FANDOM


Acondicionamiento mágico
Pertenece a: Trapezium
Clasificacion Para todo público
Género Misterio, acción.
Estado Terminado
Ambientada en Ponyville, Equestria
Personaje (s) Burning Fury y otros más.
Cronología
Especialistas y medicamentos Acondicionamiento mágico Mírate al espejo... otra vez
Este fanfic es la secuela de Especialistas y medicamentos, y el cuarto capítulo de Digression.

Sinopsis

Burning, ya con sus correspondientes medicamentos, solo le queda empezar a consumirlos y observar como reaccionará su cuerpo ante estos.

Relato del capítulo

Se encontraba Burning en la mañana leyendo algo; parecía ser una caja de remedios.

  • Burning Fury: (Leyendo) Para mayores de catorce años consumir una pastilla por cada dos días... entonces estas pastillas deben de ser bastante pesadas para el cuerpo.
  • Stone Miner: (Interrumpe a Burning) Oye hija, sabes que un día de los que estabas en el hospital me entregaron una hoja con tus calificaciones en una reunión de apoderados.

Por alguna razón, Burning, al escuchar esto, abrió mucho los ojos, como si de algo temiese.

  • Stone Miner: (Preocupado) Están todas las asignaturas perfectas, excepto una (le muestra la hoja y dicha asignatura) ¿Qué paso ahí Burning? ¿Por qué tienes casi lleno de calificaciones minimas en educación física?

Burning se sentía muy incomoda y avergonzada. Nunca contó con que entregarían un informe de calificaciones, rara vez los hacían. Además, ella nunca había querido que su padre o su madre se enterasen de que tenía malos resultados en una asignatura, fuese la que fuese.

  • Stone Miner: Necesito que me expliques, porque inevitablemente esto me puede hacer pensar muchas cosas ¿Acaso el profesor o profesora abusa mucho con el trabajo físico? ¿Acaso tienes algún otro problema físico a parte de tus músculos y huesos?
  • Burning Fury: No papá, cómo crees. No es otro problema físico, pero se podría decir que es algo cercano.
  • Stone Miner: ¿Pues qué ocurre entonces?
  • Burning Fury: Lo que sucede es que... en educación física nos están haciendo practicar magia.

A Stone le pareció algo raro lo que le dijo Burning, por lo que la miró con extrañeza.

  • Stone Miner: ¿Magia? ¿En educación física? La verdad es que la magia no está tan vinculada a lo físico.
  • Burning Fury: ¡No tiene sentido! ¡Yo odio la magia a pesar de que soy una unicornio! ¡A penas puedo usar telequinesis a corta distancia y me piden realizar hechizos que parecen imposibles!

Así estuvieron discutiendo del tema por unos minutos, hasta que miraron la hora y se dieron cuenta de que ya era algo tarde para ellos.

  • Stone Miner: Tal vez yo pueda hablar con algún profesor particular de magia, es lo mejor que se puede hacer. No es posible cambiar a esa profesora por otra.
  • Burning Fury: Tal vez, pero aún así la ma... (mira la hora) ¡Demonios pero si ya es muy tarde!
  • Stone Miner: ¡Es verdad!

Se despidieron y se fueron a sus correspondientes destinos. Pero Burning, a penas se alejo unos pocos metros de su casa, piso algo extraño. Lo tomó con uno de sus cascos y lo observó detenidamente; parecía ser un cintillo.

  • Burning Fury: Está lleno de pelos, como si alguien se lo hubiera quitado violentamente. (Mirando los pelos) Hmm... son de color violeta...

Flashback...

  • Policía: Logramos encontrar algunos vellos blancos justamente alrededor de esta casa, vellos que también se encontraban en los lugares donde se efectuaron los demás asesinatos.

Fin del Flashback...

  • Burning Fury: (Pensando mientras camina lento) Vellos blancos... piel blanca y cabello violeta... creo que he visto a alguien con ese aspecto, pero en este momento no logro recordar su nombre.

Burning siguió caminando lentamente hasta que detuvo el paso al ver que las ramas de los árboles de un bosque que estaba cerca de ahí se movían; incluso le pareció ver la silueta de un poni. La curiosidad terminó por matarla y decidió ir cerca de dichos árboles para ver que era.

