupen, en el siguiente si lo habrá, por el momento hasta aquí. Hasta entonces, cuídense…


Y recuerden, Dejar comentario es Mágico.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.