Con curiosidad y algo de miedo, Burning fue acercándose, y mientras más se acercaba, más lento lo hacía, ya que no tenía idea de que podía ser lo que estaba en aquellos árboles.

  • Burning Fury: (Caminando) A veces pienso que estoy cometiendo la peor decisión de mi vida.

Cuando Burning ya se encontraba bastante cerca del lugar, empezaron a escucharse gruñidos, como si alguien estuviese tratando de quitarse algo de encima desesperadamente.

Burning trató de ver de que se trataba, pero ello se le hacía imposible debido a los múltiples arbustos y árboles que habían ahí, pero aún así, ella intentó quitar las múltiples ramas y hojas de su vista, y cuando hizo esto, vio exactamente lo que esperaba ver. Se trataba de una poni terrestre de piel blanca y cabello violeta; pudo ver sus ojos por tan solo un segundo, pero se dio cuenta de que tenía un brillo antinatural en estos.

Burning se escondió rápidamente después de esto, pero inesperadamente, la poni que se encontraba en medio del follaje lanzó un grito furioso, lo que hizo a Burning creer que la había visto, por lo que esta no pudo hacer otra cosa que correr lo más rápido que le fuese posible.

Burning siguió corriendo hasta llegar a la escuela, donde tuvo que parar debido al cansancio. Respirando fuerte, se dirigió a su sala, pero al llegar, vio que ya estaban en clases, y ella había llegado atrasada.

  • Burning Fury: (Respirando fuerte) Demonios, esta es la segunda vez que llego atrasada a clases en toda mi vida, que estúpida soy (toca la puerta de la sala).

En algún otro lugar...

  •  ???: (con tono siniestro) Vaya... al parecer el jefe se excedió un poco al usar su magia en esa terrestre. (Se ríe un poco) Ya ni siquiera tiene control sobre si misma.
  •  ???: (Con frustración) ¡Yo le dije a esa tipa que no hiciera algo así! ¡Pero ahora les está dejando pistas a todos a cerca de nuestra presencia!
  •  ???: Tranquilízate... tampoco es para tanto... tan solo debemos darles un pequeño susto más y no sabrán que hacer otra vez, recuerda, como dijo el jefe, el miedo bloquea la mente de los que no saben dominarlo, nosotros usamos el miedo para apoderarnos de la mente de los demás.
  •  ???: Oye, y, ¿Qué te parece si yo y mis otros compañeros les damos ese susto a esos ponis?
  •  ???: Pues me parece bien, pero solo un susto, no mates a nadie... al menos por ahora (se ríe de forma malévola).

De vuelta a Ponyville...

Ya había terminado la jornada de clases, y Burning ya iba rumbo a su casa, pero aquella tarde no sería como cualquier otra para ella.

  • Burning Fury: (Abriendo la puerta) Qué día más extraño a sido este (Se sorprende) P... papá ¿Qué haces aquí? (Mira a la poni que estaba al lado de Stone) ¿Y quien es usted?
  • Stone Miner: Hola Burning, ella es Atom Mist, y será tu profesora de magia por un tiempo.
  • Atom Mist: (Se acerca a Burning) Buenas tardes.
  • Burning Fury: (algo confundida) Eh... buenas.
  • Atom Mist: Tu padre me dijo que tenías problemas con la magia, así que el me contacto y quedamos en que vendría aquí de lunes a jueves.

La poni tenía un aspecto serio y frío, y a Burning no le agradó mucho la idea de que su padre llegara con una profesora particular de repente.

  • Atom Mist: Con permiso, debo ir al baño.
  • Stone Miner: Sí, no hay problema, está al final del pasillo.
  • Atom Mist: (Se dirige hacia el baño y cierra la puerta).

La casa se quedó en silencio por un rato, hasta que Burning rompió el silencio con un tono algo fastidiado.

  • Burning Fury: (Un poco molesta) Papá... tampoco era necesario que hicieses esto.
  • Stone Miner: ¿Y acaso quieres quedarte todas las clases de educación física parada sin saber que hacer?
  • Burning Fury: No, pero esto es algo físico, por alguna razón mi magia está muy reducida, y a duras penas puedo usarla.
  • Stone Miner: Pero eso es más que nada porque nunca has practicado con magia.

Atom Mist salió del baño y Burning y Stone dejaron de discutir. Atom se acercó nuevamente a Burning y le observó con un rostro serio que parecía ser característico de ella, y por último le hablo.

  • Atom Mist: Bueno, por supuesto que las clases de magia comienzan a partir de hoy.

Burning le quedó mirando por unos segundos, mientras Stone se alistaba para volver a su trabajo rápidamente.

  • Stone Miner: Si me disculpan, debo apresurarme para volver al trabajo (abre la puerta y se va) Hasta luego.

Se despidieron, y una vez Stone salió por la puerta, Burning y Atom empezaron a conversar y a conocerse un poco más, para después comenzar con la primera lección de magia.

  • Atom Mist: Muy bien, ahora que nos conocemos un poco más, podemos comenzar con lo principal. Primero comenzaremos a trabajar con magia de forma general, es decir, con cosas básicas, porque obviamente siempre se comienza por cosas pequeñas.
  • Burning Fury: Pues bien.

Las primeras clases de magia fueron muy difíciles para Burning, pero solo tuvieron que pasar unos cuantos días para que ella empezara a acostumbrarse poco a poco. Los primeros días practicaron cosas básicas como telequinesis, para después de unos días dar lugar a cosas un poco más complicadas como la teletransportación o lanzar rayos de magia.

A medida que Burning mejoraba con la magia, de la misma forma lo hacía físicamente, muy gradualmente, pero mejoraba, y con ello, aquellos medicamentos que le habían nombrado demostraban tener efectos positivos.

  • Burning Fury: ¡Demonios! ¡No puedo hacerlo!
  • Atom Mist: No te desesperes, eso es lo peor que puedes hacer. Debes concentrarte al máximo, como si tú y el lugar donde te quieres teletransportar fuesen lo único que existe en el universo.
  • Burning Fury: (Cerrando los ojos y concentrándose, comienzan a salir unas chispas de magia de su cuerno)
  • Atom Mist: Vaya, lo lograste.
  • Burning Fury: (Siete metros más adelante) ¡Lo hice! ¡No puedo creerlo!
  • Atom Mist: Es algo pequeño, pero por las cosas pequeñas se empieza, además, un pequeño movimiento te puede salvar la vida a veces.

En las horas de educación física, muchas yeguas seguían riéndose de ella, pero no le daba mayor importancia, porque ella sabía que al menos estaba tratando de mejorar.

Cada día Burning se sentía un poco más fortalecida, cada día podía hacer un poco más de fuerza, y a la vez mejoraba un poco más con la magia.

  • Burning Fury: Hmm... me pregunto si... (se coloca en posición para hacer flexiones y logra hacer una con mucho esfuerzo) Vaya, puedo hacer una ¡Ouch! (se da vuelta en el suelo) pero ahora me duelen mis cascos, pero al menos puedo hacer una, lo que antes no hacía ni en broma.

Ya habían pasado casi tres semanas desde que Burning había iniciado con sus clases de magia, y era un bello y relajante día Viernes, y ella se dirigía a casa, y cuando llegó y abrió la puerta, se encontró con una gran sorpresa; Day Glow y Mystery ya habían salido del hospital, aún tenían algunas vendas, pero ya se habían recuperado en su mayoría.

  • Burning Fury: ¡Mamá! ¡Mystery! (Las abraza) Qué bien que salieron del hospital.
  • Day Glow: Qué alegría el vernos de nuevo.
  • Mystery Notes: Sí.

Day ya tenía preparado un delicioso almuerzo, por lo que a Burning le surgió la curiosidad de preguntarle a su madre a qué hora habían vuelto.

  • Burning Fury: ¿A qué hora volvieron del hospital ustedes?
  • Day Glow: Más o menos como a las nueve y cuarto.
  • Burning Fury: Hmm... vaya. Hoy parece un día muy agradable ¿Verdad que sí?
  • Day Glow: Sí, muy agradable.

En el almuerzo conversaron, rieron, comentaron sobre distintas cosas, etc. Ya después de haber almorzado, Burning se encontraba recostada en su cama. Se sentía extraña, rara vez no tenía nada que hacer, y en esas ocasiones aún así sentía la necesidad de hacer algo que no fuese solo quedarse en la cama.

  • Burning Fury: (Bajando las escaleras) ¡Mamá! (Llega abajo mientras su madre lava los platos) Tal vez yo puedo hacer eso por ti.
  • Day Glow: ¿Hmm, por qué?
  • Burning Fury: No lo sé, solo que siento que debo hacer algo productivo, además, tú recién hoy llegaste a casa, aún deberías estar descansando.
  • Day Glow: (Suspira) Está bien, si tu insistes.

Burning se dedicó a lavar los platos, y lo hizo bastante rápido. Después de unos minutos de haber lavado los platos, sonó el teléfono de la casa, y ya que Burning era la que estaba más cerca de el, ella contestó.

  •  ???: Hola ¿Burning?
  • Burning Fury: (Algo asombrada) ¿Water? ¿Qué pasa? ¿Por qué llamas a mi casa?
  • Water Trail: Sí, eso, te llamo para avisarte de algunas cosas (se ríe incómodamente).
  • Burning Fury: ¿Qué... cosas?
  • Water Trail: Pues verás, la próxima semana tenemos un montón de exámenes importantes.
  • Burning Fury: ¡¿Qué?!
  • Water Trail: El lunes tenemos examen de... (alguien lo golpea y este grita).
  • Burning Fury: ¡¿Qué diablos?! ¡¿Water?!
  •  ???: (Con voz siniestra) Despídete de tu amigo niña (corta).

Burning quedó atónita, no tenía idea de lo que había pasado. De repente, algunos ponis comenzaron a caer del cielo, los cuales eran pegasos, como si algún otro poni los hubiese golpeado fuertemente desde arriba. Burning se acercó a las ventanas para ver lo que ocurría, y se dio cuenta de que, entre los ponis que habían caído desde el cielo, estaba Cloudlight. Burning casi instantaneamente quiso salir a ayudarla, pero al salir, esta miró accidentalmente hacía arriba, y vio cuatro siluetas de ponis que se encontraban flotando sobre Ponyville.

  • Burning Fury: (Abre la puerta) ¡Cloudlight! (mira hacia arriba) ¡¿Q... qué demonios... es eso?!

Los extraños comenzaron a lanzar algunos rayos de magia aleatoriamente, y uno de esos rayos se dirigía a Cloudlight, quien aún estaba tratando de levantarse por la fuerte caída.

  • Burning Fury: ¡¡Cuidado Cloudlight!! (la empuja y esquivan el rayo).
  • Cloudlight Sounds: (Adolorida) ¡Ouch! Todo el cuerpo me duele ahora, ni siquiera puedo levantarme.

Otro rayo se dirigía hacia ellas, pero esta vez llegó Water para ayudarlas, y nuevamente esquivaron otro rayo. Después de eso, los desconocidos bajaron a tierra sin que los chicos se diesen cuenta. Comenzaron a atacar a los ponis que estaban cerca del lugar, muchos ponis corrían despavoridos por los caminos de Ponyville.

Uno de los tipos del grupo se giró y se encontró con que Burning, Water y Cloudlight estaban cerca de él. Estos al darse cuenta de aquello, dieron unos cuantos pasos atrás para después salir de ahí lo más rápido posible. Trataron de desviarse varias veces, pero el otro poni era muy rápido y siempre terminaba por teletransportarse en frente de ellos. Siguieron tratando de escapar, hasta que llegaron a un callejón sin salida, con el otro sujeto a unos cincuenta metros de distancia.

  •  ???: ¡Son ágiles para ser sujetos comunes y corrientes! ¡Pero debo decirles que el juego se ha terminado! (enciende un aura verde su alrededor y lanza un rayo de magia grande).
  • Water Trail: (Aterrorizado) Estamos perdidos.
  • Burning Fury: (Mira a su alrededor) No lo creo.

El grupo de amigos quedó paralizado por unos instantes, pero de repente Burning tuvo una idea.

  • Burning Fury: ¡Water, tú siempre tienes un encendedor en tu bolso! (saca un encendedor del bolso de Water).

Burning tomó un recipiente con bencina que había cerca de ahí, prendió el encendedor, y lanzó ambos juntos sobre una tubería de gas que estaba rota. Se produjo una gran explosión, la cual logró contrarrestar al rayo de magia, y por suerte las construcciones que estaban cerca de ahí no sufrieron grandes daños, y tampoco lo hicieron los chicos.

El humo se desvaneció, pero cuando lograron ver a través del humo, el poni había desaparecido. Miraron hacia arriba, y resultó ser que se estaban yendo.

  • Burning Fury: ¡¿Qué?! ¡¿De repente se van?!
  • Water Trail: De la misma forma que llegaron se fueron.
  • Cloudlight: (Adolorida) Oigan chicos ¿Me podrían ayudar un poco? Por culpa de esa caída ahora me duele todo el cuerpo.
  • Burning Fury: Si quieres te llevamos a casa.

Y así lo hicieron, y al llegar a la casa de Cloudlight, entraron y la dejaron recostada en su cama, se despidieron de sus padres, que ya se encontraban en la casa, y luego salieron para despedirse entre ellos dos.

  • Water Trail: (Se restriega la cara con uno de sus cascos) Ughhh que viernes más alocado.
  • Burning Fury: Sí, y por cierto Water ¿De que exámenes me ibas a hablar cuando llamaste a mi casa?
  • Water Trail: Oh cierto, para el lunes fijaron un examen de matemática, para el martes uno de química, para el miércoles uno de historia, y para el viernes uno de biología.
  • Burning Fury: Demonios, por qué no te pregunté yo misma, ahora debo llegar a casa a estudiar. Adiós.
  • Water Trail: (Un poco fastidiado) Burning.

Hubo un pequeño silencio entre ellos por un momento, y Burning estaba algo confundida por el tono de Water. Se giró y ella misma rompió el silencio.

  • Burning Fury: ¿Qué ocurre Water?
  • Water Trail: ¿Por qué te desesperas tanto? Tú ya estás preparada para casi cualquier examen.
  • Burning Fury: ¿Y por qué me dices eso?
  • Water Trail: Es que... a veces pienso que te sobreexiges innecesariamente.
  • Burning Fury: ¿Yo, sobreexigirme? Claro que no, además, yo prefiero nunca confiarme.
  • Water Trail: ¡Tú sola te estresas Burning! Deberías relajarte un poco, convivir más con otros ponis. Yo siendo más tímido que tú me relaciono más con mi entorno.
  • Burning Fury: (Algo molesta) ¿Y para qué quiero relacionarme con los demás? ¿Para que me ignoren? Ja, no gracias.
  • Water Trail: Eres demasiado cerrada, a veces incluso pienso que eres algo amargada.
  • Burning Fury: Sería mejor que dejáramos el tema hasta ahí, si no nos enredaremos mucho.
  • Water Trail: (Suspira) Está bien. Haz lo que quieras.
  • Burning Fury: Adiós.
  • Water Trail: Adiós.

Burning se dirigió rápidamente a su casa, ya que pensó que su madre y su hermana podían estar muy preocupadas por ella. Y efectivamente, cuando Burning abrió la puerta de su casa, Day y Mystery fueron a recibirla de inmediato.

  • Day Glow: ¡Burning! ¿Dónde estabas?
  • Burning Fury: Ah solo fui a dejar a Cloudlight a su casa con Water.
  • Day Glow: Estabamos muy preocupadas por ti.
  • Burning Fury: Bah, tampoco es para tanto.
  • Day Glow: Con lo que pasó hace un rato, claro que lo es.

El resto del fin de semana, Burning solo se dedicó a estudiar, y a estudiar. Como Water le había dicho, ella sola se estresaba, debido a que no tenía idea de lo que tratarían exactamente esos exámenes que él le había nombrado.

Para la noche del domingo, Burning se encontraba muy exhausta, lo que causó que, después de que se lavara sus dientes para ir a dormir, inconcientemente se tomase dos de sus pastillas, siendo que el día anterior ya había consumido una.

Burning no durmió lo suficiente aquella noche, ya que se había quedado estudiando hasta las dos y media de la madrugada.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.